.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: Grandes asesinos fascistas (III). Pepe, El Algabeño, matador de toros y de rojos. http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

Grandes asesinos fascistas (III). Pepe, El Algabeño, matador de toros y de rojos.

Fotografía de Pepe, el Algabeño, de su época de torero. La imagen pertenece a la web Toreros antiguos y debe tomarse con reservas, pues podría pertenecer a su padre, que toreó también con el mismo nombre.
Hijo y sobrino de matadores de toros, pero nunca llegó a ser un gran torero. Su estilo era demasiado “tosco y campero” aunque El Cossío, la “biblia” de la tauromaquia, señala que sobresalía en la suerte de matar ya que siempre "hincaba la espada hasta el puño".

Esta frase no sólo describe el toreo de José García Carranza, alias El Algabeño, sino también su forma de ser en la vida. De temperamento violento y maneras intimidatorias, era un auténtico fascista, involucrado ya desde 1931 en acciones subversivas contra la República. Junto a otros conspiradores derechistas, asesinó a cuatro obreros en el Parque de María Luisa de Sevilla. Este hecho, y su talante claramente provocador, le ocasionaron el atentado de un anarquista, quedando herido de varios disparos dentro de su coche cuando salía de la plaza de toros de Málaga en 1934.

Pepe, el Algabeño, entrando a matar en la plaza de toros de Bayonne (Francia). Posiblemente se trate de la corrida del 28 de septiembre de 1929, en la que sufrió una grave cogida que fue la causante, al decir de muchos, de su retirada del toreo. Imagen de la web de eBay
En 1936, la gente del toro, en su gran mayoría antirrepublicanos viscerales, optó por apoyar la causa del ejército sublevado. Algo normal, teniendo en cuenta la condición de terratenientes de los ganaderos y la situación de los toreros que, aunque hubieran salido del pueblo, se encontraban claramente desclasados.

Producido con éxito el golpe militar en Sevilla, Algabeño, al frente de una cuadrilla de pistoleros, se ofreció enseguida a Queipo de Llano para realizar el trabajo sucio de la represión encabezada por este militar golpista. Bien formando parte de la camarilla de guardaespaldas de Queipo, bien al frente de grupos de voluntarios de extrema derecha (“bandas negras”, como eran conocidos entre el pueblo) Algabeño se dedicó primero a la represión en los barrios obreros de Sevilla.

Civiles voluntarios de extrema derecha de Sevilla se aprestan a empuñar las armas apoyando a los golpistas contra la República. Gorro cuartelero y brazalete con el escudo de la Falange por todo uniforme. Imagen de la web Estampas de la Guerra Civil en Sevilla
En esta labor lo acompañaban hombres armados, jóvenes como él, atraídos por los atributos de la masculinidad y movidos por intereses de clase que justificaban la “limpieza” de los adversarios políticos que preconizaba Queipo de Llano en sus soflamas radiofónicas.

Pero en lo que verdaderamente destacó, y por lo que pasó a formar parte del imaginario fascista, fue en el llamado “saneamiento de los campos”. Desde el principio del golpe militar, unidades voluntarias e irregulares de caballería financiadas por el capital latifundista andaluz, se hicieron dueñas de la campiña, buscando, acosando y asesinando a cuantos jornaleros les parecieran sospechosos de izquierdismo.

Fuerzas de la Policía Montada saliendo del pueblo de Azuaga, en Badajoz. Al mando de otro asesino, el comandante Erquicia, verdadero precursor de estas columnas paramilitares que llevaron el terror a grandes territorios de Extremadura y de Andalucía. Imagen de la web Escuadrones de Caballería de Requetés.
Su funcionamiento, altamente jerarquizado, respondía a un esquema claramente medieval. Un “señorito”, el dueño de un cortijo, o uno de los caciques de cualquier pueblo, aportaba a sus expensas varios caballistas armados, junto con el equipamiento y varios criados, también montados, para servirles.

Siguiendo los cauces anquilosados e inamovibles de la tradición, se oía misa antes de salir de partida. La misa la presidía, cómo no, el señorito, seguido de sus hijos mayores. Las mujeres se encontraban, gracias a Dios, refugiadas y a salvo en Sevilla, o quizás en Biarritz, Cascais o Gibraltar.

Postal del antiguo Hotel Majestic (hoy Meliá Colón) de la plaza de Canalejas de Sevilla. Sede de la aristocracia y de los militares facciosos, entre ellos muchos aviadores italianos y alemanes, allí se alojaron personalidades como Yagüe, Varela y el propio José García Carranza, el Algabeño. Imagen de la web Ganga.es
En un segundo plano se situaban el administrador de las fincas, el aperador (*) y el manijero(**). A nadie se le pasaba siquiera por la cabeza moverse del lugar asignado. Una arenga que finalizaba con un “¡Viva España!” y la bendición del cura era la señal para que la columna se pusiera en marcha con sus componentes armados con escopetas, situados tan jerárquicamente como en la misa y bien dispuestos para la caza del “rojo”. Al final estaban, claro está, los mozos montados: vaqueros, yegüerizos, pastores, gente del campo nacida y criada a la sombra del cortijo. La patrulla cabalgaba al encuentro de otras tropas de caballistas, formando la conocida como Policía Montada de Sevilla, aunque también la hubo en otros lugares de Andalucía y de Extremadura.

Una de las columnas montadas más “floridas” estaba capitaneada por José García Carranza, el Algabeño, y en ella iban los mejores jinetes de la aristocracia sevillana y los hombres de su cuadrilla, banderilleros y picadores.
Vestidos a la campera, con sombrero cordobés con una escarapela con la bandera monárquica, sus trajes pasarían a ser, terminada la guerra, el uniforme de los guardas del parque de Sevilla.

Uniforme de la Policía Montada de Sevilla. Imagen de la web Foro de Historia Militar El Gran Capitán
Algabeño, convertido en un falangista temible y destacadísimo, era el señor de vidas y haciendas, paradigma del “terror blanco” en Andalucía. Acostumbrados sus hombres a la montería y a la "garrocha", gustaban de acosar y abatir a los jornaleros «marxistas» que huían por los campos como hacían habitualmente con las reses bravas.

"Garrochistas", de M. Bertuchi. Los vaqueros se sirven de la garrocha, una vara de unos 3 metros de longitud con una pequeña puya en su extremo, para acosar y derribar a la res. Imagen de la web Ganaderos de lidia unidos
Muchos de los crímenes de García Carranza fueron recogidos y pormenorizados por testigos y coetáneos. Una madrugada abrió la puerta del camión que trasladaba a varios detenidos a uno de los dos barcos prisión anclados en el Guadalquivir. Preguntó por uno de ellos que le habían dicho que se encontraba allí. Al no contestar, vacío el cargador de su pistola sobre los presos, haciendo dos muertos y varios heridos. “Sois unos gallinas; si fuerais hombres, daríais la cara”, se marchó diciendo.

En otra ocasión, estando con su tropa de caballistas en tierras de Huelva, detuvieron a un grupo de mineros a los que les encontraron unos cartuchos de dinamita. “Con éstos no tenemos que gastar municiones”, dijo el Algabeño. Mandó que pusieran en la cintura de cada uno de ellos un cartucho, y él mismo puso fuego a las mechas mientras sus hombres se alejaban. Así lo hizo, de uno en uno, hasta que terminó con todos. Los cuerpos de los mineros quedaron destrozados. Muchas veces se le oyó al Algabeño jactarse de este episodio sangriento. De vez en cuando visitaba a Queipo, que se complacía en oir sus "hombradas".

Queipo de Llano y su ayudante, López Guerrero, en su despacho de la Capitanía General de Sevilla, en la plaza de la Gavidia, tras el triunfo de la sublevación. Imagen de la web Estampas de la Guerra Civil en Sevilla
Algunas veces se ponía serio y trascendente y, como si cumpliera una misión divina en la Tierra, explicaba a todo el que quisiera oirle la diferencia que él veía entre ellos, los "nacionales", y los “rojos”. "Nosotros somos España; ellos, la anti-España. Nosotros hemos fusilado a muchos, es verdad, pero confesándolos y comulgándolos, y ellos, no. Ya ven ustedes la diferencia…" .
Amigo de tirotear con su fusil a los presos indefensos, como recuerda un soldado de guardia de la prisión de Antequera, no deja de ser curioso que cayera gravemente herido en la que probablemente fue la única verdadera acción de guerra en la que tomó parte. Abatido por una bala en la Batalla de Lopera, contra las Brigadas Internacionales, fue trasladado de urgencia a Córdoba.

Centuria Tom Mann, formada por británicos y angloparlantes, integrada en el Batallón Thaelmann de la XI Brigada Internacional. Lucharon en muchos frentes, incluído el de Lopera. Imagen de la web Imágenes para la historia. Guerra Civil en la provincia de Jaén
Esa noche, la “charla” radiofónica de Queipo de Llano en Radio Sevilla tuvo otro tono:

"Esta noche no estoy para hablar, porque tengo un gran disgusto . En el día de hoy José García "El Algabeño" , falangista, agregado a mi Cuartel General, se empeñó en llevar personalmente una orden que yo le dí al extremo en que se hallaba operando la caballería . Había bastante fuego y recibió un balazo de bastante gravedad y tanto en el momento de caer como en el de ingresar en el Hospital sólo salía de su boca una frase : ¡Viva España!. Ha caído como un bravo. Haga Dios que Pepe el Algabeño se restablezca pronto de las heridas que sufre”.


El general Queipo de Llano en los micrófonos de Radio Sevilla. Las soflamas y las amenazas que vertía cada noche contra los republicanos, inflamaban los vengativos corazones de falangistas, requetés y gentes de extrema derecha que, como el Algabeño, corrían con el trabajo sucio de la represión. Imagen de la web Hispanismo.org
Pero Dios debía de tener otros planes. Operado de gravísimas heridas abdominales en el Hospital de la Cruz Roja de Córdoba, el Algabeño no sobrevivió. Queipo de Llano impuso al cadáver la Medalla Militar y Franco le nombró, a título póstumo, teniente honorario de Caballería.

Su cadáver fue recibido en Sevilla de una forma apoteósica, con toda la pompa fascista. Elevado a la categoría de héroe, su prematura muerte fue mitificada en varios romances compuestos por poetas paniaguados del régimen.


Portada de "La Muerte del Algabeño", romance al torero falangista García Carranza, escrito por N. Sanz y Ruiz de la Peña en 1937. "Llorad, mocitas gitanas, la muerte del Algabeño...".
Imagen de la web de
eBay
Esos romances, que exaltaban los tópicos del señorito andaluz latifundista, del torero valiente y viril, rudo y simpático, adorado por las mujeres, no hacían mención a los innumerables asesinatos que cometió, la mayoría de ellos a sangre fría, a las innumerables detenciones y torturas que practicó, a los innumerables desmanes de los que fue protagonista indiscutible y que con todo merecimiento lo incluyen en esta serie de “grandes asesinos fascistas”.


(
*) Encargado de cuidar de la hacienda del campo y de todas las cosas pertenecientes a la labranza.
(**) 1. Capataz de una cuadrilla de trabajadores del campo.2. Hombre encargado de contratar obreros para ciertas faenas del campo.
(Diccionario online de la R.A.E.)

Fuentes documentales


Bibliografía

- Bahamonde, Antonio. "Un año con Queipo de Llano: memorias de un nacionalista". Ed. Espuela de Plata, Sevilla, 2005.
- Beevor, Anthony. "La Guerra Civil Española", Crítica, Barcelona, 2005.

Páginas web y blogs


- "José García Carranza", entrada de Wikipedia

- "La Guerra de nuestros abuelos", de Aurelio Mena Hornero.

- "Utilización política de los toros", artículo de Javier Villán, publicado en la web de la Peña Taurina El Albero.
- "Batalla de Lopera", web Vestigios de la Guerra Civil en Lopera (Jaén)
- "Sangre que canta sin fronteras", web sobre las Brigadas Internacionales.
- "Guerra Civil española. Batalla de Lopera", de Antonio Marín Muñoz
- "Semiótica de las Brigadas Internacionales", artículo de Sebastián Herreros Agüí.
- "La gesta de los caballistas", de Manuel Chaves Nogales

Prensa digital

- "Sevilla tributó un gran recibimiento al cadáver de José García Carranza (El Algabeño)", artículo del diario ABC, edición de Andalucía, de 1 de enero de 1937.

Material audiovisual

- "Acoso y derribo", vídeo de YouTube
- "La batalla de Lopera", vídeo de YouTube
- "La Guerra Civil Española en Andalucía", cap. 1 de 7. Vídeo de YouTube


Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

47 comentarios:

Naveganterojo dijo...

Menuda mierda de "hombre", muy "valiente y audaz" contra hombres desarmados, pero en cuanto se enfrento a los que se podian defender,...se fue a ver a su dios.
¿Cuantos de estos "valientes" asesinos estaran a la "diestra de su dios padre"?.
Daniel, otra entrad digna de los libros de historia, para que nuestros jovenes sepan la verdad de esta España regada de sangre inocente.
Un abrazo.
Salud y felicidad

Selma dijo...

Uno más de los siniestros personajes de esta España, rancia, profunda, caciquil.. Más parecidos a cualquier de las huestes medievales que impunenemente y con la bendición de la santa madre iglesia, perseguían, aniquilaban sin piedad...
Es el paradigma del matón, matador, matar como palabra que da origen a todas ellas...
No sé donde leí que Manolete se ofreció para ejecutar a rojos en una plaza de toros, igual voy errada, pero no me extrañaría..
Este mundillo de matarifes sigue siendo aún actualmente los representantes de lo más derechistas y fascistas de nuestra sociedad.. y lo peor es que mucho provienen del pueblo llano, unos "desclasados", los peores..

Impresiona, pero no extraña, esta misa y bendición previa antes de las partidas asesinas...

Daniel, un Domingo más , esta lección de una Historia que sigue poniendo un nudo en la garganta, la rabia al corazón... Pero tan y tan necesaria de recordar..
Gracias por ello, una vez más.

Besos, muchos, Daniel .. aún nos quedan dos días de asueto, que los disfrutes.

RGAlmazán dijo...

Otro canalla más. Valiente que juega con ventaja. A las órdenes del matarife Queipo. Una historia más digna de ser contada y que pone a cada uno en su sitio. Es la historia oculta, invisible, de la que nadie habla, y tú la estás recuperando. Siempre con entrabas bien documentadas y explícitas.
Salud y República

severino el sordo dijo...

"Nosotros somos España; ellos, la anti-España. Nosotros hemos fusilado a muchos, es verdad, pero confesándolos y comulgándolos, y ellos, no. Ya ven ustedes la diferencia…" ESto lo resume todo.tipos comoeste matarife,deberian entrar en la historia pero con esta semblanza que tu le haces,semblanza que deberia estar a los pies de su lapida si la posee,para que cualquier visitante pueda saber que clase de animal tine los restos bajo esa losa ,como en los museos,deberia de haber esperado a leer tu entrada unos diasbien sabes que estamos de fiestas y esto no ayudo a levantar los animos,nos vemos.

buda dijo...

Lo cúal me demuestra que hijos de...había en todos lados y sobre todo que fueran bendecidos y libres para matar,como si se tratara de una caceria cualquiera.Un beso muy fuerte y disfruta de este puente largo.

Marcela dijo...

Ayer estaba viendo un documental sobre la época del proceso acá en Argentina y veía las imágenes de Videla y toda esa lacra en misa... Me revuelven el estómago.
Coincido con Severino. Estas historias deberían estar en sus lápidas.
Besos.

Jesús Herrera dijo...

¡Plas, plas, plas!... Onomatopeya de un montón de aplausos que te doy por tu artículo de hoy.
Por eso y por mucho más..., pieso que las corridas de toros son espectáculos muy propios de derechistas y de fascistas, que se salven —si pueden— todos esos izquieristas que on devotos de las torturas públicas de los toros. No son ni tan siquiera dignas de mantenerse legalizadas y apoyadas dentro de una sociedad que se cree moderna y civilizada.
Hay toreros, capataces de fincas, administradores e incluso algún que otro jornalero o bracero, que son esómagos agradecidos hacia los señoritos poderosos y latifundistas. Algunos de eos tipos son lo que yo llamo «perros de dehesa».

Sigue así, Daniel; somos muchos (supongo) los que te esperamos cada domingo con avidez y hambre de saber. Un saludo izquierdista.

Ciberculturalia dijo...

Leyendo la entrega de hoy se me iba revolviendo el estomago y cuando has contado que este auténtico bestia murió en la Batalla de Lopera, he sentido una gran alegría. Al menos dejaba de asesinar. Qué personajes más abyectos se han dado en nuestro país, en esa España ilegal, ilegítima y fascista. Cuánto horror y además cuánto silencio para ocultar semejante magnicidio.
Tu labor de investigación es impagable y siempre te agradeceré tu importantísimo esfuerzo.
Un abrazo muy fuerte

LUX AETERNA dijo...

Por fin una historia en que el hijo de puta muere! y lo bueno es que si fue herido en el vientre seguramente ha sufrido un poco de todo lo que merecía esa escoria descastada. Típico de esos que se la dan de valientes con el indefenso pero que termina muriendo a causa de las balas de un valiente voluntario brigadista. Que flor de hijo de puta.
Que hecho típico eso de los latifundistas armando asesinos para establecer el terror blnaco.
Daniel esta semana he visto por la televisión del ministerio de educación un programa muy emocionante sobre los familiares en León y Aragón afanados en la búsqueda de sus parientes desaparecidos, y se veía como con la ayuda de una ONG con voluntarios de todo el mundo, quizás una nueva Brigada Internacional lograban descubrir los restos oseos a los que por medio del ADN podían darle un nombre, muchos uniformados y descalzos, ver a sus parientes ya ancianos llorando partía el corazón, y me acordaba de tu abuelo y de tu lucha.
Te mando un abrazo

SALUD Y REPUBLICA!

nexus. dijo...

Estoy de acuerdo con carmen, cuantas vidas se hubieran acabado aún si no hubiera muerto ese tipejo en esa batalla...
De verdad que me alucina lo que estás haciendo, ya era hora de que alguién diera voz a esas víctimas mudas ya a medio metro bajo las cunetas.
Es una verdadera maravilla de documentación y exposición esta clase de entradas.
admiro de verdad la forma en que escribes y como denuncias estas atrocidades.
¿Tienes datos de las comarcas del interior de castelló?.
Un saludo.República!!
Nexus.

daalla dijo...

Navegante, hubo muchos "valientes" como él, con la valentía de enfrentarse a hombres desarmados y aterrorizados, y encima jaleados por cuadrillas de asesinos como él.
Estoy seguro de que en Sevilla no saben de la misa la media.
Un abrazo

Selma, no conozco esa faeta de Manolete. He leído poco, pero son cosas muy contradictorias sobre él, como que toreó corridas benéficas para la Falange, como si tenía simpatías republicanas. En cualquier caso, el mundo del toro era y seguramente sigue siendo muy casposo y muy dado a apoyar a la aristocracia y a la derecha. Lo de las misas, yo creo que es consustancial con la hipocresía y el extremismo que les es propio.
Arturo Pérez Reverte desmiente muy indignado lo que dices de Manolete(http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_firma=2890&id_edicion=1287), pero Arturo es como es...
Besos

Rafa, Queipo, al que llamaron el virrey de andalucía, tenía mucha carne de cañón como el Algabeño para no ensuciarse personalmente las manos de sangre. A él le bastaba con señalar a un pueblo una noche desde la radio para que al día siguiente este hubiera perdido un montón de habitantes y ganado un número similar de viudas y muy superior de huérfanos. Así era el canalla.
Salud y república

Severino, puedo estar equivocado pero creo que lo enterraron en el panteón familiar de La Algaba, su pueblo natal. Creo que su epitafio debería ser otro, mucho más duro y más en consonancia con lo que fue toda su vida, un señorito chulo que abusó desde siempre de su situación, un descastao, un tonto útil de la aristocracia y de los militares, un asesino...
Y dejémoslo, que estamos en el Pilar y hay que divertirse.
Nos vemos

Buda, hay que decirlo claro: hijos de puta bendiciendo a hijos de puta. Ya lo dice el refrán: "Dios los cría y ellos se juntan".
Besos

Marcela, ¿verdad que parecen calcados los fascistas españoles y los argentinos? Todos producen el mismo sentimiento: asco y repulsión.
Besos

Jesús, gracias por los aplausos. Yo te aplaudo a ti que hayas acuñado la expresion "perros de dehesa", que creo que describe certeramente a todos esos estómagos agradecidos, mucho más peligrosos, por lo que tienen que demostrar, que sus amos.
Otro saludo izquierdista

Carmen, a veces, pocas, la vida es justa. En el caso de este a asesino lo fue. Tarde para muchos que ya habían sido asesinados o vejados por él, pero a tiempo de que les ocurriera lo mismo a no sabemos cuántos más. Nunca sabremos a cuántos mató ni cuántos se salvaron gracias a su "prematura" desaparición. Ójala esté en el infierno en el que se supone que tanto creía.
Un abrazo

Lux, ¡sabía que dirías lo que has dicho, que al menos uno de aquellos asesinos tuvo lo que se mereció! Es desalentador comprobar cómo la mayoría de ellos vivió muchois más alños tras la guerra, dándose la gran vida y disfrutando de privilegios y prebendas otorgadas por los "servicios" prestados. Tú, mejor que nadie, sabes que a veces, muy pocas, hay justicia.
En cuanto a las exhumaciones que viste, cada día hay muchas en España. Pero el sentimiento en todas es el mismo, emoción que se desborda porque al cabo de tantos años puedes llevarte a los tuyos a casa.No se puede explicar con palabras, hay que vivirlo.
Un abrazo, amigo
Salud y República

Nexus, gracias por tus palabras. No tengo muchos datos sobre al alto Palancia y las comarcas de Castelló. Espero ir documentándome para cuando toque hablar sobre tu tierra. Si tienes o sabes de webs que traten el tema, no dejes de pasarme la información que será muy bien recibida.
Salud y República

AMIGOS Y AMIGAS, os mando a todos un abrazo. Que os llegue con el cierzo de Zaragoza que al fin ha hecho su aparición como es normal en las fiestas del Pilar.

Felipe dijo...

En primer lugar felices fiestas del Pilar.

De lo escrito,como dice Rafa Almazán,un canalla más.

Ayer no pude visitarte.Lo hago hoy y lo hago para ver de nuevo cuanto hijo de su madre contribuyó al fascismo.

¡Qué tiempos debieron vivir los nuestros!

Te cuento Daniel

Me gusta leerte y espero la entrada dominguera.Después de leerte pillo unos cabreos impresionantes y me siento mal,en el sentido del poco reconocimiento que han tenido los republicanos.

Recibe un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Estos tipejos eran muy valientes cuando se tratada de asesinar a jornaleros indefensos, pero enfrentarse a un ejercito ya era otra cosa.
Este al menos pagó con su vida sus infamias.
Salud, República y Socialismo

daalla dijo...

Felipe, verdaderamente es para sentirse mal, pues la lista de asesinos y de crímenes es inacabable y la cifra de sus víctimas, que son los nuestros, da vértigo de puro extensa. Como dices, qué mal lo tuvieron que pasar a merced de aquellos vencedores, criminales contra la humanidad.
Un abrazo

Sí, Antonio, menos mal que éste, al menos, tuvo lo que se merecía. Ya sabes que no fue lo nomal, pues la mayoría disfrutó de largas vidas en las que siguieron atormentando, de una forma o de otra, a todos los que olieran a "rojo".
Salud y República

Loc@ dijo...

Veo que hemos sido varios los que hemos tachado a ese individuo de hijo de puta, tal cual, como primera imagen que se nos vino a la mente, sin entrar en la virtud real de su madre.
Gracias, besos y que nos vaya bien. PAQUITA

fritus dijo...

Gran y documentado artículo el de hoy,en tu línea habitual...se le pone a uno el vello de punta viendo los métodos de tipos como el matador de toros éste...lástima de muchos que, como dices en el comentario anterior, sobrevivieron.
Un abrazo, tocayo

daalla dijo...

Bien dices, Paquita. Su madre sería una santa, pero él era precisamente lo que a todos nos vino en primer lugar a la mente.
Besos

Sí, Fritus, tocayo. Tuvo que ser horrible cruzarse en el camino de este a asesino iluminado, lameculos de la aristocracia.
Un abrazo

Isabel Romana dijo...

Un sujeto sanguinario y odioso. Con todo, me llama la atención el hecho de que fuera siempre rodeado de señoritos y de los hombres de su cuadrilla. Una mezcla bastante incomprensible que quizá solo tuviera como denominador común el deseo de matar republicanos. Los señoritos siempre han sabido aprovecharse bien de sus criados y subordinados, sin dejar nunca de considerarlos seres inferiores. Has dicho, muy acertadamente, que la gente de toro estaba desclasada. Con todo, asesinar es también una opción moral y no solo de clase. Hubo gente de ese mundillo – recuerda al banderillero asesinado junto con Lorca – que supo mantenerse fiel a sus ideas.
Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

verdial dijo...

No tengo palabras. Bueno sí, dos que no creo correcto anotarlas aquí, ni siquiera las iniciales, porque sería de mala educación.

El Algabeño no era un torero del pueblo. Era un terrateniente que jugó a ser torero porque le dió el capricho, como tantos otros que tenían los señoritos, y jugó a matar inocentes lo mismo que mataba a los toros. El no tuvo que saltar de noche a los cerraos a escondidas para encontrarse con el toro, muerto de hambre y de miserias.
Que vergüenza que hayan existidos toreros como él (y conste que yo soy uina fiera antitaurina).

Tampoco voy a decir que me alegro de su final, que una muerte trágica o violenta no se la deseo a nadie por muy malas entrañas que hubiera tenido, pero si decir, que al contrario que a otros, le fue cortado el seguir ejerciendo tan horrenda crueldad.

Un abrazo

Anónimo dijo...

No esta mal este artículo pero date cuenta que se han escrito y se escribirán casi idénticos desde el bando fascista.
Desgraciadamente mi abuelo era un pastor de ovejas a sueldo que no entendía de política y mi padre a los 25 años después de ser zagal entro como mozo de vigilancia y limpieza en un psiquiátrico.
Pero me enseño una cosa que tan malos eran los de derechas como los de izquierdas.
Hoy yo me casi estoy jubilado como médico y estos extremismos me dan pena.
Espero y eso les he enseñado a mis hijos que existen los seres humanos unos mejores y otros peores, pero que jamas eso tiene que ver con su postura política

daalla dijo...

Eso es verdad... a medias, anónimo. Los fascistas pueden escribir lo que quieran, de hecho lo hacen y lo llevan haciendo durante décadas. Gente buena y mala hay de todos los colores e ideologías pero con ese planteamiento sólo se consigue justificar lo que hicieron aquellos criminales contra la humanidad. Jamás olvidemos que fueron ellos los que se levantaron contra un régimen democrático legítimamente constituido y que, a pesar de los fallos que pudiera tener (y que tenía) representaba una esperanza para la MAYORÍA y no unos privilegios para los mismos que siempre los habían tenido y no querían perderlos. De pesonas como tu abuelo, "que no entendían de política", se aprovecharon para sus fines. Por eso es tan importante "entender de política", pues al que no entiende lo manipulan unos y otros. Y los fascistos supieron hacerlo bien.
Saludos

Javier dijo...

Entre por casualidad en este foro y salgo de la misma manera. Solo quiero comentarte Daalla que si siembras odio recogerás odio, si siembras paz recogerás paz.
Un saludo afectuoso

daalla dijo...

Javier, puedo asegurar que no pretendo sembrar odio sino dar a conocer la verdad desde la visión de los vencidos, que no pudieron hacerlo durante mucho tiempo a riesgo de ser encarcelados o asesinados. Es curioso cómo cuando intentamos hacer esto se nos acuse de sembrar odio y no se haga lo mismo con quienes cometieron los crímenes que aquí se denuncian, ni con quienen les ampararon, ni con quienes les justificaron. Hay miles de ejemplos que lo demuestran, como las beatificaciones que hace la iglesia de los "suyos", o como las misas que hace por Franco, o como las cientos de páginas web y blogs de extrema derecha que pululan por la red destilando un odio cerval por todo lo que huela a izquierda y a progreso. Son esos los que siembran y llevan sembrando el odio mucho tiempo, Javier. Yo simplemente me baso en aquello de "la verdad os hará libres".
Saludos y gracias por tu comentario

LUX AETERNA dijo...

Hola perdón que me meta pero no puedo estar son comentar, despues de leer esto.
Es muy cierto que en toda guerra civil hay mucho mas encarnizamiento y no se respetan las leyes de la guerra, máxime si vemos que el tema de la calidad de partisanos es decir de civiles armados se dan siempre entre los dos bandos como ocurrió en esta guerra civil y en todas.
El tema justamente si bien hubo excesos en los dos contendientes hay una diferencia notable, y que no tiene comparación, de un lado se encontraban los que defendían el orden constitucional, una Constitución votada por la mayoría, como corresponde, integrantes de una Segunda República originada por la decisión popular y de las mayorías como buena expresión democrática, es mas el rey se había ido porque no le quedaba otra.
Esa República estaba conformada por un pueblo que como todos sabemos había sido oprimido durante siglos, (y en parte por eso muchos vinieron y formaron la Argentina, yo soy descendiente de esos desclasados), por los latifundistas, y un sistema mantenido por Nobles, Clero, y el Ejército, ellos no querían un cambio y por eso orquestaron un levantamiento para derrocar a un orden establecido, que afectaban sus intereses.
De un lado estaban los que defendían a una Constitución y un Estado de Derecho, y del otro eran sublevados, y en toda legislación si las Fuerzas Armadas se levantan contra el orden establecido la sanción varía según la nación pero acá por ejemplo nuestra Constitución los denomina “infames traidores a la patria” que es lo que han sido y son en todos lados.
Los hechos de sangre pueden ser similares en los dos bandos, pero no hay que caer en la “teoría de los dos demonios”, no es igual, no fue igual, acá se intentó esa teoría pero tampoco tuvo éxito, en mi patria no fue igual el Terrorismo orquestado por el Estado y el de la subversión.
No creo que este blog siembre odio, es nada mas que una acción de pura justicia, ya que solo la paz es posible si antes se hace Justicia, sin Justicia es imposible la paz, este blog se origina por el dolor de un descendiente de un hombre del pueblo que fue fusilado injustamente y al día de hoy el cuerpo no ha sido encontrado, es compresible el dolor de sus seres queridos y también el dolor de ver a un Estado que no hace nada para paliar aunque sea en parte, en comprometerse en encontrar esos restos para ser entregados a sus deudos.
Este blog no hace otra cosa que intentar hacer justicia y recordarnos a todos, seamos o no españoles que hay una deuda que todavía está pendiente, además de intentar equilibrar un poquito tantas décadas de mentiras y de una sola versión de la historia.

Gracias

Anónimo dijo...

¿Alguien podría aclararme dos fechas históricas que no consigo encontrar?

La del referendum de instauración de la República, si es que llegó a producirse.

La del refrendo de la Constitución Republicana, si es que también llegó a convocarse.

Las estoy buscando para un trabajo de sociales, pero no veo que se hayan producido.

Encuento las de ambos eventos referidos a la época actual de España, pero no la de entonces.

Mi profesor me dice que tales hechos no existieron.

Gracias.

daalla dijo...

Hombre, anónimo, qué agradable tu guasa sevillana un domingo por la mañana. Yo creo que tu profesor debería ser un poco más explícito, pues es verdad que no hubo referéndum como tal de instauración de la república porque las elecciones municipales de 1931, con el triunfo de los partidos republicanos, fueron consideradas como un plebiscito popular de rechazo mayoritario a la monarquía. En cuanto al refrendo de la Constitución, claro que lo hubo. Fueron las cortes republicanas las que la refrendaron. Como ves, aunque no son hechos similares a la actual constitución, ésta tiene con la Republicana una deuda enorme, pues muchos de los derechos y libertades que recoge, ya fueron reconocidos entonces.
Me parece que aún tienes que estudiar y documentarte mucho para tu trabajo de sociales. Aunque no sé si tu interés por tu paisano, el Algabeño, te va a distraer de la verdadera finalidad de ese trabajo, por más que me halague que hayas leido mi entrada sobre él.
No obstante y, sin ánimo de sustituir a tu profesor, podría aconsejarte una larga serie de lecturas que podrían ayudarte en ese y en otros muchos trabajos.
No hay por qué darlas. Saludos

Anónimo dijo...

esta hijo de su madre tiene una calle en mi pueblo sin embargo no tenemos nada k nombre a ningun republicano de nuestro pueblo k los hubo y lo peor es k siempre desde k se instauro la democracia nuestro ayto es de izkierda dicen ellos k yo no lo creo ni sikiera un simple monumento para los nuestros.SINVERGUENZAS en mi pueblo eso pienso.UN REPUBLICANO

daalla dijo...

Anónimo, tu tierra sevillana está llena de hombres y de mujeres que, desde el mas insigne al más humilde, dieron su vida por la República o sufrieron la represión de canallas fascistas como el Algabeño. De vosotros depende que les retiren los honores a aquellos asesinos y se les rindan a quienen no hicieron otra cosa que defender la legalidad republicana.
Salud y República

faeton dijo...

fascistas estaIS ACABADOS TERRATENIENTES DE HERENCIAS DE OTROS QUE OS DISFRUTE Y OJALA OS LO GASTEIS EN MEDICINAS UN ALGABEÑO

faeton dijo...

AUN SIGUEN PASEANDO ORGULLOSOS SUS BANDERITAS SABIENDO COMO SABEN Y SABEMOS TODOS DE DONDE HA SALIDO Y COMO CONSIGUIERON LOS ASESINOS Y LADRONES DE SUS ABUELOS Y PADRES SUS HERENCIAS UN ALGABEÑO

D dijo...

Faeton, así es en muchos pueblos pequeños, que tienes que convivir con los descendientes de quienes amasaron su fortuna arrebatándosela a las familias de aquellos a quienes asesinaron. Aún tuvo que ser mucho más duro para quienes, como nuestros abuelos y bisabuelos, lo sufrieron en primera persona. Saludos.

Anónimo dijo...

ES DIFICIL COMPRENDER COMO HOY DIA..DESPUES DE TANTO TIEMPO Y DE SER DE DOMINIO PUBLICO LOS ASESINATOS COMETIDOS POR ESTE TIPEJO SIGA LLEVANDO GRABADO EN SUS PAREDES UNA DE LAS CENTRICAS CALLES ALGABEÑAS. Y MAXIME CUANDO ESTE AYTO HA SIDO GOBERNADO POR UN PARTIDO DE IZDA CON MAYORIA ABSOLUTA DURANTE TANTO TIEMPO. ALGUINE ME LO PUEDE EXPLICAR?

Daalla dijo...

Resulta verdaderamente difícil de entender, en verdad. Supongo que dicho personaje estará defendido por las verdaderas fuerzas dominantes en la localidad, que lo más seguro es que no sean nada de izquierdas. Además, me imagino que la explicación oficial para que tenga una calle es que lo hace por haber sido famosillo como torero. Es una explicación simple pero que ayuda a entender el miedo de la izquierda a incomodar y a herir "sensibilidades". Algo muy común, por desgracia, en todo nuestro país, aún hoy.

Anónimo dijo...

El cerdo este (sin pretensiones de ofender a los cerdos), es algabeño como yo.

En el antiguo cementerio de La Algaba, existe un gran mausoleo en el que se encuentran "descansando" los restos del matarife, junto con el resto de la dinastía de los algabeños.
Pero lo más sorprendente no es eso, es que despues de 31 años de gobierno democrático y de izquierda, este pueblo sigue honrándole con el nombre de una calle frente al Ayuntamiento.

Calle José García Carranza.

El gran torero.

Esto si que hiere mi sensibilidad, me incomoda en lo mas profundo, y me da tres patadas en ese sitio que no quedaría bonito decir aqui.

ELIMINACION DE LAS CALLES DE ASESINOS FASCISTAS YA!!

Faeton dijo...

Por favor que alguien le quite el apodo a ese hijo de puta para que no siga manchando el nombre de mi pueblo AL-GABAB Que se pudra de asco con su amante Queipo el carnicero. Y cambien el nombre de la calle de una puta vez UN ALGABEÑO

Alberto dijo...

Hola Selma y Dalla,

Respecto a lo de Manolete, diga lo que diga Arturo Perez Reverte, os diré que hace años mi padre y un compañero (que había sido torero) estuvieron en el pueblo de Manolete, el compañero de mi padre que admiraba a Manolete, no podía entender como los de su propio pueblo no paraban de hablar mal de él, hasta que indignado les preguntó el motivo, y el más viejo de los que allí estaba dijo: "Sí, Manolete ha sido el más grande de los toreros, pero tambien ha sido el más hijo de p.. que ha habido" y le explicó lo de que cogía prisioneros y los toreaba, para después darles la estocada y matarlos. El compañero de mi padre estaba costernado porque no podía creer lo que oia, pero la behemencia con la que los de allí se lo explicaban, y cuando dijo el viejo: "yo lo he visto con mis propios ojos" no tuvo más remedio que aceptar la historia triste de Manolete.
Bueno, pues eso es lo que mi padre me explicó, y lo que yo creo sobre Manolete.

Saludos
Alberto

Daalla dijo...

Alberto, gracias por tu interesantísimo comentario. No sabía nada de esto sobre Manolete, lo cual no deja de ser sino un reflejo de la desinformación que hemos sufrido tantísimo tiempo. Hubo muchos toreros que se desclasaron y apoyaron a los señoritos de derechas, aunque pocos debieron de ser los que como el Algabeño y quizás como apuntas de Manolete los que lo hicieron de una forma tan cruel.
Saludos

Anónimo dijo...

buenas a todos...yo soy de gijon y uno de mis abuelos era de infiesto un pueblo de asturias...por ese pueblo pasa un rio el piloña y en las margenes del rio pueden verse pequeños tuneles cerrados unos con ladrillo y cemento y otros con simples verjas las cuales no dejan entrar pues mi abuelo siempre me conto que en esos tuneles se torturaron y mataron a represaliados y maquis despues de la guerra pues que uno que participo en esas andanzas fue manolete el gran torero borracho y con militares o guardias civiles hacia corridas privadas para sus amigos fascistas estocada final incluida en esos tuneles salvo por mi abuelo jamas lo oi pero le creo 100% porque era una persona muy honesta.

Daalla dijo...

Anónimo, cada vez son más las voces que acusan a Manolete, que era un franquista acérrimo, de torturador y de asesino, de asesino psicópata que mataba a los rojos a estoque.
Supongo que algo habrá de verdad en todo ello. Tu comentario y algunas cosas que he leido me dan pie a documentarme y quizás algún día pueda publicar una entrada sobre una figura tan controvertida.
Saludos

Anónimo dijo...

Ponga usted en la Bibliografía a Chaves Nogales....que tiene medio artículo copiado de ahí...."Historiador"....

Daalla dijo...

Pues mire por donde, anónimo, la obra de Chaves Nogales "La gesta de los caballistas" la cito en el apartado de webgrafía ya que no tuve, en su momento, oportunidad de leer su libro ("A sangre y fuego. Héroes, Bestias y Mártires de España". Ercilla, Santiago de Chile, 1937.

No me gusta apropiarme del mérito de nadie ni se me caerían los anillos si tuviera que reconocer un error. Errores que he podido cometer fácilmente porque no soy historiador, ni con comillas ni sin ellas, ni presumo de serlo.

En cambio usted es de los que parece que ven la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio.

Espero que la próxima "aportación" que me haga sea de buena fe, como casi todas las que provienen de su bella tierra extremeña.

Anónimo dijo...

Me he acercado a este blog por casualidad ya que quería enterarme de quién era El Algabeño puesto que en Madrid tiene dedicada una calle cercana a mi domicilio, y mi sorpresa ha sido que su notoriedad no es por torero sino por sus crimenes de guerra. Lo extraño de todo no es que tenga una calle en Madrid (el general Yagüe también la tiene)sino porque el barrio donde está es de reciente urbanización. Sería interesante averiguar si el nombre a la calle fue anterior o posterior a la muerte del dictador, ya que si hubiera sido posterior sería muy muy fuerte.

Daalla dijo...

Desconocía ese dato, anónimo. Es curioso verdaderamente que le hayan dado ese nombre a la calle de un barrio nuevo. Quizás sea porque otras calles tengan nombres de toreros, en cuyo caso tendría una justificación ya que, como bien dices, sería muy fuerte que la hubiesen llamado así por otras razones.
Gracias por el comentario.

Antonio López de Osuna dijo...

pues aqui siguen sin ni siquiera pedir perdon y encima algunos hoy
van con su camuflada camiza azul asin que sin castigo cuando
nos descuidemos vuelven a la carga

Daalla dijo...

Pues sí, Antonio. Y ni siquiera disimulan la camisa. No hay más que ver el homenaje a los caidos franquistas celebrado en un pueblo de Madrid.
Gracias por el comentario.

Anna Cuenca Camarena dijo...

Hola Daala, me llamo Anna Cuenca y soy periodista. Estoy intentado recoger testimonios de supervivientes o descendientes de víctimas del Algabeño para un reportaje ¿conocer a alguno? ¿me podrías poner en contacto con ellos?

Daalla dijo...

Lamento no poder ayudarte, Anna. No conozco a nadie con quien pudieras hablar sobre el tema. Ójala tengas suerte y consigas el testimonio de algún superviviente aunque cada vez es más difícil encontrarlos. Si es así, estaré encantado de leer tu artículo.
Gracias por comentar.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...