.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: Fugas de las prisiones franquistas (3). La marcha de los 100 días. http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

Fugas de las prisiones franquistas (3). La marcha de los 100 días.

En muchos lugares de España aún se sigue rememorando a los "Maquis", como demuestra este graffitti en un muro de la población barcelonesa de Sallent de Llobregat. Fuente: WikiPedia

Cuando el «Caudillo» vencedor en la contienda civil española firmó el último parte oficial de guerra -1 de abril de 1939 -, ignoraba que el histórico documento no reflejaría jamás toda la verdad. Porque esta verdad era que de aquel «Ejército rojo, cautivo y desarmado», existían todavía unidades irreductibles en diversos lugares de la geografía peninsular. Sería entonces cuando empezara realmente el verdadero movimiento Guerrillero en España aunque en realidad hacía ya tres años que existía pero que aún debería alcanzar su momento más espectacular en los años 1944-1950.

Nunca fueron muchos, pero les apoyaba una amplia red de colaboradores, los “enlaces”. Eran conscientes de que por sí solos no derrocarían al régimen franquista, sino que tenían que ser los catalizadores de un movimiento popular que pusiera fin a la dictadura.

Octubre de 1944. Los aliados están barriendo a los alemanes y la Francia ocupada está dejando de serlo. Muchos exiliados españoles que han estado luchando en la Resistencia contra los nazis ponen en marcha la invasión del Valle de Arán. Nombre en clave: "Operación Reconquista de España". Fuente: Historias con Historia
Al principio les llamaban los “maquis”, vocablo francés para denominar al paisaje de arbustos y matorrales en el que muchos republicanos españoles habían luchado contra las fuerzas de ocupación alemanas en Francia, tras la derrota en la Guerra Civil. Sinónimo de resistencia y de guerrilla, ellos preferían sin embargo autodenominarse Guerrilleros y en cada zona en la que luchaban fueron conocidos como “los del monte”, “fugados”, “fuxidos” o “emboscados” entre otros apelativos.

La enumeración de todos los hechos llevados a cabo por las diversas Agrupaciones de la Guerrilla anti-franquista es una tarea que nos llevaría a extendernos en exceso y que merece ser tratada en varios capítulos más adelante.


Miembros del XIV Cuerpo de Ejército Guerrillero del Ejército Popular de la República. Conocidos como "Los Niños de la Noche", constituían una unidad especializada en la guerra de guerrillas para desestabilizar las lineas franquistas. Eran autosuficientes, combativos, bien pertrechados, con experiencia en demoliciones y supervivencia. El ejército franquista llegó a publicar pasquines y anuncios en los periódicos con cuantiosas recompensas por su captura. Fuente: Paisajes de la Guerrilla
En esta ocasión me limitaré a narrar una proeza, la historia de seis guerrilleros de la Agrupación Guerrillera Málaga-Granada, que lograron culminar con éxito una marcha a pie, a través del campo, de más de 1.000 kilómetros, desde el 6 de Junio de 1952 hasta el 14 de Octubre del mismo año, casi siempre de noche, desde la sierra de Lújar, cercana a Motril (Granada) hasta Francia, con numerosas patrullas de la Guardia Civil guiadas por un delator, persiguiéndoles con saña hasta el final.

Fuente: Cosas mías
En 1952, después de escribir algunas páginas gloriosas, la Guerrilla estaba casi terminada. La feroz represión llevada a cabo por la Guardia Civil había dado sus frutos. Ya no sólo iban a por los Guerrilleros en la sierra, donde había numerosas bajas. También contra todos aquellos que suponían que eran sus enlaces. Se vuelve prácticamente imposible el aprovisionamiento de víveres y la recogida de información.

Padres y esposas de los Guerrilleros fueron detenidos y asesinados después de sufrir espantosas torturas y vejaciones sin cuento. Los Guerrilleros que desertaban eran utilizados en contra de sus ex-compañeros obligándoles a revelar las bases donde éstos recogían
alimentos y otros objetos de primera necesidad.

Mas del Osar (Nogueruelas, Teruel), lugar de cruces entre masoveros, guerrilleros y Guardia Civil. En este extenso territorio, que abarca las provincias de Cuenca, Teruel y Valencia se movía la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA). Fuente: El Canto del Búho
Abandonados a su suerte por un Partido Comunista que había creado la Guerrilla para que las potencias democráticas vieran que aún había un ejército que luchaba por el restablecimiento de la República, pero que cambió de táctica cuando se demostró que éstas, lejos de ayudar a los luchadores anti-franquistas, ayudaban cada día más abiertamente a la dictadura, los días de la Guerrilla estaban contados.

Sólo quedaban 7 hombres en la sección que mandaba “Pablo”. Después de pensarlo mucho optaron por huir antes de que los mataran a todos. Era más fácil decirlo que hacerlo. Su decisión implicaba ir andando desde la sierra de Lújar (Motril) y atravesar toda España hasta pasar los Pirineos e internarse en Francia. Y ello unido a las dificultades de la extremadamente agreste geografía de nuestro país.


Estuvieron de acuerdo en que para lograrlo deberían observar a rajatabla las tácticas guerrilleras: caminar sólo durante la noche, guardando una distancia entre ellos de unos 15 metros, no utilizar caminos ni carreteras, no cruzar nunca un puente, evitar las poblaciones, no fumar mientras caminaban…



Se constituyó una verdadera red represiva contra los guerrilleros. La Guardia Civil era a menudo acompañada en sus acciones por somatenes (voluntarios civiles armados, generalmente falangistas y derechistas radicales), guardias jurados y forestales de los municipios afectados por la actividad guerrillera. Fuente: La Opinión de Coruña
No podían sospechar que el primer obstáculo lo tendrían antes de salir. Su compañero “Martín” había desertado aprovechando que estaba de guardia. Temiendo que les delatara, se pusieron rápidamente en camino hacia la sierra de Cazorla. Su temor se vio confirmado, aunque Martín” tardó varios días en delatarles, lo que les dio una cierta ventaja sobre la Guardia Civil.

A los pocos días, sin embargo, tuvieron un encuentro con la “Benemérita”. Dos de los guerrilleros se perdieron, aunque pudieron reencontrarse días más tarde.


Intentando caminar cada noche hacia el norte, no siempre eran conscientes de hacerlo así. Sólo contaban con un mapa de España tomado de un viejo libro escolar y de su conocimiento de las estrellas, las cuales no siempre eran visibles por la niebla u otras circunstancias.


Grupo de reclusas relacionadas con la guerrilla anti-franquista. La importancia de las mujeres fue decisiva sobre todo en los enlaces: viudas de republicanos, hijas o mujeres de ejecutados y mujeres políticamente comprometidas. Esas mujeres llegaron a vertebrar la lucha política en el mundo rural. Fuente: Juanín. "Los del Monte"
La Guardia Civil, mientras tanto, los perseguía. Obtenían, unas veces de grado y otras por la fuerza, información de los cortijeros, y preparaban apostaderos y emboscadas en los lugares lógicos por donde los Guerrilleros deberían de pasar.

Las provisiones se acababan y decidieron buscarlas no entre los campesinos por el riesgo de que los denunciaran, sino en tiendas de comestibles de los pueblos. Compraban en varias tiendas diferentes para no llamar la atención con el volumen de su pedidos.


Noche a noche seguían caminando en marchas durísimas, siempre campo a través, borrando su rastro con ramas atadas a la mochila. Con muchas dificultades, debieron atravesar varios ríos, algunos de ellos con fuerte corriente, bajo el peso de sus mochilas y armamento, agarrados unos a otros pues dos de ellos no sabían nadar.



El general Manuel Pizarro, gobernador de Teruel, se distinguió especialmente en su lucha contra la Guerrilla. Para ello, ordenó el desalojo de todas las masías para así cortar el apoyo y los suministros al maquis, utilizó nuevas tácticas de contraguerrilla (guardias disfrazados de maquis que robaban y torturaban indiscriminadamente) y de “tierra quemada” (quema de cosechas) para así minar los apoyos civiles al maquis. Igualmente, bajo su mandato se vivió una situación de auténtico terror entre la población sospechosa de simpatizar con la guerrilla utilizando métodos de enorme dureza: las palizas, los fusilamientos simulados para lograr confesiones, el envenenamiento de víveres o la implacable aplicación de represalias y de la fatídica “ley de fugas”, fueron frecuentes. Fuente: Socialistes de Morella
La Guardia Civil les seguía de cerca los pasos, empeñada en capturarles, gracias a la información de su ex compañero “Martín” y la que iba recibiendo de todos los lugares en los que había algún “puesto”.

Ya en Aragón, cerca de Valderrobres (Teruel), una noche coincidieron en un caserón medio derruido con una dotación de los "civiles". Los dejaron estar para no delatarse. Nunca supieron aquellos guardias lo cerca que habían estado de la muerte.


En Alcañiz compraron víveres y uno ellos tropezó de repente con un guardia civil que salía de un cuartel. Dándose de bruces, casi cayeron ambos al suelo; el guardia, sin imaginar con quién tropezaba, se excusó y cada cual continuó su camino. Durante unos días éste tropiezo fue motivo de bromas entre los huidos.



Vista general de Alcañiz (Teruel) en los años 40-50, una de las poblaciones donde los guerrilleros tuvieron que avituallarse. Fuente: ForosNet
Así llegó el momento más temido por los Guerrilleros, el cruce del río Ebro, que bajaba muy crecido. Los puentes estaban descartados, ya que todos ellos estaban vigilados. Intentaron cruzarlo en un bote, pero fracasaron. No les quedó más remedio que solicitar los servicios de un barquero que se negó al principio, hasta que le encañonaron con sus pistolas. Llegados a la otra orilla y para retrasar la posible denuncia del barquero, pagaron a éste 1000 pesetas por las molestias.

Cruzado el Ebro, se les presentó el dilema de atravesar el Pirineo por el Valle de Arán o por Huesca. Decidieron que fuesen las circunstancias las que determinasen la dirección a seguir, pensando que así sus perseguidores no podrían prever un itinerario que ellos mismos desconocían.



El río Ebro en las cercanías de Caspe (Zaragoza), lugar por el que fue cruzado por los Guerrilleros. El más caudaloso de la Península Ibérica y el segundo más largo, era el lugar donde la Guardia Civil planeba capturarles, por lo que todos los puentes estaban vigilados. Fuente: Ayuntamiento de Caspe
Sus pasos les llevaron a Barbastro, en la provincia de Huesca, población llena de soldados pues era una fuerte plaza militar. Uno de los Guerrilleros entró en una confitería donde compró pasteles y algunas botellas de coñac y de “Licor 43”. Para que el dueño no sospechara, comentó que era para un bautizo en el que él era el padrino de la criatura.


El riesgo que habían corrido al comprar aquellos licores se revelaría luego muy útil cuando tuvieron que caminar sobre la nieve y los pies casi se les congelaron.


El río Vero (aún sin canalizar) a su paso por Barbastro (Huesca), población donde los guerrilleros compraron bebidas alcohólicas en previsión del frío que iban a pasar en el Pirineo. Fuente: El Barbastro que ya no existe
Caminando por los términos de Naval, Alquézar, Boltaña y Bielsa, llegaron por fin al último de los grandes obstáculos de su viaje, el Pirineo. Una noche hablaron con un pastor que encerraba a sus ovejas en una cueva. Durante la cena el pastor les dijo que estaban en Monte Perdido y les explicó cómo podían alcanzar la frontera.

Los guerrilleros le convencieron a regañadientes de que les guiara. Tras varias horas de caminar sobre la nieve sin descanso, bajo una intensa niebla, se dieron cuenta de que el pastor les había llevado de nuevo hacia el sur, lejos de la frontera francesa. Un puñetazo y un trago de coñac le ayudaron para no volver a equivocarse de camino


Tras desandar el camino y pasar por momentos muy duros y peligrosos atravesando un estrecho sendero de hielo que bordeaba un profundo abismo, llegaron por fin a la ansiada libertad, ya en tierra francesa.
El pastor regresó con varios miles de pesetas que le dieron, por lo que que no salió mal librado de su poco entusiasta colaboración.

Subir el Monte Perdido (3.355 metros) es en verano una tarea larga y fatigosa pero al alcance de cualquiera (el autor de este blog lo hizo en varias ocasiones en su juventud). Con nieve la cosa cambia mucho. Con nieve helada, como tuvieron que hacer los guerrilleros en 1952, era un auténtico desafío al que tuvieron que hacer frente sin medios apropiados de escalada. Fuente: Racons de Tramuntana
Posteriormente se entregaron con todas sus armas a unos agentes de la Gendarmerie francesa que, sorprendidos, escucharon su odisea recorriendo España en aquellas condiciones. Les atendieron con todo respeto y corrección, les dieron de comer platos de comida caliente que los guerrilleros aceptaron agradecidos, y que insistieron en pagar como habían hecho siempre.

El fracaso de la gigantesca operación de captura se puso en evidencia cuando la Guardia Civil se enteró de su llegada a Francia por las cartas que enviaron a sus familiares y que fueron interceptadas. No les quedó más remedio que admitir la derrota que les había infligido un grupo de seis guerrilleros que sólo se orientaron con un mapa de primaria y una pajuela para calcular distancias.


Algunos guerrilleros, junto a otros españoles exiliados en Francia, poco después de su llegada. De pie y primero a la derecha, Jose Mª Navas. De pie y tercero a la derecha, Enrique Urbano. Primero a la derecha agachado, Manuel Pérez Rubiño. Fuente: Cuadernos para el Diálogo
La marcha había durado 3 meses y 8 días, desde el 6 de junio al 14 de octubre. Los protagonistas, algunos de los cuales se afincaron en Francia, nunca se consideraron unos héroes, sino que siempre reconocieron que habían sido muy afortunados.

“Nuestras ilusiones habían naufragado, librar a España, a nuestro pueblo de la Dictadura había sido una quimera. Si abandonamos nuestro país era simplemente por no caer en las garras de algún que otro oficial conocidos por su inusitada dureza y que en aquellos tiempos proliferaban en el Benemérito Cuerpo”.
Enrique Urbano, 28 años en 1952. Uno de los componentes de la Marcha de los Cien Días, junto con Manuel Pérez, Ricardo Martín, Miguel Salado, Francisco Martín y José Navas.



Fuentes documentales

Bibliografía y documentos PDF

- Aróstegui, J. y Marco, J. El último frente. La resistencia armada anti-franquista en España,1939-1952. La Catarata, Madrid, 2008.

- Sánchez, J. (et al.). Maquis: el puño que golpeó al franquismo. La agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA). Flor del Viento, Barcelona, 2003.


Revistas digitales


- Azuaga, J. M. "Escapar de Franco: Cien días en la huida de seis guerrilleros". Cuadernos para el Diálogo, nº 17, 2007.

- Recio, A. "Internet como fuente de estudio de la guerrilla anti-franquista". Revista Historia y Comunicación Social, nº 9, 2004.

- Romero, J.A. "1952: Huida de los últimos seis guerrilleros a Francia". Revista Jábega, nº 88, 2001.


Prensa digital


- “El desconocido movimiento guerrillero anti-franquista de la pos-guerra". Artículo de J.A. Vidal Sales. Fuente: CanariaSemanal.


Webgrafía


- “Maquis (Guerrilla anti-franquista). Entrada de la WikiPedia.

- “Operación Reconquista de España”. Fuente: Historias con Historia

- “La marcha de los 100 días”. Fuente: Paisajes de la Guerrilla.

- “Málaga-Cádiz. De la represión a la supervivencia en la sierra”. Fuente: Paisajes de la Guerrilla.

- “La marcha de los 100 días”. Fuente: Cosas mías


Material audiovisual


- "Guerra Civil Española. El Maquis". Magnífica serie de vídeos de Canal de Historia. Fuente: YouTube
- Recopilación de documentos audiovisuales sobre la Guerrilla antifranquista. Fuente: Juanín. "Los del Monte"





















Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

16 comentarios:

buda dijo...

Realmente extraordinaria la historia de estos hombres y de lo que consiguieron en unas condiciones tan extremas,una vez más gracias por tan estupendo trabajo.
Un besico

Jesús Herrera Peña dijo...

Daniel, sobrecogedor tu relato, como todos. Entre otras cosas, dices en él:

«La feroz represión llevada a cabo por la Guardia Civil había dado sus frutos»

Y otras frasecitas por el estilo. Nunca se hará una auténtica valoración del impagable servicio que hizo la guardiacivil a la larga y sangrienta dictadura. Nunca repudiaremos suficientemente desde la izquierda, a ese siniestro cuerpo represor de los tricornios acharolados, tan ultraobediente y tan ultraeficaz sostenedor de tantos años de venganza y de rencor institucionalizados.
¡Qué lastima que una tímida democracia haya tenido que cargar con ese cuerpo militar-policial sin tocarles ni un pelo de sus uniformes!
En otro de tus pasajes mencionas:

«A los pocos días, sin embargo, tuvieron un encuentro con la “Benemérita”»

Mira, Daniel, no te consiento que ni entre comillas, escribas que el brazo más verdugo de la neguísima dictadura era benemérito.
(Y no te lo tomes a mal.  Eso de "no te consiento" es una manera de hablar cariñosa y respetuosa hacia tu persona y hacia tu importante labor).
¿Entiendes?
Por último, vaya para ti mi admiración y mi aplauso.
Salú.

RGAlmazán dijo...

Unos héroes que con sangre sudor y lágrimas lograron burlar a la guardia civil, mientras otros fueron cayendo hasta el exterminio. Vergonzosos episodios de los vencedores criminales que no dudaron en asesinar hasta que no quedara ni resto del régimen democrático.

Salud y República

Selma dijo...

Te leo, siempre lo hago, desde mi silencio roto puntualmente hoy para darte las Gracias por tus Entradas, tu Labor encomiable, por ser y estar..

Un beso, Daniel.

severino el sordo dijo...

Si estuvieramos en "jollivod" la historia de estas gentes y de otras muchas que a buen seguro las hubo serian objeto de grandes producciones del cine.
Aqui casi ni se recuerdan y cuando se hacen de mala manera no diferenciando mucho la linea entrs bandoleros o guerrilleros,como dices lo de estos guerrilleros da para mucho y muy largo esperaremos a que a su tiempo nos hagas conocedores de ellos y sus hechos,un recuerdo para ellos,nos vemos.

verdial dijo...

Que terrible y dura odisea la de estos luchadores.
Realmente pueden considerarse una héroes por tan difícil travesía, en este caso, con un final feliz.
Excelente documento Daniel.

Un abrazo

Ciberculturalia dijo...

La lucha por vivir, por superar obstáculos es impresionante. Leyendo tu entrada, como siempre con todo mi interés, he vuelto a recordar lo que suponía en la dictadura "toparte" con la guardia civil. Todos ellos que ayudaron al mantenimiento del estado del terror franquista, al final se fueron sin ninguna pena, espero que sin ninguna gloria. Alguna vez se hará justicia. Seguro. Gracias a personas como tu que no permitís que nuestra historia sea sepultada.
Con mi admiración, como siempre
Un beso

daalla dijo...

Buda, es que eran ellos los verdaderamente extraordinarios.
Un besico

No hacen falta aclaraciones, Jesús. A mi me resulta extremadamente difícil hablar de "benemérita" pero debo hacerlo en aras a la objetividad que no tienen los que tergiversan la historia. Grracias por ese aplauso que sabes que acepto agradecido.
PD En tu honor, la melodía de hoy es "Vencidos" cantada por Serrat.
Un abrazo

Rafael, nuestro país, como sabes, está trufado de fosas ignotas donde fueron a parar miles de guerrileros tras la G.C., nunca reconocidos como lo que fueron; los últimos luchadores por la Libertad.
Salud y República

Merci à toi, Selma, pour rompre le silence. Tu sais que tes mots sont comme d'eau fraîche à l'oasis.
Je t'envoie plein de bisous.

Muy cierto lo que dices, Severino. La confusión con los bandoleros fue plenamente buscada (y conseguida en muchas ocasiones) por la guardia civil haciéndose pasar por guerrilleros y cometiendo toda calse de abusos y vejaciones para que les fueran atribuidos a ellos. cuando verdaderamente los guerrilleros cometieron actos de bandidaje es que ya estaban abocados a ello por el cerco tremendo a que se vieron sometidos.
Nos vemos

Verdial, como dices cualquiera les consideraría unos héroes. Ellos siempre pensaron que nada de eso, sino que hicieron lo que tenían que hacer o los mataban y que tuvieron la suerte de la que tantos de sus camaradas carecieron y cuyos huesos descansan en fosas que quizá nunca descubramos.
Un abrazo.

Carmen, aquellos "encuentros" con los del tricornio están en la memoria colectiva de todos los españoles, aunque no se vieran envueltos directamente en ellos. El terror pasa factura siempre, dejando un poso muy difícil de eliminar por tiempo que pase. Gracias por tus elogios.
Un beso

Isabel Romana dijo...

Debió ser durísima esa marcha, llena de peligros y de incertidumbre. Me alegro que alcanzaran su objetivo y que fueran bien recibidos en Francia. Detrás de todo esto hay una carga de sufrimiento tan grande, que estremece.
Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

daalla dijo...

Dura tuvo que ser, Isabel.Y estuvieron a punto de ser capturados o muertos en varias ocasiones.Pero en algunas ocasiones como ésta, hubo un final feliz.
Un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Es una autentica epopeya la de estos 6 guerrilleros para conseguir huir del terror franquistas.

Salud, Republica y Socialismo.

daalla dijo...

Cierto, Antonio. Digna de figurar en una antología.
Salud y República

mimi dijo...

Menos mal,una historia con un final feliz.besicos

daalla dijo...

Es verdad, Mimi. En contadas ocasiones podemos contar algo que termina bien.
Besos

Caminante dijo...

Me ha entrado la duda de si di a publicar este comentario que acabo de hacer; por si acaso lo vuelvo a poner -es que entre que doy a vista previa, leo, corrijo errores, copio para mí misma el texto y pego en mi blog... también debo dar a Publicar aquí, que no sé si he hecho...

Caminante ... 27 de junio de 2010 14:03
- Primero las pequeñas cosas... escribiste:

Sus pasos les llevaron les llevaron a Barbastro, en la provincia de Huesca (...)

Pregunto: los llevaron a Barbastro ¿dos veces o una?

- Tras la bromilla... lo serio, que no aburrido:

¿Qué estupendo artículo has "colgado" sobre los resistentes miembros de nuestra guerrilla particular. Mencionas los sitios por lo que anduvieron y al entrar en las cercanías del Pirineo, recorro contigo y con ellos el camino... Barbastro, Naval, Alquézar, Boltaña, Bielsa.

¡Qué cabrón el pastor! eso hace prueba de que el origen humilde y/o la ubicación geográfica no otorgan, per se, título "real" de nobleza.

En cuanto a Monte Perdido... los que por él hemos estado lo amamos y respetamos.
Como bien dices, en verano se puede subir con una relativa alegría.
En invierno y sin crampones, o cosa similar, es una temeridad inexcusable... si lo haces gratuitamente; no así si tu objetivo es salvar el pellejo. Esto último hace prueba de su fortaleza de espíritu, además de la buena condición física.

Como ya te dije en otras ocasiones, muchísimas gracias por traernos las vivencias, que no debemos olvidar, de otros, por su recuerdo.
¡Te lo copio! Un afectuoso abrazo: PAQUITA

Olvidaba añadir que ayer sábado, a la noche, estaba convocada una concentración en la Puerta del Sol, en homenaje a las víctimas del franquismo. ignoro la afluencia que tuvo. indagaré. Yo estaba regresando de Gredos -mi excusa, mi justificación-.

daalla dijo...

Paquita, conforme iba escribiendo esta entrada sabía que iba a gustarte sobre todo la parte que se refiere al Pirineo, por tus caminatas y ascensiones por él.
Ya he corregido el gazapo que no sé cómo se me escapó, pues reviso muchas veces el texto antes y después de publicado. Serán las meigas de la blogosfera...
Gracias y un abrazo.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...