.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: Vinieron de muy lejos (III). Brigadistas suizos en la Guerra Civil Española. http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

Vinieron de muy lejos (III). Brigadistas suizos en la Guerra Civil Española.

Imagen que muestra la admiración suscitada por las Brigadas Internacionales en muchos países del mundo. Fuente: TROUBLES

"Fue en España donde los hombres aprendieron que es posible tener razón y, aún así, sufrir la derrota; que la fuerza puede vencer al espíritu, y que hay momentos en que el coraje no tiene recompensa. Esto es, sin duda, lo que explica por qué tantos hombres en el mundo consideran el drama español como una tragedia personal"
Albert Camus

12 de marzo de 2009. El Parlamento de Suiza acababa de aprobar la rehabilitación de los ciudadanos suizos que lucharon con las Brigadas Internacionales contra el fascismo en España y que a su regreso a Suiza fueron represaliados.

Habían pasado casi 70 años. La rehabilitación, que no incluía compensación económica alguna, había llegado tarde para la mayoría de los más de 800 suizos que junto a miles de voluntarios antifascistas de todo el mundo dejaron todo para apoyar al Ejército Republicano. Sólo quedaban 5 supervivientes, todos octogenarios.

Fueron necesarios 70 años para que Suiza rehabilitara a los Brigadistas. Muchos otros países lo hicieron incluso antes de su regreso. Su reconocimiento como luchadores contra el fascismo, que contó con la única oposición del partido de extrema derecha nacionalista (UDC-SVP), salda la deuda del país helvético con quienes defendieron una República democráticamente legitimada. Pero llega demasido tarde para casi todos los "Spanienkämfer". Fuente: Quirón
La Guerra Civil Española desgarró a toda Suiza; el país se partió en dos: los católicos y la burguesía tomaron partido por Franco, mientras que el movimiento obrero, los laicos y los liberales se pusieron a favor de la República, creándose así odios irreconciliables.


El partido comunista y el partido socialista organizaron, a partir de julio de 1936, manifestaciones callejeras de solidaridad con la República hasta que el gobierno, celoso de la tradicional neutralidad suiza en todos los conflictos bélicos, decidió prohibirlas así como también la recogida de fondos y el reclutamiento de voluntarios.


Las colectas de dinero a favor de la República Española en las calles de Suiza fueron constantes hasta que fueron prohibidas por el gobierno. Fuente: OSEO
La prensa suiza fue correcta, en general, con el gobierno legal español: todos los periódicos liberales defendieron a la República, los conservadores tomaron una posición de moderada neutralidad; sólo los órganos de extrema derecha apoyaron francamente al bando franquista.

En 1936, Suiza vivía una situación social difícil; el país soportaba las consecuencias de la crisis del 29; había un gran número de parados y los conflictos de clase eran muy agudos. Las fronteras eran fuente de tensiones: por una parte, los fascismos italiano y alemán, por la otra, el Frente Popular francés; en el interior la derecha era muy germanófila, muy sensible a la atracción nazi.


Voluntarios suizos dispuestos a luchar en España. No está claro si la fotografía fue tomada en Suiza o en nuestro país. Fuente: BBC News
En este contexto político y social, cientos de suizos, más de ochocientos, se alistan en las Brigadas Internacionales. La mayoría de ellos provienen de partidos de izquierda muy diferentes. Los había también sin ninguna vinculación política específica. Pero estaban unidos por el sentido de pertenencia a la clase obrera y por el mismo ideal apasionado: combatir al fascismo en España, para evitar que se extendiera por Europa.

Certificado de identidad expedido por la República a Eolo Morenzoni, quizás el último superviviente de los brigadistas suizos. Fuente: SwissInfo
Proporcionalmente, el contingente helvético fue uno de los más numerosos, quizá después del francés. En España no se formó una brigada propiamente suiza; los suizos se repartieron entre las demás brigadas, sobre todo, pasaron a integrar el Batallón Thaélmann (XI y XII B.I.), constituido especialmente a base de militantes antifascistas alemanes, el Batallón Chapaiev (XIII B.I.), que llegó a mandar un comandante suizo y el Batallón Garibaldi (XI y XII B.I.), formado por italianos antifascistas.

Estandarte del Batallón Thaèlman, fundado por Hans Beimler. Judío alemán, miembro del Partido Comunista Alemán (KPD), Beimler fue enviado al campo de Dachau en 1933. Un día antes de la fecha de su ejecución, estranguló al vigilante de las SS que entró en su celda y escapó con su uniforme. Fue uno de los primeros internacionales en acudir a España. Fuente: Frente de Batalla
Si la participación suiza en la Guerra Civil Española está bien documentada es, en gran parte, gracias al diario de un brigadista de aquel país, Hans Hutter. Las anotaciones de sus cuadernos y sus fotografías, de un incalculable valor histórico, se convirtieron en un libro: "Spanien im Herzen" ("España en el corazón").


Los voluntarios suizos participaron en la defensa de Madrid y en muchas otras durísimas batallas de la guerra, como en el frente de Aragón, el Jarama, Guadalajara, Brunete185 de ellos pagaron con sus vidas la lucha contra el fascismo.


Grupo de voluntarios suizos de las Brigadas Internacionales, posan en el frente, junto a un camión. Fuente: Universidad Complutense de Madrid, UCM
Cuando se disolvieron las brigadas, en 1938, los brigadistas suizos regresaron a su país, muchos de ellos casados con españolas, y fueron recibidos con entusiasmo, como héroes, por el movimiento obrero. Pero la burguesía empezó inmediatamente a denigrarlos, diciendo que eran unos traidores, unos colaboradores de los bolcheviques. Todos los brigadistas fueron juzgados por tribunales militares por no haber respetado la pretendida neutralidad de Suiza.

Claveles rojos para los combatientes de España, 1938. Fuente: S.B.H.A.C.
El tribunal de Zurich sobre todo, compuesto exclusivamente por oficiales de extrema derecha, les condenó a severas penas de prisión. También se les privó de sus derechos cívicos. Se quiso dar un escarmiento, y se les castigó para indicar que los suizos no debían combatir a favor de una república “roja”.

Fueron condenados sobre la base del artículo 94 del Código Penal Militar, que prohibía a los nacionales alistarse en un ejército extranjero sin autorización expresa del gobierno. Se les marginó, haciendo que tuvieran muchas dificultades para encontrar trabajo.


Acogida de los combatientes de España en Zurich, en 1938. Fuente: S.B.H.A.C.
Esto no fue aplicado, sin embargo, a los helvéticos que se alistaron en la Wehrmacht hitleriana y combatieron a su lado. De hecho, junto con Irlanda, Suiza fue el primer país democrático en reconocer el régimen de Franco el 14 de febrero de 1939, antes de la capitulación de la República. Pero ya antes de esa fecha, en octubre de 1938, el Schweizerischer Bankverein (Sociedad de Bancos Suizos) concedió a Franco un crédito por valor de 12 millones de francos suizos de la época. Una suma astronómica que sin duda ayudó, y mucho, a ganar la guerra al futuro dictador.

El ministro suizo Giuseppe Motta (en el centro) junto al mariscal francés Pétain en un desfile militar, en 1937. (Keystone) Fuente: SwissInfo
Han tenido que pasar 70 años desde el fin de la Guerra Civil Española para que los Spanienkämpfer o "Combatientes de España", como se les denomina en la Suiza germano-parlante a estos antiguos Brigadistas, quedaran exonerados de toda culpa y cargo. Aunque fue tan sólo un reconocimiento moral, muchos recuerdan la profunda emoción que se vivió ese día en el hemiciclo de Berna.

Con esta rehabilitación se reconoce que la lucha de los voluntarios suizos tenía un gran valor, porque lucharon contra la amenaza del fascismo, amenaza que también afectaba a Suiza. Se trataba de acudir en ayuda de un régimen legítimamente instituido, elegido por el pueblo español, que estaba siendo atacado por militares golpistas apoyados por las fuerzas del Eje.


Banderas Republicanas y Suizas en la acogida a los miembros suizos de las Brigadas, Zurich, 1938. Fuente S.B.H.A.C.
La recuperación de la Memoria Histórica incumbe tanto a la sociedad civil como al Estado. Iniciativas como la del Parlamento suizo y de otras democracias occidentales que han reconocido de manera expresa el papel de sus voluntarios en nuestra Guerra Civil, deben hacernos ver que en nuestro país aún queda mucho por hacer y mucho que luchar contra las decisiones judiciales que pretenden sentar en el banquillo a nuestros muertos. Y junto a ellos, al único juez que ha tenido arrestos suficientes para intentar hacerles justicia, enfrentándose al aparato judicial heredero del franquismo.

Combatientes suizos de las Brigadas a su regreso de la Guerra Civil y 38 años después. Fuente: S.B.H.A.C.
"España es para mí la patria que dio sentido a mi vida y que me ayudó a conocer mejor a mi propio país. España y su gran pueblo me enseñaron que el respeto mutuo, la tolerancia y la solidaridad son los únicos métodos para que la humanidad sobreviva. Tengo a España en el corazón...".
(Hans Hutter, Spanien im Herzen, 1996)


Hans Hutter, brigadista suizo que participó en las batallas más cruentas de la guerra como la del Ebro y la de Teruel. Desde su regreso a Suiza, en 1938, pasó toda su vida luchando para que el estado suizo reconociera el compromiso de los brigadistas en defensa de la libertad y la democracia. Lamentablemente no vivió lo suficiente para ver reconocidos sus esfuerzos. Aquí posa, rodeado de su orgullosa familia, poco antes de fallecer. Fuente: AFZ
A pesar de los años de calvario pasados en su propio país, los combatientes suizos de las Brigadas Internacionales no solamente no se arrepintieron jamás de haber venido a luchar por la libertad y la democracia en España, sino que se sentían extremadamente orgullosos de su pasado antifascista.

Y mientras algunos lo habían dejado, literalmente, en tierra española, los supervivientes de la guerra, como Hans Hutter, llevaron hasta su muerte a España en el corazón.


¡Honor y Gloria para ellos!



Fuentes documentales


Bibliografía


- Bavaud, P. y Bégui, J.-M. Les obubliés. trois Suisses de la Guerre d'Espagne. Ed. Cabédita, Bière, 1998.
- Ramonet, I. Suiza, Richard Dindo y la Guerra de España. Revista Tiempo de Historia, nº 43, junio 1978.
Tomado de la web S.B.H.A.C.
- Requena, M. y Sepúlveda, R.M. La Sanidad en las Brigadas Internacionales. Ediciones de la Univesidad de Castilla-La Mancha, Colección La Luz de la Memoria, Cuenca, 2006.

- Requena, M. y Sepúlveda, R.M. Las Brigadas Internacionales: El Contexto Internacional, Los Medios de Propaganda, Literatura y Memorias. Ediciones de la Univesidad de Castilla-La Mancha, Colección La Luz de la Memoria, Cuenca,2003.

- Rodríguez, M. Las relaciones económicas entre Suiza y España: Historia de una neutralidad asimétrica. Estudios doctorales en las universidades de Oviedo (España) y Friburgo (Suiza).

Prensa Digital


- La Memoria llega a Suiza. Artículo de R. Carrizo para El País, 27-11-2008.

- Los Brigadistas olvidados de Suiza. Artículo de R. Carrizo para El País, 07-12-2008.

- Suiza y la Guerra civil Española. Serie de artículos de diversos autores para SwissInfo.ch

- Swiss pardon Spain war veterans. Noticia de BBC News.

- La Ville de Genève va rendre hommage aux brigadistes suisses. Artículo de M. Gregori para Le Courrier.


Webgrafía

- Biografisches Handbuch von A – Z. Listado biográfico alfabético de los Brigadistas Suizos en España. Web IG Spanienfreiwillige.

- Los voluntarios suizos en la Guerra Civil Española. Recensión del libro del mismo título de Meter Huber. Web Universidad Complutense de Madrid, UCM.

- Rehabilitación de los suizos que lucharon con las Brigadas Internacionales contra el fascismo en España. Web Posta Democrática
- De la Guerre Civile à la mort de Franco. Artículo sobre España en el DHS, Dictionnaire Historique de la Suisse.

- La Guerre d'Espagne: Lutte antifasciste et solidarité ouvrière. Web La Gauche, le Fascisme, la Suisse.

Material audiovisual


- Les soldats suisses ayant combattus pendant la guerre d'Espagne seront réhabilités (en francés). Web Radio Télévision Suisse, Tsc.ch
- La Suisse et la Guèrre d'Espagne. Serie de vídeos sobre la participación de los voluntarios suizos en la Guerra Civil Española (en francés). Web DailyMotion
- Entrevista a Eolo Morenzoni y a Hans Hutter, voluntarios suizos en las Brigadas Internacionales. Web SwissInfo.ch


Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

17 comentarios:

buda dijo...

Mi admiración y respeto a los brigadistas internacionales y aúnque sea un poco tarde pero se les agradece en nonbre de la libertad.
Un besico

severino el sordo dijo...

Lamentablemente siempre cuesta muchisimo trabajo que se reconozca a los luchadores contra el fascismo y es extremadamente facil reconocer las "heroicidades" fascistas,el dinero y la iglesioa siempre se apresuraron a ello,incluso en nuestros dias se ha perdidi poco tiempo en poner al unico juez que intentaba hacer una minima justicia en el banquillo,mientras cuando se intenta encausar al fascismo todo son abstaculos,como dices ¡¡¡salud y honor para ellos¡¡¡
POr nuestra parte que no quede,nos vemos.

Antonio Rodriguez dijo...

Había oido hablar de la historia de los brigadistas suizos, aunque tu historia me ha aclarado algunas cosas.
Como siempre la justicia no es igual para todos.
Salud, República y Socialismo

Noelplebeyo dijo...

Otro maravilloso artículo, sin duda

Un abrazo

LUX AETERNA dijo...

Querido Daniel son ya muchas las veces que lográs emocionarme con lo bien que escribís, esta es una de esas, que gente increible, fueron los mejor de su epoca, alistarse como voluntarios para ir a dejar la vida en una tierra en aglunos casos lejana y hasta sin conocer su lengua. Que heroes, y que anonimos que quedaron por tanto tiempo, es muy importante todo lo que estas haciendo por ellos, por tu abuelo y por todos los que dieron la vida por esa causa tan noble que como dijo Camus es sin dudas un tragedia personal para muchos de nosotros.

Te mando un abrazo y disculpá la tardanza

Ciberculturalia dijo...

Impresionante testimonio que muestra una vez más la ingente y silenciosa labor de muchos brigadistas. No conocía esta parte de nuestra historia, como casi ninguna de los episodios que aquí nos traes. Leyéndote aún se entiende menos toda la persecución contra Garzón, el único juez que intenta recuperar nuestra memoria histórica.
Como siempre gracias por tu esfuerzo.
Un abrazo

mimi dijo...

Que valientes aquellos brigadistas suizos y tantos otros que gracias a ti hemos sabido que vinieron a nuestro pais a dar sus vidas por aquello que ellos pensaban que era lo que tenian que hacer.me ha gustado mucho,un beso.

Caminante dijo...

Yo aún stoy en Argentina...

marzo 01, 2010. Brigadistas(33.8) argentinos(26.9) en la Guerra Civil... (+ daalla)

(Publicado por daalla en 31 de enero 2010 en su blog Fusilados de Torrellas. Paquita) fusiladosdetorrellas.blogspot.com/ EN SU PÁGINA PODÉIS VER TODA LA BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA - HERMOSAS FOTOS, Y OTRAS IMÁGENES, ACOMPAÑANDO AL TEXTO.

Vinieron de muy lejos (I). Brigadistas argentinos en la Guerra Civil Española. (...)

.. Gracias una vez más y besitos vespertinos: PAQUITA

verdial dijo...

Magistral entrada con un documento de oro, tal y como nos tienes acostumbrados.
Al menos setenta años después de la lucha y el sacrificio de estos hombres se ha tenido la delicadeza de hacerles un reconocimiento oficial.
Su historia merece ser conocida y tenida en cuenta, tanto por el valor histórico que conlleva como por la memoria de esos 185 brigadistas que perdieron la vida en una lucha por ayudarnos.

Un abrazo

daalla dijo...

Más vale tarde que nunca, Buda.
Besos

Severino, unos jueces protegen a otros. El entramda es difícil de romper pero hay que seguir tirando.
Nos vemos.

Me alegro, antonio. Como bien dices, algunos reciben más "justicia" que otros.
Salud y República

Gracias, Noel. Viniendo de ti es todo un cumplido.
Un abrazo

Verdaderamente, Lux, es algo que emociona hasta las lágrimas. Dicen que una de las razones por las que vinieron a España fue por el gran desempleo que había. Pero hay que tenerlos muy bien puestos y las ideas muy claras para arriesgar la vida y la integridad física en aras de un ideal.
No hay nada que disculpar, amigo.
Un abrazo

En verdad impresiona, Carmen. Si bien es de admirar la historia de todos y cada uno de los Brigadistas, vinieran de donde viniesesn, a mi me gusta centrarme en los más desconocidos. Aquellos de los que poco o nada se ha escrito.
Un abrazo

Me alegro de que te haya gustado, Mimi. Verdaderamente fueron valientes. Más de lo que podemos siquiera imaginar.
Besos

Paquita, eres una viajera empedernida. No sólo por tus propios viajes reales, sino por todos estos viajes virtuales en los que te embarcas cuando entras aquí. Gracias a ti.
Besos casi nocturnos.

Verdial, a veces creo que van más avanzados fuera que en nuestro propio pais. Pero quiero creer que pieza a pieza algún día construiremos entre todos el enorme rompecabezas de la Memoria Histórica.
Un abrazo.

paquita dijo...

Ahora sí, ahora sí lo he leído... este texto... que te copio... ya sabes... yo a lo mío.
Más besos, ahora matinales: PAQUITA

socalze-rabalero dijo...

creo que en Aragon deberiamos hacer un monumento a esta gente.

Saludos

daalla dijo...

Adelante, Paquita. Y gracias.
Besos

Sería una forma de hacerles justicia, socalze. Pues los restos de muchos de ellos yacen en muchas fosas olvidadas de nuestro Aragón.
Saludos

Isabel Romana dijo...

Es tremendo cómo el estado Suizo los castigó severamente... Y es que ni entonces ni ahora la ultra derecha se ha detenido ante nada. Estoy muy indignada con lo que está ocurriendo en España contra Garzón. Y mira que han pasado 70 años y no hay modo de reparar las injusticias con la normalidad que nuestra democracia exigiría. Creo que nuestro agradecimiento hacia todas aquellas personas que arriesgaron su vida y su futuro para ayudar a la república debe ser infinito. Un abrazo, querido amigo.

daalla dijo...

Es para indignarse, verdaderamente, Isabel. La persecución judicial a Garzón, orquestada por el PP, no es más que la confirmación de aquel "atado y bien atado" del dictador. Van más adelantados, en el fondo, en el extranjero que en nuestro propio país.Queda mucho por hacer.
Un abrazo.

nexus. dijo...

Todavía me alucina como personas de tan lejanos países lo abandonaron todo para ir a jugarse la vida literalmente, en una guerra que sólo ellos comprendieron que no era sólo española.
Hay que tener unas convicciones morales, éticas y políticas muy fuertes para llegar hasta ese extremo de solidaridad.
Como siempre acostumbras, una magnífica entrada.
salud y República!!
Nexus.

daalla dijo...

Nexus, aquellos valientes, hombres y mujeres, sujpieron ver que la lucha contra el fascismo era global y no sólo en cada parcela concreta, en cada país. Por encima de todo hay que destacar su lucidez.
Salud y República

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...