.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: La Selección de Fútbol de la República Española http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

La Selección de Fútbol de la República Española




Una camiseta similar a ésta podría haber sido, si la Historia hubiera sido otra, la que debieran haber lucido los jugadores de la Selección Española en Sudáfrica 2010. Fuente: Cosa Pública

La imagen de los jugadores de la Selección Española de Fútbol, levantando la Copa del Mundial de Sudáfrica 2010 tras derrotar a Holanda en una épica final, se mantiene todavía en nuestras retinas.


Todos nos sentimos extremadamente orgullosos del mayor éxito en la historia de nuestra selección aunque, por razones obvias, los que nos consideramos republicanos no pudimos por menos que sentir algo de tristeza pues ese éxito significa también el afianzamiento de los símbolos de una España aún no completamente desligada del franquismo, cuya bandera e himno, incluso su jefe del estado son los que el dictador impuso.


Esa mezcla de sentimientos me impulsó a investigar sobre la
Selección Española de Fútbol durante la II República y lo que descubrí, como esperaba, me llenó también de satisfacción.

Y es que la primera vez que España disputó un Mundial lo hizo luciendo la bandera tricolor republicana ya que era la Selección de la República Española. Saltando al campo con su capitá
n el guardameta a la cabeza, al llegar a mediocampo se situaron allí esperando la salida de su rival. Al instante saltó Italia al campo, se colocaron en línea junto a la selección española, y realizaron el saludo fascista a la grada. Allí estaba Benito Mussolini presidiendo el segundo Mundial de fútbol de la historia, primero en el que participaba España.

Zamora ( dcha.) entrega a Combi el banderín con los colores de la República Española, los cuales luce también en las medias. Fuente: Fuerza Perica
Intercambio de banderines y sorteo de campo entre los dos capitanes, Ricardo Zamora y Giampero Combi, dos de los mejores porteros del mundo. En aquella época la selección española era considerada como una de las más potentes del momento, y a día de hoy es recordada como una de las mejores selecciones españolas de la historia.

Estamos en los Cuartos de Final de Italia’34 y empieza en Florencia el partido considerado por muchos como una final anticipada. Bajo la parafernalia fascista que lo inunda todo, la selección cae derrotada frente a los anfitriones. Tanto las crónicas de entonces como los recuerdos de hoy coinciden en señalar que la victoria italiana no fue precisamente limpia, y al parecer esta tónica continuó hasta la final, en la que Italia se impuso a Checoslovaquia por dos goles a uno. Numerosos árbitros fueron suspendidos por sus respectivas federaciones a su regreso del Mundial.


"Los italianos pierden las guerras como si fueran partidos de fútbol y los partidos de fútbol como si fuesen guerras”.

Winston Churchill


Árbitros realizando el saludo fascista en la final de Italia'34. Fuente: Fútboladictos
Aún coleaba el amaño arbitral cuando la selección de la República Española se enfrentó, el 23 de febrero de 1936, con la de la Alemania nazi, en un partido “amistoso” que no lo era tanto, no sólo por la cercanía de la Guerra Civil o el enfrentamiento ideológico existente, sino también porque España fue el único país que boicoteó las Olimpíadas de julio de 1936 en Berlín, convocando alternativamente unas Olimpíadas Populares en Barcelona.

El partido, ya acordado de antemano, se celebraba tan sólo una semana después de forjarse el nuevo gobierno republicano del Frente Popular en el Estadio Olímpico de Montjuic en Barcelona, ante más de 60.000 espectadores.


La Selección Española de Fútbol en 1934, en plena época de la II República. Fuente: La banda izquierda
Como de costumbre cada vez que juegan selecciones nacionales, sonaron los respectivos himnos nacionales de ambos conjuntos. Al finalizar el alemán «Canción de Horst Wessel», los futbolistas germanos saludaron brazo en alto al estilo fascista. La escena fue automáticamente replicada por los jugadores españoles al unísono, todos con el puño en alto, mirando desafiantes a los alemanes.

Se cuenta que aquello llevó la locura a las gradas que jalearon todas las acciones de la selección hasta el final, cuando cayó derrotada 1-2, en un resultado que para todos fue lo de menos.


Montjuic, 23 de febrero de 1936. Puede verse a algunos jugadores españoles que miran incrédulos a los alemanes realizando el saludo fascista. Los espectadores lo consideraron como una afrenta, por la cual abuchearon al combinado alemán. Los futbolistas españoles respondieron con el puño en alto cuando sónó el Himno de Riego. Fuente: Jugadores del RCD Espanyol
En aquellos años 30 el deporte fue políticamente instrumentalizado por el fascismo con estos dos hitos principales: el primero la Copa Mundial de Fútbol de 1934 organizada por Mussolini para que Italia obtuviera el título de una forma tan descarada que el árbitro de la final fue expulsado de la FIFA. En segundo lugar, la celebración de las Olimpiadas en Berlín, en las que Hitler buscó exaltar la “raza aria”, aunque el atleta afro-americano Jesse Owens se encargó de dinamitar su propósito.

Hitler odiaba el fútbol, pero sabía que este deporte permitía reunir a muchedumbres para atraerlas hacia el nacional-socialismo. Seguramente Mussolini también lo consideraba una formidable plataforma propagandísitica de los principios y valores fascistas.


“Ganar un partido de fútbol es más importante para la gente que capturar una ciudad del Este”

Joseph Goebbels



Mayo de 1938 –sólo dos meses después de la anexión de Austria por el Tercer Reich -, los jugadores ingleses saludan a los 105.000 espectadores presentes en el Olympiastadion de Berlín para contemplar el amistoso Inglaterra-Alemania con el saludo nazi. Aquel gesto fue fruto de la política de acercamiento hacia Alemania del gobierno inglés, pero fue leída por la prensa de la época como una indigna muestra de reconocimiento al régimen de Adolf Hitler. Uno de los episodios más humillantes de la selección inglesa de fútbol. Fuente: BBC News
Me ha parecido pertinente traer estos hechos aquí. En primer lugar porque, aunque simbólicos, fueron los primeros enfrentamientos de la República Española contra las
potencias fascistas que más hicieron por derribarla, apoyando con todos sus formidables medios a un Franco que nunca hubiera podido hacerlo solo.

En segundo lugar, porque aquel gesto de orgullo, de protesta, de dignidad... de puños en alto que desafiaban al fascismo, quedó para siempre como un hecho histórico, aunque haya pasado desapercibido para la mayoría de nosotros.


Y en tercer lugar, aunque no menos importante, porque debo confesar lo mucho que a mi me hubiera gustado estar allí, levantando el puño con ellos, dando vivas a la República.


Tuvo que ser emocionante…



Fuentes documentales

Bibliografía

- Arnaud, P. and Riordan, J. Sport and International Politics. The impact of Fascism and Communism on Sport.
London, E. & F. N. ,1998.
- González Aja, T.Sport y autoritarismos: la utilización del deporte por el por el comunismo y el fascismo. Alianza, Madrid, 2002.

Prensa digital

- "Football, Fascism and England's Nazi Salute". Jonathan Duffy, BBC News Online
- "La selección de fútbol de Alemania venció al equipo de España por dos
«goals» a uno". ABC Madrid, 24-02-1936.
- "La selección perdida de 1934". Javier de Frutos, Diagonal, 15-02-2007

Webgrafía

-"Una sobre la Selección de la república Española de Fútbol". Fuente: Dametira
- "Sudáfrica 2010. La maldición republicana".Fuente: Los ideales del gol
- "El fútbol en la Alemania nazi". Fuente: Foro Segunda Guerra Mundial
- "Las dos Españas futbolísticas". Fuente: Días de futuro pasado
- "La sombra de Hitler visita al fútbol". Fuente: Futbologías




39 comentarios:

LUX AETERNA dijo...

Querido Daniel: no dudo que debe de haber sido emocionante, en parte y sin comparación aquellos dos goles de Maradona contra los ingleses en el 86 fueron mucho mas que dos goles.
Respecto a el conflicto que uno sufre cuando tendría que estar definitivamente alegre pero hay símbolos, imágenes, empleo de la propaganda política adversa que emplea un triunfo deportivo, también lo he sentido.
En otro orden de cosas, yo siento que aqui en mi patria nos han quitado los símbolos, por ejemplo durante la campaña orquestada por los intereses del campo (Sociedad Rural Argentina) y el multimedios Clarin contra el gobierno, una de las radios afines repartia banderas para colocar en el auto para las fechas patrias, el tema es que de repente comenzaron a ponerlos en los autos como demostración de apoyo al campo, y tengo que confesarte que mas de una noche me dedique a arrancar banderas de los autos.
El problema es que como el Proceso Militar empleaba mucho todo lo que fueran simbolos que nos identificaban hoy en dia a uno le cuesta volver a emplearlos dado que nos traen un amargo recuerdo. Mi hermano sostiene que no hay que hacer así, que hay que recuperarlos para uno, puede que tenga razón.

Te mando un abrazo y me gustó mucho tu post.

Noelplebeyo dijo...

En mi opinión la selección ha conseguido una unión de esta españa republicana, donde jugadores de diversas procedencias, y sin avergonzarse de ello, han jugado por el bien común. Aún tuve que ver caras raras cuando Xavi o Puyol salían con la bandera catalana...queda mucho aún por superar

severino el sordo dijo...

Albricias¡¡¡
Por fin regresaste haragan,ya sabes que no soy muy partidario ni de banderas,ni de himnos,ni de nada que se le parezca ya que estan al fin suelen acabar cayendo en maanos inadecuadas para servir otro tipo de intereses,pero no puedo ocultar mis simpatias por algunos colores y sonidos,aun recuerdo aquel himno de riego que sono creo recordar en Australia en una Copa Davis,no sabia que la roja en tiempos luciera los tres colores y encima eligiera tan bien sus oponentes,nos vemos.

Felipe dijo...

Sin duda que la simbología del mundial 2010 podría haber sido otra si los acontecimientos históricos franquistas y la mal llamada ejemplar Transición no hubiesen sucedido.

Observar estas imágenes pone la 'piel de gallina' y nos recuerda que jamás pagarán los que se alzaron contra la II República y sus herederos que hoy conviven feliz y placidamente.

Saludos

buda dijo...

Ya sabes que yo no soy muy futbolera,pero no hubiera estado mal ver a la selección con los tres colores,
Un besico y me alegro que estes de vuelta

Selma dijo...

Victoria amarga,.. para que negarlo..
Te sigo, te leo, te admiro.. Sigue Daniel, sigue!

Un baiser Républicain de cette Nomade qui ne t'oublie pas ;)

mimi dijo...

Me ha gus tado mucho ver esa camiseta tricolor republicana tan chula,ademas no tenia ni la menor idea de que existiera.gracias a ti ya sabemos una cosica mas.un beso.

Daalla dijo...

Lux, puede que tu hermano tenga razón, efectivamente. Pero sé que cuesta mucho volver a hacer propios los símbolos de los que otros se han apropiado para sus espúreos intereses. A mi me pasa con la palabra "nacional", se me ponen los pelos de punta cuando me veo en la obligación de decirla o escribirla ya que durante muchísimos años fue sinónimo de partidario de Franco y cómplice de sus atrocidades.
Un abrazo.

Noel, tienes raz´´on. La selección ha sido y es, en cierto modo, un símbolo de integración de muchas sensibilidades. Pero temo que tanto éxito ahogue las justas reivindicaciones que los republicanos tenemos, en especial las relacionadas con la Memoria Histórica y todo lo que conlleva.
Un abrazo

Severino, tienes razón, es hora de dejar de ser cigarra y volver a ser hormiga. Ya ves, a veces hay que jugarse los cuartos con el enemigo, como le pasó a a quella maravillosa Selección Republicana. Y es que todo tiene una historia que hay que investigar y conocer.
Nos vemos.

Felipe, seguramente que no pagarán. Pero debemos luchar y mucho por procurar descanso a las víctimas y a sus familiares, es decir, a todos nosotros, buscando que se logre lo más parecido posible a la Justicia.
Saludos

Buda, tampoco yo lo soy, aunque sí en ocasiones especiales como un Mundial o cuando se la juega el Zaragoza, lo cual ocurre con mucha más frecuencia de lo que me gustaría.
Besicos

Selma, moi non plus. Je suis ravi de t'accuellir ici, comme toujours. Mille baisers Républicains.

Mimi, bien bonita que es, ¿verdad?
Besicos

Jesús Herrera Peña dijo...

Daniel, te deseo feliz aterrizaje en tu blog, después de vivir y gozar tus vacaciones.

Tira palante too tieso.

Marcela dijo...

Que buena historia, que momento para revivir. Y son esos momentos los que hay que atesorar. Porque ese instante de puños apretados tuvo una importancia que superó al símbolo, a su significado inclusive.
Un beso grande.

Daalla dijo...

Palante siempre, Jesús. Gracias por la bienvenida.

Marcela, muchos recordarían aquel gesto en los días malos que siguieron.
Un beso

verdial dijo...

Interesantísima la documentación que has traído y que yo desconocía. Esto debería de conocerlo todos los que como yo eran ajenos. Cuanto se aprende con tu trabajo Daniel. Hay tantas cosas que desconocía (imagino que a muchos les pasará igual que a mí) y que contigo aprendo... No es justo que esta parte de nuestra historia haya estado y esté aún tan enterrada.

Un abrazo

Daalla dijo...

Verdial, gracias por tu comentario tan entusiasta. Mucho hay, verdaderamente, que desconocemos, y yo soy el primero que aprende para comunicarlo a todo el que, como tú, quiera saber.
Un abrazo

Isabel Romana dijo...

Interesantísimo post. Como no soy aficionada al fútbol, no conocía todo esto de lo que hablas. Debió ser muy emocionante ese "enfrentamiento" entre saludos. Con todos esos amaños se viene a demostrar que esas ideologías son tramposas de principio a fin y que actúan con el mayor descaro. Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

Daalla dijo...

Isabel, como a ti tampoco a mi me apasiona el fútbol aunquye sí lo sigo en ocasiones especiales como un Mundial. Este post viene a ser el recuerdo de lo que fue una especie de premonición de lo que iba a pasar después, en la vida real. En eso radica, sobre todo, su interés.
Un abrazo, espero que el verano haya servido para recargar las pilas.

Carpe Diem dijo...

Interesante aporte al tema futbolístico y sus implicancias políticas.
Como estudioso de la historia del fútbol quiero señalar algunos detalles: en el Mundial de 1934 España debutó ganando 3-1 a Brasil, y luego en cuartos de final efectivamente cayó ante Italia 0-1, pero en un desempate, pues en el partido original igualaron 1-1. El empate fue arbitrado por el belga Baert, que toleró el jugo malintencionado, al punto que 7 jugadores españoles (entre ellos Zamora) se vieron impedidos de jugar el desempate, por las lesiones sufridas. En el desempate el gol italiano llegó en jugada en la que el reempalzante de Zamora, Nogués, fue víctima de infracción no sancionada por el colegiado suizo Marcet.
Fue precisamente Marcet quién fue expulsado, pero no de la FIFA directamente, sino de la Federación Suiza. El árbitro de la final, fue el sueco Iwan Eklind, de 28 años, que según las crónicas de la época también hizo una tarea localista, pero no al punto de merecer sanciones. De hecho, volvió a dirigir en los Mundiales de 1938 y 1950, y en los Juegos Olímpicos de Londres en 1948.
Sobre el saludo fascista, y su variante nazi, hay que decir que era de rigor en los equipos de la época. Lo sorprendente es que era replicado a veces por sus huéspedes, como los árbitros de la final del 34 y la selección inglesa, tal como se ven la la foto. En videos y fotografías del desfile inuagural de los JJOO de Berlín 1936 se ve a numerosas delegaciones visitantes (entre ellas la francesa) haciendo el saludo con el brazo extendido al hacer su paso ante el palco oficial ocupado por Hitler y otros jerarcas.

Daalla dijo...

Carpe Diem, efectivamente, el saludo nazi fue realizado por bastantes delegaciones extranjeras en diferentes competiciones de aquellos años de auge del nacionalsocialismo en Alemania y del fascismo en Italia, unas veces de grado y otras por "templar gaitas", como decimos aquí, o contemporizar. Seguro que ninguna de ellas está muy orgullosa de haberlo realizado, pero así eran las cosas entonces.Se ve que, como argentino y aficionado al fútbol, estás muy versado en estos asuntos. Gracias por tu aportación, la cual enriquece mucho el post.
Saludos

Anónimo dijo...

Gañán

Daalla dijo...

Anónimo, admiro tu economía de palabras para decir tanto con una sola.
gañán.
(Del ár. hisp. ḡannám, y este del ár. clás. ḡannām).
1. m. Mozo de labranza.
2. m. Hombre fuerte y rudo.
Y por extensión: Paleto, basto, ignorante, inculto, campesino, aldeano, cateto, maleducado, grosero, vulgar…
Lo malo es que no has acertado con ninguna, aunque claro, es disculpable porque no me conoces.
Yo, en cambio, sólo te dedicaré un epíteto, sinónimo también por extensión de tu condición:
Anónimo= cobarde
Espero que la mayoría de los madrileños no sean como tú.

Salud y República

LUX AETERNA dijo...

Que bueno! yo si me permitís querido Daniel desde acá mando un argentinismo dedicado a "anónimo", mi palabra elegida es: "PELOTUDO"

Te mando un abrazo Daniel

SALUD Y REPUBLICA!

Anónimo dijo...

¿Y existe alguna documentación sobre el uniforme que vestía la selección republicana? Sé que el pantalón azul lo impuso Franco como referencia a la Falange y al bando nacional, pero ¿La camiseta no era roja?

Daalla dijo...

Al parecer sí que lo era, anónimo. Al menos así se dice en algunas webs que he consultado ya que no soy especialista en el tema. A ellas te remito:
- http://es.wikipedia.org/wiki/Selecci%C3%B3n_de_f%C3%BAtbol_de_Espa%C3%B1a
- http://www.elmundo.es/suplementos/cronica/2008/661/1213480807.html
- http://www.furiaroja.com/cronica.htm

Daalla dijo...

Lux, yo añadiría "pelotudo a cuerda", maravillosa expresión no sé si argentina o personal tuya, que has utilizado en algunos de tus posts.
Un abrazo
Salud y República

Anónimo dijo...

Muchas gracias, Daalla.

En todo caso, lo que sí nos demuestran esos links es que España ya utilizaba camiseta roja antes de la República, he leído por ahí que con pantalón blanco.

Pero aún no he encontrado en ningún sitio una referencia al color de la camiseta que se vistió en aquel Mundial de 1934 en la Italia fascista.

De todos modos, ésta que enseñas es mucho más bonita.

Un saludo.

Daalla dijo...

Anónimo, tampoco yo he encontrado referencias. Quizás en la FEF puedan contestarte.
Real Federación Española de Fútbol
Ciudad del Fútbol Español
- C/ Ramón y Cajal, s/n 28230 LAS ROZAS (Madrid) - ESPAÑA
Tel.: +34 914 959 800
Fax: +34 914 959 801
Email: rfef@rfef.es
Si lo averiguas, no dejes de decírmelo, pues has conseguido que me pique la curiosidad.
Saludos

Carpe Diem dijo...

Respecto a la casaca española, aporto lo siguiente: siempre fue roja, desde el debut internacional español en 1920 (Juegos Olímpicos de Amberes). El único cambio durante la República fue en las medias, que presentaban vuelta tricolor, como se ven en la oto de Zamora.
Después de la Guerra Civil aparentemente el franquismo impuso brevemente una casca de color azul, pero rápidamente se volvió al rojo tradicional.
Estimado Daalla, te agrego que si bien soy un estudioso de los temas del fútbol, y miembro del CIHF (Centro para la Investigación de la Historia del Fútbol), en este tea en particularlos datos me los ha brindado mi consocio español Luis Javier Bravo Mayor, integrante del Centro de Investigaciones de Historia y Estadística del Fútbol Español(CIHEFE)www.cihefe.es.

Daalla dijo...

Carpe diem, cómo se agradece la aportación de alguien que sabe, como tú. Gracias por ella y transmíteselas también a esa otra persona que te ha pasado los datos. Seguro que el anónimo comentarista interesado en el tema estará muy contento de saberlo.
Por otro lado, si vuelves a pasarte por esta casa -que es la tuya- que sepas que para los amigos me llamo Daniel.
Saludos

Carpe Diem dijo...

Gracias Daniel.
Mas allá de que solo he intervenido con un par de comentarios colaterales, como estos, leo habitualmente con interés tu valioso trabajo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias, Daalla y Carpe Diem, por los datos y el interés, y perdonad que haya "desvíado" el tema por un rato ;-)

Anónimo dijo...

Igualmente la camiseta durante la república era roja, no? En el caso en el que siguiéramos en la república, tal vez tendría detalles morados en vez de azules, pero creo que la camiseta seguiría siendo mayoritariamente roja.

Daalla dijo...

Puede que así fuera, anónimo, aunque nunca lo sabremos. La que ilustra este artículo es sólo una aportación más. En cualquier caso, gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

No entiendo la maldad de los jugadores alemanes de oir su himno con el brazo derecho estirado, según el saludo alemán de la época y que por el contrario se elogie la actitud de la selección española que respondió al oir el himno con el puño izquierdo en alto. Para mi son igual de desafortunadas ambas actitudes, los himnos de los paises se deben escuchar con respeto intimo, sin expresiones externas que denoten diferencias internas dentros de cada país, aunque no nos podamos ver los catalanes con los extremeños, por ejemplo.

Daalla dijo...

Anónimo, para entenderlo es preciso en primer lugar recordar que la selección española había perdido frente a Italia en su mundial de 1934 por un claro amaño arbitral propiciado por Mussolini. Mundial en el que encima también tuvieron que aguantar el saludo fascista de quienes les habían ganado con malas artes.

Además, los componentes de la selección tenían que ser, ya por entonces, conscientes de la política totalitaria nazi de Hitler y sus secuaces, de su imperialismo y de su complejo de raza superior. Y aquel gesto de levantar el puño sólo fue una repuesta a otro, el alemán, al que vieron como una provocación.

Lamentablemente no sospechaban que tendrían que luchar muy poco después en su propia casa contra ellos.

Respecto a lo que apuntas sobre los himnos, tan normal debía de ser el saludo nazi (que pudieron haber obviado, ya que estaban en otro país) como levantar el puño al oir el Himno de Riego.

No creo en hacer el paripé con los himnos, ni en el “respeto íntimo”, ni en la ausencia de “manifestaciones externas” a las que aludes, cuando se fomenta de muchas otras maneras y desde tantas instancias el odio entre las gentes de distintas comunidades (por cierto, no sé si serás extremeño o catalán. Como parece que vives en Madrid, me inclino por lo primero). Y encima entramos al trapo.

Para finalizar, te diré que me llena de orgullo y de emoción el gesto de la selección de la República Española. Y ello desde los argumentos racionales que te acabo de exponer pero también porque les salió de dentro y hay cosas que, aunque te parezca romántico, sólo se pueden entender con el corazón y no con el cerebro.

Saludos y gracias por comentar.

Anónimo dijo...

a mi me encanta el futbol y tambien la republica y ademas me hubiese gustado ver la cara de esos fascistas

Daalla dijo...

De acuerdo en todo, anónimo. Gracias por comentar.

Cocoliso dijo...

Gracias por hacer este blogg que recuerda aquellas personas que lucharon tanto por la democracia.

Daalla dijo...

Gracias a ti por comentar, Cocoliso.

Anónimo dijo...

Se qué vuelvo 2 años atrás, pero al recuperar nuestros símbolos, sean cuáles sean, recuperamos nuestra identidad. Soy argentino y por primera vez puedo decir con orgullo y sin vergüenza la palabra: PATRIA!!, porque nos habían quitado hasta las palabras. Tiempo al tiempo hermanos republicanos, las máscaras tarde o temprano caen, destapando los rostros de los verdaderos antipatrias, los siempre enemigos del pueblo.

Daalla dijo...

Gracias por tu comentario, amigo argentino, el cual nos transmite esperanza en que algún día también aquí podamos recuperar los símbolos y las palabras que nos arrebataron.
Salud y República

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...