.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: Vinieron de muy lejos (II). Brigadistas chinos en la Guerra Civil Española. http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

Vinieron de muy lejos (II). Brigadistas chinos en la Guerra Civil Española.

Cartel republicano sobre las Brigadas Internacionales. Un soldado "blanco", otro "amarillo" y otro "negro" representan a toda la Humanidad. Imagen de la WikiPedia


En julio de 1937, un año después del inicio de la Guerra Civil en España, comenzó la invasión a gran escala de China por parte de Japón, pues los enfrentamientos se habían iniciado ya en 1931 en la región de Manchuria.

Esta guerra tuvo algunas cosas terribles en común con la que acontecía en España, como el bombardeo masivo de ciudades por parte de la aviación militar (Gernika en abril y Shangai en agosto de 1937) o las matanzas organizadas contra la población civil (la masacre de Badajoz o la de Nanking).


Un niño chino llora entre las ruinas tras un bombardeo aéreo llevado a cabo por el Ejército Imperial de Japón sobre la Estación de Ferrocarriles Sur de Shangai (China). Fotografía tomada el 28 de agosto de 1937. Blog Argumentum ad Ignorantiam

"Muchos camaradas del Ejército Rojo de China están dispuestos a ir a España para participar en vuestra lucha. [...] De no ser porque tenemos enfrente el enemigo japonés, iríamos con toda seguridad a integrarnos en vuestras tropas"
.


Son palabras de Mao en una carta abierta al pueblo español del 15 de mayo de 1937. Invadidos por el Japón , los chinos no podían venir a ayudar a los republicanos españoles en su lucha contra el fascismo. Con esa idea se quedó la Historia.


Xuzhou, China,1938. Una zanja llena de cuerpos de civiles chinos asesinados por soldados japoneses. Imagen del diario peruano Crónica Viva

Pero, como en tantas otras ocasiones, la Historia se empeña en desmentirse a si misma. En 1988 un voluntario estadounidense de la Brigada Abraham Lincoln enseñó a Nancy y Len Tsou, una pareja de ingenieros e investigadores de origen taiwanés de la Universidad de Yale (EE.UU.), la foto de un soldado chino convaleciente en el hospital de Benicàssim (Castellón).

La curiosidad despertada por la posible presencia de uno de sus compatriotas en la Guerra Civil Española junto a la admiración por el idealismo y el coraje de los Brigadistas Internacionales, les llevó -a pesar de que la foto resultara finalmente falsa- a empezar una investigación que tras 13 intensos años de viajes e investigaciones se convirtió en un libro.



Nancy y Len Tsou, autores de "La llamada de España: los voluntarios chinos en la Guerra Civil Española". Imagen del diario La Vanguardia

La obra de los Tsou, publicada en chino, La llamada de España: los voluntarios chinos en la Guerra Civil Española (2001), está siendo traducida al español y documenta la vida de 13 brigadistas chinos de los más de 100 que calculan que hubo.


Dos de ellos ya residían en España cuando estalló la guerra. Otro de los brigadistas partió desde China, mientras que dos de sus compañeros llegaron desde Estados Unidos y el resto eran conocidos como "huagong", obreros reclutados por compañías extranjeras en China en los años 20 para trabajar en Europa, especialmente en Francia. Estudiantes y obreros, muchos ya habían luchado por la causa izquierdista desde mucho antes de la Guerra Civil Española.


Obreros chinos en algún lugar de Francia o de Bélgica. Más de 140.000 fueron reclutados como mano de obra durante la I Guerra Mundial y confinados en batallones de trabajo cercanos al frente. Posteriormente otros muchos serían reclutados para trabajar en grandes fábricas como la Renault francesa. Imagen de la web Maison Européenne des SHS

Los chinos se encontraron a un tiempo con España sumida en la guerra civil y su propio país invadido por Japón. Sin embargo, pronto identificaron la agresión fascista en España con el imperialismo japonés. El dilema que se les planteaba era participar en una guerra ajena, lo cual estaba en contra de los tratados de No Intervención, o volver a su tierra natal para luchar en y por su propio país.


No lo dudaron. Su tierra estaba lejos, estaban ya en Europa con sus familias y la guerra era la misma. Así que escogieron luchar por la República Española y se atrevieron a ir en contra de la ley. Sus cartas, recogidas por los Tsou, lo dicen: “Cuando acabemos de aquí hemos de ir a casa”. Y así lo hicieron bastantes en 1938, volviendo a China para luchar contra los japoneses e involucrarse en la Revolución.


Como los otros 40.000 voluntarios procedentes de 53 países, los voluntarios chinos abrazaron la causa republicana para luchar contra el fascismo, encarnado en Asia Oriental por el imperialismo japonés. Imagen dela web ArgenPress

Insuficientes para crear una unidad propia, los voluntarios chinos pertenecían a varias Brigadas Internacionales en las que ejercían todo tipo de tareas, desde doctores y enfermeros hasta soldados de caballería, de infantería o conductores de tanques.


Lucharon en las grandes batallas, en Madrid, en Brunete, en el Ebro… y acabaron incluso en campos de concentración tanto en España como en Francia. Su actuación y su valentía fueron citadas en varios diarios españoles y en una revista de las Brigadas Internacionales.


Bandera de seda obsequiada por algunos dirigentes comunistas chinos al contigente de voluntarios de dicha nacionalidad combatientes en España. Escrito en chino y en inglés, dice: "Destacamento Chino en las Brigadas Internacionales. Pueblo Chino y español, ¡Uníos!. ¡Abajo el fascismo, enemigo común de la Humanidad!". La bandera, de 60 cm. por 100 cm., se encuentra en la actualidad en el Museo de la Revolución en la Plaza de Tiananmen, Pekín. Imagen de la web Foro de Historia Militar El Gran Capitán

Ninguno hablaba español. Todos tenían entre 20 y 30 años y la mayoría murieron en los campos de batalla. Los pocos supervivientes regresaron a China para proseguir la lucha contra la invasión japonesa. Sin embargo, no tuvieron un buen recibimiento. Tratados como sospechosos o extremistas, cayeron en desgracia al ser acusados de traidores por haber tratado con extranjeros.

Como en el caso de muchos Brigadistas Internacionales de otras nacionalidades, los voluntarios chinos lucharon por la libertad de una patria que no era la suya y perdieron el reconocimiento de la propia.


Brigadistas internacionales chinos en el campo de concentración de San Pedro de Cardeña (Burgos), abril de 1938. Web del diario Público

Nunca hasta ahora habían aparecido los brigadistas chinos en libro alguno sobre nuestra Guerra Civil. Probablemente esto se debe a que no actuaron como representación nacional y a que la lengua es un impedimento para una historiografía esencialmente occidental.


Es hora pues de poner fin al silencio y al olvido. A diferencia de la mayoría de los miembros de las Brigadas Internacionales, que fueron movilizados por sus organizaciones, los chinos se movieron exclusivamente por su idealismo. Debemos por tanto reconocer y homenajear su espíritu de fraternidad, de entrega y de sacrificio.


Internacionales de la Brigada Lincoln, entre los que se encuentran algunos voluntarios chinos, en el campo de concentración francés de Gurs, hacia 1940. Imagen del diario El País

Supieron entender como nadie el significado del internacionalismo, haciendo de la lucha contra el fascismo no una cuestión española ni china, sino propia de toda la Humanidad.


“Sí, hay hombres que contienen un alma sin fronteras”


(Miguel Hernández)




Fuentes documentales

Bibliografía

- Benton, G. Chinese migrants and internationalism: forgotten histories, 1917-1945. Routledge, London,2007.
- Castells Peig, A. Las Brigadas Internacionales de la guerra de España. Ariel, Barcelona, 1974.
- Requena Gallego, M. y Sepúlveda Losa, R.M. La sanidad en las Brigadas Internacionales. Ediciones de la Universidad de Castilla-La mancha, Colección La Luz de la Memoria, Cuenca, 2006.

Revistas digitales

Relaciones bilaterales con China. Boletín Económico de Información Comercial Española, ICE, nº 2972. 1-15 septiembre de 2009.

Prensa digital

- El 'frente oriental' de la Guerra Civil
. Artículo de C. Geli para El País, 16-12-2009.
- Los chinos que lucharon contra Franco. Artículo de A. Rodés para Público, 25-01-2009.
- Los 13 de la Brigada de Oriente. Artículo de López Valle para Factual, 16-12-2009.
- Dos estudios revelan la presencia de chinos en las Brigadas Internacionales. Artículo de I .Ambrós para La Vanguardia, 26-01-2009.

Webgrafía

- Historia de la brigada china. Memoria de la Guerra civil Española. Entrada de la web Spanish-China.org.cn
- Brigadistas chinos lucharon en defensa de la República Española. Web del Patrimonio Cultural y Natural de China.
- Los voluntarios chinos en la Guerra Civil Española. Web Foro de Historia Militar El Gran Capitán.
- “La llamada de España” Brigadistas chinos en la Guerra Civil Española. Entrada del Ziddicca’s blog.
- World War II Letters from the Abraham Lincoln Brigade. Web Abraham Lincoln Brigade Archives.
- Masacre de Nanking. Web WikiPedia
- Second Sino-japanese War. Web Wikipedia

Material audiovisual

- Entrevista a Ni Hwei y Len Y. Tsou, autores del libro La llamada de España: Voluntarios Chinos en la Guerra Civil Española. Mediateca de la web RTVE.es.





Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

19 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Impresionado...desconocía por completo este aspecto...ciertamente la frase de M.Hernández resume cualquier comentario que pueda hacer.

Felicitarte, Daniel, por tu labor divulgativa, eso sí, y su carácter de defensa de la realidad y de la libertad

Un abrazo

RGAlmazán dijo...

Como siempre Daalla, nos ilustras con pasajes desconocidos, pero muy honrosos, sobre nuestra guerra civil. Desde luego tienen rigor académico y siguen suscitando emoción. Yo creo que son material para un libro que deberías intentar editar. Son episodios importantes pero poco conocidos y seguramente reunidos pueden mostrar bastante interés. Son como la letra pequeña, pero escrita en rojo de sangre, de nuestra nuestra guerra civil, lo que casi nadie sabe y debería saber. Gracias, compa.

Salud y República

LUX AETERNA dijo...

Me cuesta entender como seres humanos de lugares tan distantes hayan decidido viajar miles de kilómetros con el impedimento del desconocimiento de la lengua, es admirable y emocionante que una persona decida ir al otro lado del mundo a dejar su vida por un ideal.
En este caso me recuerda la frase de Borges de "no nos une el amor, sino el espanto", nada mas que aqui tambien hubo amor por una causa, tenían sobradamente claro la certeza del enemigo común. Hace un tiempo lei sobre Nanking donde todas las mujeres fueron salvajemente violadas, y a los civiles los empleaban los japoneses para entrenamiento de su tropa en el uso de la balloneta, fue realmente horroroso, era el fascismo unido al imperialismo mas salvaje con una alta dosis de racismo conjugado en el Ejercito Imperial Japonés.
Quizás si hubieran podido ir en masa los voluntarios chinos, y solo por su número podrían haber revertido la balanza de la guerra civil.

Tu trabajo es de una prolijidad y redacción perfeta, son impecables.

Abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Eres una permanente caja de sorpesas, Daniel. Jamás imaginé que pudiera haber gente tan diversa integrada en la defensa de la legalidad repúblicana, eso demuestra la fuerza de los ideales.
Salud, República y Socialismo

Felipe dijo...

No conocía lo de estos brigadistas.Indica la gran cantidad de voluntarios de distintos paises que acudieron en ayuda de nuestros republicanos.

Un abrazo,Daniel

buda dijo...

"Si,hay hombres que contienen un alma sin fronteras",eso lo dice todo.Mi repeto y admiración
para estos voluntarios que lo dejaron todo,por un ideal.Como siempre un estupendo trabajo el que realizas,un besico

severino el sordo dijo...

Hoy si que me dejas absolutamente sorprendido,las ideas no tienen fronteras,nos vemos.

verdial dijo...

Es impresionante, no conocía nada de estos episodios tan interesantes. Seguramente no los conocía por mi ignorancia, pero tampoco escuché nunca a mi padre hablar de ello.
Te estás convirtiendo en un verdadero investigador. Como bien ha apuntado antes alguien, todos estos documentos merecen ser recogidos en un libro por dos motivos: que se sepa toda la historia y que se reconozca tu maravilloso trabajo.

Un abrazo

mimi dijo...

Bonito homenaje para todos lo que vinieron desde tan lejos a una guerra que no era la suya y luego al volver a su tierra,no les fue demasiado bien.un beso.

Ciberculturalia dijo...

Estoy con el resto de los comentaristas. Cada vez nos sorprendes con algún capítulo muy desconocido de nuestra historia y además maravillosamente documentado. Creo que yo también te lo he dicho alguna vez, en todo caso me uno a la voz de Rafa para animarte y que vayas pensando en publicar un libro. Tienes un material increible.

Gracias como siempre por tu gran trabajo. Un beso y espero impaciente la próxima entrega

daalla dijo...

Gracias, Noel. Sí, la frase de Miguel Hernández es una síntesis perfecta.
Saludos

gracias, Rafael. Quizás algun día, no sé... Me da un poco de pudor pensar en publicar esto en un libro, pero lo pensaré.
Salud y República

Tienes razón, Lux. Los crímenes contra la Humanidazd cometidos por el imperialismo japonés parece que han pasado más desapercibidos para la Histoira que los de sus primos nazis alemanes. Algún día el juicio de la Historia deberá ponerlos también en su sitio. Otro gallo hubiera cantado si los republicanos hubiesen tenido a su lado a un ejército como el chino.
Un abrazo

Antonio, la procedencia de muchos de los que vinieron a luchar por la República es asombrosa. Hasta de los sitios más insospechados acudieron a la lucha contra el fascismo.
Salud y República

Felipe, te digo lo mismo. En las próximas entradas veremos de qué otros lugares vinieron, pero será una pequeña muestra de la variedad de sus procedencias.
Saludos

Sí, Buda, un gran respeto es lo que merecen.
Besos

Severino, es para sorprenderse, verdaderamente.
Nos vemos

Gracias, Verdial. No había pensado nunca en publicar en libro pero ante la insistencia de algunos de vosotros puede que me lo piense.
Un abrazo

Mimi, así fue en la mayoría de los casos. Cuando volvieron fueron perseguidos o al menos mirados como sospechosos.
Un beso

Gracias, Carmen. Te digo como a los otros, puede que algún día inicie la aventura de la publicación. De momento aún no entra en mis planes.
Un abrazo

Elvis dijo...

Enhorabuena por el articulo camarada, me ha parecido muy interesante y es muy didáctico para los que como yo desconociamos totalmente este tema, nunca habia oido ni leido nada parecido en todos los años que llevo estudiando nuestra desgraciada guerra.

Hasta el próximo articulo, te seguiré leyendo.

Salud y República!

daalla dijo...

Gracias, Elvis. Y yo esperaré tu visita.
Salud y República

__MARÍA__ dijo...

Estoy, como todos los anteriores, impresionada.
No tenía la más remota idea de esta colaboración tan poco reconocida.
Estoy con Rafa en que tendrías que editar toda esta información para que los que vienen detrás recuerden...
¡Estupendo Daniel! ¡Gracias!

Besos

daalla dijo...

Gracias a ti, María. Te digo, como a ellos, que pensaré en el tema de la publicación aunque ese asunto aún lo tengo muy verde.
Besos

Marcela dijo...

Que bueno poder comprender que la guerra era la misma. Quizás esa sea la idea final, la que termine con tanto horror: las guerras siempre son las mismas: el bien contra el mal, la libertad contra la esclavitud, la justicia contra la injusticia. Obviamente que no es tan fácil, pero a la larga,la única duda es de que lado vamos a estar.
Beso.

daalla dijo...

Muy cierto lo que dices, Marcela. La guerra siempre es la misma, siempre lo fue desde el inicio de los tiempos.
Besos

nexus. dijo...

Como viene siendo habitual, esplendida entrada, sigo maravillandome por la gran cantidad de información que racabas para regalarnos semejantes trabajos historicos.
Tu aportación a la memória histórica es inestimable.
Un saludo.
salud y República!!
Nexus.

daalla dijo...

Gracias, Nexus. Afortunadamente cada vez hay más libros e investigaciones de las que recopilar información, pero es importante divulgarlas.
Salud y República

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...