.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: Grandes asesinos fascistas (II). Ben Mezzian y los moros de Franco. http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

Grandes asesinos fascistas (II). Ben Mezzian y los moros de Franco.

Mohammed Ben Mezzian, el bulldog de Franco. Imagen de la Wikipedia.
“180 pesetas al mes, con dos meses de anticipo. 4 kilos de azúcar, una lata de aceite y tantos panes como hijos tuviera la familia del alistado”
Ésta fue la verdadera razón que convenció a los Rifeños de la zona norte de Marruecos, la del Protectorado español, para alistarse en las filas del ejército sublevado a las órdenes de Franco en 1936.

En parte a la fuerza, pero sobre todo por hambre. “Hambrea a tu perro y te acompañará a donde quieras”, proclama un antiguo dicho. Años de sequías y malas cosechas, años de soportar la brutal política española de aplastamiento de su lucha anticolonialista, unidos al falaz argumento de que compartían con los cristianos franquistas la creencia en Dios, convencieron a los musulmanes rifeños de embarcarse en la “cruzada” contra los ateos republicanos, comunistas y anarquistas.


Cartel de propaganda franquista, destacando a España como referente espiritual del mundo. La cruz que aparece en él oculta a la media luna musulmana en la que se apoyó para lograrlo. Imagen de la web Islam y Al-Andalus
Con el traslado a la península de estas aguerridas tropas, comienza uno de los episodios más esperpénticos de la rebelión franquista: el uso por un “caudillo” autoproclamado adalid del nacional-catolicismo, de guerreros musulmanes para masacrar sin piedad a otros españoles, en gran parte también católicos.

Imagen tomada de la web Mehmet Shehu in the Spanish Civil War?
Franco utilizó las tropas marroquíes como carne de cañón, para evitar el mayor número posible de bajas entre sus soldados españoles. Pero también, y principalmente, como arma psicológica contra los republicanos. Cuantos más crímenes y salvajadas cometieran los “moros”, menos valor tendrían los soldados de la República para afrontarlos.

La guerra del Rif había sido brutal y salvaje. No hubo atrocidad cometida por los rifeños que no fuera superada inmediatamente por los españoles y viceversa. Arturo Barea lo relata en “La Forja de un Rebelde”:


"La bestialidad es seguramente la cosa más contagiosa que existe. Ellos les cortaban los testículos a los soldados y se los atascaban en la boca. Entonces nosotros les cortábamos las cabezas a los moros y adornábamos el parapeto de la posición por la noche".
Legionarios exhibiendo cabezas decapitadas de moros en la punta de sus bayonetas. Primo de Rivera, en una visita realizada a un acuartelamiento de la Legión Extranjera en 1925, expresó su disgusto por estas prácticas. Imagen de la web Fotos con Historia.
Aquellos mercenarios marroquíes tenían la bendición de sus muy católicos oficiales españoles para saquear, violar y mutilar en las poblaciones conquistadas. Es decir, los mismos métodos del pillaje, la destrucción, la violación y el corte de orejas, cabezas y testículos que habían sido empleados desde siempre por el Ejército africanista español en su guerra contra los rifeños.

"Con el aliento de la venganza de Dios sobre las puntas de sus machetes persiguen, destrozan, matan y embriagados con la sangre la columna avanza".
Así describe el jesuita Alberto Risco, en su libro “La epopeya del Alcázar de Toledo”, la entrada en la ciudad, el 29 de septiembre de 1936, de las tropas del coronel Mohamed Mezzian, el marroquí que alcanzó la más alta graduación en el ejército de Franco. Llegó a Capitán General.

Otra imagen de Ben Mezzian. Tomada de la web Kaosenlared
Una casualidad explica, al parecer, la excepcional carrera militar de Mezzian. En 1910, cuando apenas tenía trece años, subió al encerado y resolvió un problema ante la mirada atenta de Alfonso XIII que visitaba su colegio, según relató "El Telegrama de Melilla". El monarca, agradado, preguntó al pequeño qué quería ser y este le contestó: “Capitán”. Tres años después el rey apadrinó su ingreso en la Academia de Infantería de Toledo cuyo reglamento hubo de ser modificado para que pudiera ingresar un musulmán.

El 17 de julio de 1936, que fue realmente el primer día de la sublevación militar, Mezzian tendría la oportunidad de “agradecer” a su país de acogida lo que había hecho por él. Al frente del 2º Tabor de Regulares, se unió a los sublevados para atacar la base de hidroaviones de El Atalayón, en Melilla, defendida por un puñado de oficiales, suboficiales y soldados leales a la República, al mando del capitán Virgilio Leret. Allí ocasionaron las primeras víctimas de la Guerra Civil.


Tras 3 horas de resistencia, el capitán de aviación Virgilio Leret arrojó su revólver a los pies del capitán de la fuerza atacante de la base de hidroaviones de El Atalayón. "Yo soy el jefe y estos hombres se han limitado a seguir mis órdenes", le dijo fríamente. La tarde del 23 de julio fue fusilado junto a cuatro de sus subordinados. Su esposa, la escritora y periodista Carlota O'Neill, pasó cinco años en prisión.Imagen de la web Leret en la Historia
Poco después, ya en la península, comenzó la cruel carrera de dudosa gloria de Mezzían, al lado de su “compañero de armas” Franco, desempeñando un papel importante en la “liberación” del Alcázar de Toledo, en la marcha sobre Madrid y en las batallas de Teruel y del Ebro.


La ocupación de Toledo fue especialmente brutal y sanguinaria. John Whitaker, periodista e historiador norteamericano, recoge en la revista Foreign Affairs, en octubre de 1942, sus conversaciones con oficiales del Ejército español que le reconocen que los rifeños de Mizzian mataron a los heridos republicanos del hospital toledano de San Juan Bautista. "Presumían de la manera en que habían lanzado granadas sobre doscientos hombres indefensos y aterrados", recuerda.


Los nacionales proyectaron en su propaganda una imagen de "cruzada contra las hordas rojas y ateas", evitando en lo posible las referencias visuales a sus tropas musulmanas. Y cuando esto no fue posible, mantuvieron hacia ellas una actitud paternalista, haciendo parecer a los " moros" como indivíduos infantiles e inocentes, supeditados a los blancos. Esta imagen de la web Islam y Al-Andalus es un ejemplo.
En Toledo, como en otras poblaciones que antes habían ocupado, las tropas de Mezzian se dedicaron a lo que mejor sabían hacer: fusilar en masa a los prisioneros, castrándolos y paseando sus despojos pinchados en sus bayonetas como símbolo de victoria. Violar a las mujeres hasta matarlas. Saquear las viviendas vendiendo en improvisados zocos los productos de su rapiña

Los Regulares de Mezzian y los legionarios fueron asimismo autores del fusilamiento sobre sus propios camastros de más de 100 heridos y enfermos del hospital de Tavera, a las afueras de Toledo, que no habían podido ser evacuados. De la Maternidad toledana sacaron además a no menos de 20 mujeres embarazadas a las que condujeron al cementerio municipal donde las ejecutaron.


Soldados marroquíes en el frente de Madrid. Imagen de la web Islam y Al-Andalus
Del trato de Mezzian a las mujeres da idea el hecho de que en Navalcarnero, pueblo cercano a Madrid, hubo un burdel con prostitutas traídas de Marruecos a las que Mezzian añadía personalmente chicas españolas de la zona a las que había “cazado”. Se dice que muchas se quitaron la vida.

"Me encontraba con este militar moro en el cruce de carreteras cerca de Navalcarnero en el otoño de 1936”, continúa Whitaker en su artículo, "cuando dos muchachas españolas, que parecían aún no haber cumplido los veinte años, fueron conducidas ante él. A una se le encontró un carné sindical; la otra, de Valencia, afirmó no tener convicciones políticas. Mezzian las llevó a un pequeño edificio que había sido la escuela del pueblo donde descansaban unos cuarenta moros. (...) Se escuchó un ululante grito salido de las gargantas de la tropa. Asistí a la escena horrorizado e inútilmente indignado. Mezzian sonrió afectadamente cuando le protesté, diciéndome: 'Oh, no vivirán más de cuatro horas ' ".
Estas y otras “hazañas” similares inclinaron a su amigo Franco a nombrar a Mezzian en 1953, después de otros varios cargos, Capitán General de Galicia. Fue allí, en Santiago de Compostela precisamente, donde como representante de Franco tuvo que realizar la ofrenda al apóstol “Matamoros”. Antes de celebrar la ceremonia oficial, manos piadosas se esmeraron en ocultar bajo tapices y ramos a los moros despanzurrados bajo el blanco corcel en la imagen del santo que preside el templo. Así pudo respetarse la “sensibilidad” de aquel devoto musulmán.

"Santiago Matamoros guerrea en 1500", pintura de Juan de Flandes. Museo Lázaro Galdiano de Madrid. Imagen de la web de la enciclopedia Encarta.
En 1956, al obtener Marruecos la independencia, el rey Mohamed V le pidió que se encargara de la organización del nuevo ejército marroquí, por lo que solicitó su baja en el ejército español y, junto con el futuro rey Hassan II, protagonizó la despiadada represión de la sublevación del Rif, cuyos habitantes rebeldes fueron bombardeados con napalm.

Después de acumular cargos y honores en Marruecos, incluído el de embajador de ese país en España, Mezzian murió en Madrid en marzo de 1975, el mismo año que el “Generalísimo”. Hasta entonces había estado cobrando la paga que aún percibía del ejército español a pesar de su baja en el mismo.


En 1924, el entonces capitán Mezzian salvó la vida de Franco, al que un rifeño apuntaba con su arma. Este fue el origen de la "amistad inquebrantable" entre el futuro dictador y el militar marroquí. En la imagen, que pertenece a la web de fotos del diario El País, puede verse a Ben Mezzian junto al teniente coronel Temprano, a cuyas órdenes estaba entonces.
Tantos “méritos” acumuló que, en 2006 su hija, Leila Mezzian, inauguró un museo dedicado a la memoria de su padre, lleno de fotos del dictador Franco con “su” general rifeño. El museo se encuentra en Nador, a doce kilómetros de Melilla. Ocupa la casa natal de Mezzian, que también le fue regalada por su protector Franco por los servicios prestados.

En la inauguración se dieron cita varios ministros y un puñado de generales marroquíes, historiadores y personalidades de las finanzas. Lo malo, para la Memoria Histórica de nuestro país, es que también estuvieron invitados en lugar de honor varios españoles: concretamente el embajador de España en Marruecos, Luis Planas, y dos generales, el teniente general Rafael Barbudo, segundo jefe de Estado Mayor del Ejército, y el general Vicente Díaz de Villegas, comandante general de la ciudad de Melilla. El embajador además, se desplazó en un avión privado desde Rabat, puesto a disposición de los invitados por la familia de Mizzian.


Que cada cual saque sus propias conclusiones.



Fuentes documentales


Bibliografía


- González Alcantud, José antonio (Ed..) , Rachid Raha, Mustafá Akalay (col.) “Marroquíes en la guerra Civil española: campos equívocos” – Ed. Anthropos, Barcelona, 2003

- Loukili Zakaria “La participación del ejército “moro” en la Guerra Civil Española (Hermandad entre musulmanes y cristianos contra el infiel “rojo”)”. Monografía de Licenciatura con el asesoramiento del profesor Dr. Arabi Abd-elhakim. Departamento de Estudios Hispánicos. Universidad Mohamed I, Facultad Pluridisplinaria, Nador (Marruecos). Curso 2007-2008

- Nuñez Seixas, Xosé M. “¡Fuera el invasor!: nacionalismos y movilización bélica durante la guerra civil española (1936-1939)”. Ed. Marcial Pons. Ediciones de Historia. Madrid, 2006.

- Reig Tapia, Alberto. “Memoria de la guerra Civil. Los mitos de la tribu”.Alianza Editorial, Madrid, 1999.


Prensa Digital


-Cembrero, Ignacio. “El embajador y dos generales
homenajean a un militar golpista en Marruecos”. Artículo del diario El País, de 30 de mayo de 2006.
- Cembrero, Ignacio. “La última victoria de Mizzian, el general exterminador”. Artículo del diario El País, de 4 de junio de 2006.

- Lmrabet, Alí. “TRIBUNA LIBRE: El general Mizzián, el 'Ejército moro' y la Guerra Civil”. Artículo del diario El Mundo, de 24 de junio de 2006.

- Valenzuela, Javier. “Por cuatro kilos de azúcar”. Artículo del diario El País, de 27 de abril de 2002.


Revistas digitales

- Ruiz Vidondo, Jesús María. "Ben Mizzian, el general moro de Franco". Arbil, revista de pensamiento y crítica., nº 119.

Páginas web y blogs


- “Mohamed Ben Mizzian, cuando la mano de Alá salvó a Franco”. Columna politica de E. Delgado

- “Franco y el Islam”. Artículo de Gabriel Cardona, profesor de la Universidad de Barcelona. Yama’a, boletín nº 38, mayo de 2005. Página web de Islam y Al-Andalus.

- “Los moros de Franco”. Memoria, boletín nº 63, junio de 2007. Pagina web de Islam y Al-Andalus.
- "Mohammed Ben Mizzian. Un general musulmán en el ejército de Franco".Artículo de la web MundoSGM
- "General Mohhammed Ben Mizzian. Fiel bulldog de Franco". Artículo de Remedios de los Ángeles Climent para el boletín La Illeta nº 123, de 2 de septiembre de 2008.

Materiales audiovisuales

-
"El general moro". Documental de Canal de Historia. Puede visualizarse en YouTube




Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

40 comentarios:

Selma dijo...

Acabo de escribir un comentario, sé que moderas.. pero tengo dudas sobre sí lo he hecho bien..

Noelplebeyo dijo...

Pones en solfa a uno de los factores más brutales de la guerra civil...las tropas marroquíes se emplearon con saña, con crueldad, siguiendo los dictados de sus generales y de la santa madre iglesia, que contradicción !!! Ahora son los mismos que cuando ven a un moro..se apartan de la acera...

saludos

Felipe dijo...

“180 pesetas al mes, con dos meses de anticipo. 4 kilos de azúcar, una lata de aceite y tantos panes como hijos tuviera la familia del alistado”


Con esta 'ración' y la comprensión de los catolicones claro que era para temerlos por los republicanos.

Salud,República y Socialismo

buda dijo...

Que atrocidades cometieron esta gente,no les valia solo con matar,si no en la forma en como lo hacian.Y lo más vergonzoso sabía esa hija,las atrocidades que cometio su padre? Y aún así se sentira orgullosa de su padre.Que verguenza.Un besico Daniel.

Carmen dijo...

Todo lo que cuentas sobre Mezzian es escalofriante. Las barbaridades cometidas contra los republicanos, contra los prisioneros, contra la población civil. Pero lo más sangrante de todo, es que tal monstruo murió por lo que parece con todos los honores y por si fuera poco además la inauguración de su museo, en 2006, con presencia diplomática y militar española, produce tal bochorno, tal escalofrío que realmente pone los pelos de punta.

El trabajo que realizas por dar a conocer estas estampas abyectas de nuestra historia, es el mejor tributo a la Memoria Histórica de nuestro país.

Un beso muy fuerte. Siempre estaremos aquí contigo

LUX AETERNA dijo...

Querido Daniel: La historia del empleo de tropa colonial es uno de los hechos mas hipócritas a que las naciones imperiales recurren. Curiosa tropa del Ejército de Cristo. Se puede entender que por hambre uno haga muchas cosas pero traicionar a sus connacionales como lo hicieron estos tabores es típico de cipayos, nada más que los cipayos por lo menos en un momento se levantaron contra sus amos.
Si fueron capaces de asesinar a sus compatriotas como no iban a hacer lo mismo con los españoles? Que diría el clero? Hipócritas hijos de puta!
Cada vez que te leo querido amigo me pasa la misma sensación, y es de admiración por los hechos heroicos de esos militares españoles que dejaron la vida en defensa de orden constitucional, y pienso en mi patria y en el hecho que el cien por ciento de los militares apoyaron el golpe militar genocida que padecimos en la década del 70.
Cipayos, gurkas, tabores, ascaris, pasarán a la historia como el triste ejemplo del empleo de tropa indígena para cumplir objetivos innobles.
Gracias a vos ahora tengo el nombre de otro perro Mohammed Ben Mizzian que desconocía.

Te mando un abrazo.

SALUD Y REPUBLICA!

PD: Cuanta razón tiene Noelplebeyo, no dudo que dentro de tu gente los que ahora discriminan al moro son los hijos de los que los emplearon.

RGAlmazán dijo...

Había oído hablar de la crueldad de las tropas marroquíes y de Mezzian, en concreto, pero después de leer tu entrada sólo puedo decir que fue espeluznante.
Una entrada, como cada domingo, que nos lleva a la realidad histórica, que nos renueva la memoria y que nos habla de la verdad "olvidada". Gracias.

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

Yo tengo el recuerdo de lo contado por mi madre de los echos de estos hijos de puta en toda Andalucia y en especial en mi pueblo, Baena (Córdoba)donde corrían rios de sangre por las calles debido a los fusilamientos de los moros.
Este sanguinario no hizo ascos a ponerse enfrente de su propio pueblo cuando las revueltas nacionalistas encabezadas por Abel El-Krim y además de tener la suerte de ser uno de los pocos que se salvaron en el desastre de Annual.
Elementos como este son los que dieron soporte a la victoria del dictador.
Salud, República y Socialismo

Selma dijo...

Esta mañana mis prisas en comentar antes de salir me jugaron una mala "pasada" voló mi Comentario. En él te decía , y lo repito, que me quedé horrorizada leyendo tu Post, y me faltaban los enlaces!! He visto dos y voy a seguir abriendo los otros.
Cuánta Barbarie, me hirvió la sangre a la lectura de este Excelente y tan extensamente documentado Post...


Recuerdo no haber podido sostener mirar la escena de la película, "La Ciociara" (dos mujeres) y el episodio que relatas me lo recordó...

No me quedan palabras, rabia contenida es la que siento.. Todos estos crímenes impunes y estos dos hijos de p... muriendo el mismo año sin haber sido juzgados..
Daniel, no te sabré agradecer lo suficiente toda esta labor divulgadora y de denuncia que estás llevando a cabo..
Cada palabra tuya es una flor para cada una de estas víctimas..GRACIAS!!!

Besos, más emocionados que nunca, Daniel, ERES GRANDE!

SaiZa dijo...

Perdona porque no he sido capaz de completar tu historia sobre Mezzian y sus secuaces, es tan horrible...
Querido amigo no dejas de sorprenderme con tus entradas y desde luego cada día aprendo más sobre la triste y terrible historia de este país. Gracias por seguir ese camino de Memoria, un beso.
¡Salud, Memoria y Libertad!

daalla dijo...

Noel, aunque no disculpo, ni mucho menos, los métodos de los moros en la G.C., debo decir que entiendo que no hacían más que repetir lo que venían haciendo durante generaciones contra el colonialismo español y lo que éste les hacía a ellos. Los verdaderos culpables eran los militares españoles africanistas que les trajeron para ser sus perros de presa.
Saludos

Ya sabes, Felipe, que el resto de la soldada la sacaban del saqueo y de la rapiña, que si bien ha sido lo habitual en toda guerra habida y por haber, en el caso de los moros fue especialmente sangrante. Pues mucho del oro que saquearon provenía de anillos cuyos dedos eran segados y de dientes de oro arrancados a los cadáveres de sus víctimas. Horroroso.
Salud y República

Buda, la hija era y es plenamente consciente de lo que fue su padre. Siempre es bueno honrar a los tuyos, pero en su caso lo mejor que podría hacer es callarse. Pero no sólo no lo ha hecho, sino que además hay que leer los discuros que le dedicó en la inauguración de su museo. Puedes ver los enlaces, que no tienen desperdicio.
Un beso

No sólo, carmen, con todos los honores, sino con una altísima paga (y supongo que otrs prebendas) que se le estuvo pagando hasta que murió como si todavía estuviera en el ejército español del que se dio de baja. No me extrañaría que la estuvieran aún cobrando sus descendientes.
Besos.

Ya ves, Lux, las contradicciones de la historia de este país. Los moros estuvieron en
España ochocientos años durante los cuales se llevó a cabo la "reconquista", no sólo militar sino tambien espiritual, de España. Después de haber renegado de ellos, expulsándolos o convirtiéndolos al catolicismo a la fuerza, los africanistas les volvieron a hacer cruzar el Estrecho en una nueva cruzada al revés, contra sus propios compatriotas, católicos la mayoría de ellos (no es cierto que todos los republicanos fueran ateos, ni mucho menos, como aún quieren hacernos creer. Y luego presumiendo de faro espiritual del mundo. ¡Menudos hijos de puta!Y tienes razón, hoy, para ellos, todos los inmigrantes magrebíes estorban.
Un abrazo.
Salud y República

Ya sabes, Rafa, que la crueldad de los moros fue proverbial. Bastaba con que se corriera el rumor de que estaban cerca para que la sangre se helara en las venas y todos sintieran un impulso irrefrenable de huir. No era para menos.
Salud y República

Antonio, como buen mercenario, Mezzian no le hacía ascos a nada. Fueron dos veces, al menos, las que masacró a su propio pueblo. La primera, la que apuntas en torno al desastroso episodio de Annual. Por esa época los españoles y las tropas de Regulares de Mizzian gasearon a pueblos enteros con iperita y otros productos tóxicos. Muchos años más tarde, volvieron a bombardear a los rifeños, el pueblo más indómito de Marruecos, con napalm. Nuevos métodos, viejos asesinos.
Salud y República

Selma, la barbarie de aquellos energúmenos, repugnante de por sí, fue especialmente violenta con las mujeres. Fueron innumerables las iniquidades que cometieron con ellas, propias de quienes ya despreciaban al sexo femenino en su propio país y de un ejército de ocupación victorioso que se creía con todos los derechos para llevar a cabo todo tipo de excesos. Y así era verdaderamente, pues nadie les paró los pies para que su leyenda de brutalidad creciera y sirviera para meter el miedo en el ánimo de los republicanos.
Muchos besos y gracias por tus palabras

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Cada vez que leo tus relatos me pongo malo unas horas y es que sin haber vivido esos momentos negros de nuestro país, me lo han contado tantos mayores de mi pueblo que si lo vivieron, que uff.
Un abrazo desde la libertad y la memoria histórica.

severino el sordo dijo...

Ya ves Daniel un carnicero homenajeado y con honores,no es de eextrañar que asistieran militares españoles,para ese tipo de militares cometer atrocidades para conseguir un fin es parte dce su trabajo y lo consideran necesario,el fin era aterrar a los soldados republicanos,y aun queda algo de poso ,si hablas con algun viejo aunque solo lo hayan oido nombrar de lejos siempre hablan con temos de los moros de Franco,saludos.

daalla dijo...

Saiza, si tu aprendes aquí, no puedo decir menos de mi mismo cuando entro en tu blog.Todos los esfuerzos, el tuyo, el mío, todos... son imprescindibles.
Besos.
Salud Y República

Jesús, acabo de leer tu comentario pero no sé qué ha pasado porque no ha salido. En cualquier caso quiero que sepas que soy yo el que se emociona cuando llegas a esta casa que es la tuya. Siempre espero que cuando alguien se conecta desde Francia, seas tú.
Un fuerte abrazo.

daalla dijo...

José Antonio, supongo que tu tierra, punto de paso obligado de aquella nueva invasión africana,tuvo que soportar mucho de los moros. No es extraño que los mayores aún lo recuerden con horror.
Un abrazo

Pero manda huevos, Severino, de que nada menos que en 2006 un gobierno "socialista" español aún rinda pleitesía a un militar asesino y golpista.
Saludos

Naveganterojo dijo...

Daniel, aunque tarde, he venido a mi cita con la historia,(aunque para ser sincero no me importaria no haberla leido), todos comentan su rabia por la lectura, pero....hay algo mas, algo que se nos escapa de la mente, y es la forma en que un asesino,(Franco)busca a otros asesinos para que hagan el trabajo sucio, para intentar que su imagen no se manche con tanta sangre inocente.
Logicamente no lo consigue, pues cada hombre, mujer y niño asesinado a manos de estas bestias salvajes, esta pegada a sus manos y a su imagen.
Respecto a lo que cuentas al final del museo de ese criminal....ojala todas las serpientes vevenosas de Africa se den cita alli y hagan sus nidos entre las fotos e imagenes de esos "generales", para que nadie pueda entrar a ese lugar de odio y mentira.
Un abrazo.
Salud y felicidad

daalla dijo...

Navegante, como muy bien ha dicho Lux la utilización de tropas indígenas por los ejércitos coloniales ha sido una constante en la historia. Utilizados como fuerza de choque, como carne de cañón, como arma psicológica, y como ejecutores del trabajo sucio, podríamos acordarnos de los ingleses y franceses utilizando a indios en Norteamérica, de los ingleses con los gurkas en la India, de los franceses con sus tropas senegalesas o de los mismos españoles en la conquista americana o en la guerra del Rif.Eso por nombrar a algunos.
En cuanto al museo, ójala se les caigan hasta los cimientos.
Un abrazo

Loc@ dijo...

Daniel paso a decirte que el día del Pilar -12 de octubre, lunes- está programado que salga publicado tu texto...

* Teruel, tapias laceradas con plomo... 4 (+ Daalla)
(Publicado por Daalla el de sepiembre de 2009 en su blog Fusilados de Torrellas (...)

... te lo adelannto porque estos días me voy a Santa Eulalia de Gállego, zona de Riglos.
De este no comento puesto que no lo he leído lo dejo pte.
Un abrazo y que disfrutes de tus días... de todos. PAQUITA

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Nada más con ver la foto de Queipo de LLano ya me pone nervioso. Este ..... dictó tantos bandos en Andalucía y mando a que se matasen tantas personas que me da pánico pensar en ello.
Salud y libertad.

verdial dijo...

Y yo que creía que lo sabía casi todo sobre el ejército moro... de no ser porque todo el conocimiento que adquiera me parece poco, hubiera deseado seguir conociendo tan solo lo que conocía, que ya de por sí me parecía mucho.
No sabes como me ha impactado el episodio de las dos muchachas. "No vivirán más de cuatro horas".
Me he puesto mala de imaginar a lo que serían sometidas.

Cuanta rabia contenida me invade...

Un abrazo

zacarias_21 dijo...

Hola!!
un saludo cordial a todos.
Bueno para me lo que paso en espana durante la guerra civel muestra la verdad imagen de la brutalidad de espana colonial; los que actuaron este masacre en espana fueron hijos de espana, el moro como lo ha mencionado en el trabajo erea como un perro que sigue su trazo depan. y no tenemos que olvidar que esto tambier ocurria en marruecos durante la ocupacion espanola del Rif, y puedo dicer que lamentablemente fue peor que la mismisma guerra civel espanola.
Loukili Zakaria

daalla dijo...

Zakaria, bienvenido. Me alegro de que te guste lo que he escrito, lo cual está en parte basado en tu estupendo trabajo que menciono en la bibliografía. Efectivamente, yo tengo muy claro que los "moros" fueron traidos aquí prácticamente a la fuerza ya que los militares africanistas se aprovecharon del hambre y de la pobreza para que se enganchasen en una guerra que no era la suya. Los verdaderos culpables de la Guerra Civil fueron los militares españoles africanistas. Es evidente también la responsabilidad que tuvieron en la guerra del Rif, en la que cometieron toda suerte de abusos y de crímenes contra la humanidad. Algún día se tendrá que saber aquel episodio negro de nuestro país.
Agradezco tu comentario, pues es la primera vez que lo recibo del autor de uno de los trabajos en los que me he basado para escribir. Eres siempre bienvenido.
Saludos

zacarias_21 dijo...

Hola!!
Mucha gracias Daniel, es un placer estar con vosotros.
Sabes daniel que compartimos misma historia y mismo distino jejeje.Animo y mucha suerte en tus trabajos magneficos.


Loukili Zakaria

Anónimo dijo...

la verdad es que el bando nacional era muy malo, los rojos iban repartiendo besitos.

Daalla dijo...

Anónimo, caramba no sabía que me leyeran tanbién los niños. No, majo. Los rojos también disparaban balas, pero lo hacían ellos mismos, sin emplear un ejército colonial que les hiciera el trabajo sucio. Pregunta a tu profesor de Sociales, seguro que te lo puede explicar.Y si me dices a qué curso vas, yo mismo lo haré.
Salud y República

LUX AETERNA dijo...

Quizás habría que explicarle a este purrete no solo tenían a tropa musulmana que peleaba por la fe de Cristo sinó que también a la aviación nazi y a los payasos fascistas.
Y no eran rojos "pequeñín" eran republicanos que defendían el orden constitucional que había sido alterado por una banda de enemigos de la humanidad casi tan malos como Magneto y la Hermandad de Mutantes para que te enteres ya que seguro verás a la "Patrulla X".

Daalla dijo...

Lux, es que les dejan leer cualquier cosa sin haberles enseñado bien. Yo ya me he ofrecido para explicarle, pero necesito saber el curso al que va para poder adaptar mis enseñanzas. Creo que debe ser muy pequeño, por la ingenuidad de su comentario. ¡Ah, los niños!

LuisFA dijo...

He leído la tesis de Loukili Zakaria y me ha deslumbrado su objetividad y profesionalismo. Enhorabuena.

Daalla dijo...

Gracias en su nombre, LuisFa, y también por comentar.
Saludos

Anónimo dijo...

Si pero olvidais cuando estava en el.ejercito colonial español y mataba a los rifeños entonces era un heroe y lo condecoravais,claro pork mataba a rifeños.k hipocresia

Anónimo dijo...

Silencio puto rojo

Daalla dijo...

Anónimo 1, nada de hipocresía; yo no "condecoro" a nadie por hacer barbaridades. La guerra del Rif fue otro despropósito que sólo sirvió para que murieran miles de jóvenes españoles de clase humilde que no podían pagar las 2.000 pesetas que les libraban del servicio militar. Y para que muchos regresaran a casa mutilados y enfermos. Y para que cuatro militarotes africanistas alcanzaran renombre.

Los resultados económicos, territoriales o de cualquier orden son más que discutibles. Lo de siempre, vamos.

Igual de lamentable fue el empleo de gas mostaza esparcido por aviones españoles sobre la población rifeña y otras salvajadas más que reflejan, cada vez más, los libros de historia.

Fue una guerra de la que, como tantas otras en las que nos vimos envueltos -en las que nos envolvieron, quiero decir- no es para estar muy orgullosos.

Daalla dijo...

Anónimo 2, en primer lugar decirte que no me ofenden tus palabras. Ofende quien puede, no quien quiere. Y tú no puedes.

En segundo lugar, tampoco eres nadie para mandarme callar.

¡Qué pobre!

Pepe potamo dijo...

Te voy a decir una cosa acerca de los moros y los nacionales, los primeros no servían ni como carne de cañón a ellos y a los canarios había que espolearles con bayoneta para que avanzaran.
En un pueblo un moro quiso violar a la mujer de un oficial republicano y mi abuelo q era sargento estaba presente se saco el cinturón y le dio hasta que el moro quedo sangrando y lloriqueando, nadie le detuvo.
Con esto quiero decir que no todos los nacionales les agradaba las tropelías cometidas por los moros y no las permitían, al mnos en su presencia.

Daalla dijo...

Pepe potamo, estoy seguro de que no todos los nacionales eran así. En ambos bandos hubo personas con sentido común que procuraron evitar en lo posible las atrocidades. La actitud de tu abuelo le honra.
Gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Interesante exposición de datos. Gracias por compartir esta información. Es necesario aclarar, tal como lo ha hecho el autor de este artículo, que aquellos rifeños marroquíes, empleados como asesinos a sueldo por las tropas de Franco, en absoluto corresponden a la generalidad del mundo musulmán, que dejaron como legado en la península ibérica el pensamiento filosófico de la antigüedad, asi como la abstracción matemática de los antiguos sabios, en una época en la que la ignorancia y la superstición fanática era la norma socio-cultural en una Europa medieval.
Gracias por su escrito. Un saludo,

Anónimo.

Daalla dijo...

Por supuesto, Anónimo, que no se puede meter a todo el mundo en el mismo saco. Pero no deja de ser un hecho que hoy, tantos años después, la participación de tropas marroquíes en el Ejército de Franco ha sido quizá uno de los factores que más ha contribuido a reavivar y a enraizar la imagen, ya negativa, del "moro" en la memoria colectiva de los españoles.
Como bien dice la historiadora María Rosa de Madariaga, "...una cosa es tratar de explicar históricamente, y de comprender desde el punto de vista humano, lo que llevó a miles de marroquíes a enrolarse en las filas franquistas; otra, hacer de ellos unas víctimas de aquel régimen. En todo caso, fueron víctimas de una situación colonial, lo mismo que también lo fueron los miles de soldados españoles que cayeron en los campos de África en guerras que tampoco eran las suyas".
Muchas gracias por el comentario.

Lola de la Concepción dijo...

Con respecto al comportamiento de las tropas españolas en el Rif tengo que decir que mi abuelo formó parte de esos desgraciados que no pudieron pagar las 2000ptas,jamás le oí contar nada de esa guerra,pero si puedo decir que tenia concedidas 2 medallas al valor y NUNCA consintió en cobrar las 2 pagas que le correspondían,TENIA VERGÜENZA de lo que habían hecho allí nuestras tropas

Daalla dijo...

Lo creo, Lola. Miles de nuestros compatriotas que eran de clase humilde y que no podían reunir una suma cuantiosa de dinero para poder librarse de la mili en Marruecos encontraron la muerte o volvieron mutilados o seriamente enfermos de una guerra que ni nos iba ni nos venía.
En cuántas barbaridades se verían obligados a intervenir que ni siquiera tuvieron fuerzas ni ganas para contarlas.
Gracias por el comentario.

Ángel dijo...

En tanto que viejo melillense no puedo menos que confirmar y aprobar lo escrito por Lola de la Concepción.
Y la mayoria de moros que participaron en nuestra incivil guerra fueron antiguos conbatientes rifeños o descendientes de ellos.
Ángel

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...