.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: Luz al final del túnel http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

Luz al final del túnel



Fuente: El blog de un aprendiz

“Ver la luz al final del túnel” es una metáfora ampliamente utilizada por cualquiera que haya pasado por una situación de oscuridad o de incertidumbre. El primer destello de luz que atisbamos aviva nuestra esperanza y nos anima a seguir adelante con un renovado espíritu de superación.

Así fue como nos sentimos los familiares de los Fusilados de Torrellas cuando, hace justamente una semana, nos reunimos junto a la tumba de nuestros abuelos, en el cementerio de Ágreda.


Tras casi dos años de reuniones y gestiones burocráticas, empezamos a creer que ya está cerca el momento de que los restos de los nuestros puedan abandonar la fosa en la que se vieron forzados a reposar.


Si todo va bien, una vez obtenidos los permisos pertinentes, nuestros abuelos iniciarán su esperada vuelta a casa durante este otoño.

Espacio donde se encontrarían los enterramientos. Fuente: Informe preliminar de la Sociedad Aranzadi, 13 de septiembre de 2010.
Cualquier viaje que realizamos nos hace más sabios y en este tiempo hemos aprendido más sobre nuestros abuelos y las circunstancias en las que fueron asesinados en 1936 que durante toda nuestra vida anterior. Al menos es así cómo yo me siento.

Hoy sabemos que están enterrados precisamente allí porque unas personas de buena voluntad, Marcos Bueno y su hijo, de esta localidad soriana, a tan sólo 15 km de Torrellas, se ofrecieron voluntariamente a traer sus cuerpos desde el monte donde tras ser asesinados iban a ser abandonados y expuestos sus restos a las inclemencias del tiempo y a las alimañas. De no ser por aquellos hombres buenos, que pusieron su camioneta y su tiempo en esta encomiable acción, hoy formaríamos parte de los miles de personas de este país que no podrían plantearse la exhumación y el entierro digno de los suyos al no conocer ni siquiera la localización de sus restos.


Cementerio de Ágreda (Soria). En el espacio marcado en verde se encontrarían los enterramientos de la Guerra Civil. Junto a nuestros familiares de Torrellas, se encuentran también tres vecinos de Vierlas y dos aviadores republicanos. Fuente: Informe preliminar de la Sociedad Aranzadi, 13 de septiembre de 2010.
Esa mañana soleada pero fresca de domingo, estaba con nosotros Concepción, una señora de ochenta y muchos años que sólo contaba nueve cuando vio, sin ser vista, la macabra hilera que formaban los cadáveres de Luis, Marcelino, Gregorio y Feliciano, nuestros abuelos, a la espera de ser enterrados en la fosa común que abría el sepulturero de Ágreda.

La existencia de un testigo directo de aquel hecho, con la que jamás nos hubiéramos atrevido a soñar, unido a la certidumbre de conocer por su testimonio el lugar exacto donde están enterrados, es algo que va a facilitar mucho las tareas de exhumación.


Para hablarnos de ellas vino también, desde San Sebastián, “el hombre que abre tumbas” como algunos le llaman y que, con su trabajo, levanta ampollas y provoca odios, pero también el eterno agradecimiento de quienes como nosotros intentan sacar los restos de los suyos para enterrarlos dignamente en un nicho del cementerio haciendo justicia a su memoria.


Reputado especialista forense, el profesor de de la Universidad del País Vasco Francisco Etxeberría lleva desde 2000 participando en la exhumación de fosas de desaparecidos de la Guerra Civil y la dictadura. El equipo de la Sociedad Aranzadi que dirige, lleva 200 fosas comunes abiertas y 4.800 esqueletos exhumados en toda España.

El antropólogo y forense Francisco Etxeberría. Fuente: El País
Historiadores, antropólogos, arqueólogos, médicos forenses y psicólogos intervienen en cada exhumación, a quienes hay que añadir más tarde a los profesionales que realizan los análisis de laboratorio que concluyen en la identificación y determinación de las causas de la muerte.

La identificación no es siempre posible debido al estado, a veces lamentable, de los restos humanos que se encuentran. Los familiares ya hemos sido advertidos de esta posibilidad que debemos contemplar para evitarnos una decepción por albergar excesivas expectativas.


Los delitos de lesa humanidad son imprescriptibles; así lo mantienen diversos tratados internacionales suscritos por España, que deben de ser respetados incluso por encima de la Ley de Amnistía aprobada en los primeros años de la transición y a la que se considera una verdadera Ley de Punto Final.


Además, la "Ley de Enjuiciamiento Criminal" tiene vigente un artículo en el que se dice que cuando exista o aparezcan restos con sospecha de muerte violenta, la mayor parte de los cráneos estén agujereados, o sospechas de criminalidad el juez se debe personar con el forense e iniciar unas diligencias penales.


La realidad, sin embargo, es que la inmensa mayoría de los jueces españoles no cumplen con esta obligación, denegando la tutela judicial efectiva a la que las víctimas y sus familiares tenemos derecho.


Miembros de la sociedad Aranzadi, que dirige Francisco Etxeberría, durante los trabajos de exhumación de una fosa común de la Guerra civil en la localidad burgalesa de Villalba de Duero, concluidos recientemente tras recuperar los restos de siete personas, todas ellas varones. Fuente: Informativos Telecinco
No es que toda la judicatura española sea de derechas, heredera del franquismo, como se ha llegado a decir. La triste verdad, a mi entender, es que muchos de ellos están amedrentados por la salida del juez Baltasar Garzón de la Audiencia Nacional debido a la campaña de acoso y derribo a la que viene siendo sometido por su intención de investigar los crímenes del franquismo.

Las exhumaciones sin presencia judicial suponen borrar pruebas de crímenes contra la humanidad. Es por ello que, con el asesoramiento del Equipo Nizkor de Derechos Humanos, hemos ido retrasando la exhumación de los nuestros solicitando al ayuntamiento de Ágreda un “traslado de restos” en lugar de exhumar los cuerpos directamente.


Dado que en el registro del cementerio con fecha de 20 de octubre de 1936 aparecen “cuatro desconocidos hallados muertos en Los Cabezos”, que en esa fecha y lugar los únicos asesinados fueron los nuestros y que si alguien pide el traslado de restos de un familiar a otro cementerio el cuerpo que se lleve debe ser inequívocamente el de dicho familiar y no otro del cementerio civil, la legalidad vigente estipula que un juez debe garantizar, de acuerdo con el rituario forense, incluyendo la necropsia y a efectos de la posterior identificación por ADN, la identidad concreta de cada resto.


Vista del panteón erigido por nuestras abuelas, cuando aún vivían. Fuente: Agreda.com. Imagen modificada con Phixr
El hecho de que España no cumpla sus obligaciones internacionales y constitucionales con las víctimas del franquismo obliga a agudizar el ingenio para que no se borren para siempre a los ojos de la Justicia las pruebas de los crímenes contra la humanidad cometidos por el fascismo español.

Eso lo sabe bien Iván Aparicio, presidente de la Asociación Soriana Recuerdo y Dignidad, que nos acompaña desde el principio de nuestra andadura guiándonos con su experiencia en este largo viaje a través del túnel del cual empezamos a salir.


A lo largo de este camino hemos encontrado a muchos compañeros de viaje que han conseguido, tras tantos años, el entierro digno para sus familiares fusilados al que todo ser humano tiene derecho.


Su experiencia ha sido para nosotros de gran ayuda. Hemos compartido con ellos su alegría y su satisfacción cuando han liberado a los suyos del olvido. Quiero recordar en especial a los familiares de los fusilados de Arándiga y a los de Uncastillo.


Portada del libro citado en la bibliografía. Prologado por Iván Aparicio, presidente de la Asociación Soriana Recuerdo y Dignidad, es una más de las muchas iniciativas de esta asciación en pro de la Memoria Histórica de este país. Fuente: Soria Memoria Histórica
También merecen un recuerdo muchas otras personas que se han interesado, de una manera o de otra, en nuestro proyecto, ofreciéndose incluso “a cavar si fuera necesario”. Su entusiasmo ha alimentado nuestra determinación, dándonos un poco de luz en los peores momentos. El ofrecimiento de colaboración por parte de la alcaldesa de Torrellas también ha sido muy bien acogido por todos.

Por último, aunque no por ello menos importante, gracias a todos quienes leéis o seguís este humilde blog que nació tan sólo para poner un granito de arena más en la lucha contra esa inmensa amnesia colectiva que exhibe nuestro país y que causa el asombro fuera de nuestras fronteras.


El autor del mismo es consciente de sus limitaciones pero cuenta con todos vosotros para seguir este viaje que aún no ha terminado. Como en la vida, aún quedan túneles, montañas y valles que atravesar.


Pero unos buenos compañeros hacen el camino más ligero.


Gracias a todos.



Fuentes documentales


Bibliografía


- Herrero, G. y Hernández, A. La represión en Soria durante la Guerra Civil. Soria, 1982. 2010, 2ª edición revisada y actualizada. Asociación Recuerdo y Dignidad.

15 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

En primer lugar, unirme a todo el reconocimiento y homenaje que realizas, artículo tras artículo, a aquellos y aquellas que lucharon y luchan con sus vidas por mantener la democracia y el estado de derecho frente al fascismo que ayer, y por desgracia, hoy amenaza nuestras vidas. Estoy seguro que vuestros seres queridos están orgullosos de la labor que , desde este blog que tú tienes hasta todas esas personas que tan bien describes, luchan porque el olvido no pueda anular el reconocimiento y la justicia que aquellas personas merecieron.

Espero que todos tus esfuerzos se vean recompensados con la restitución digna de todas las personas , los tuyos y los demás, que vivieron en la verdad. Su ejemplo es y debe ser la luz para todos nosotros

Un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Me alegro sinceramente de que ya esteis al final de este proceso y que los restos de tu abuelo puedan descansar adecuadamente.
Y es una pena que las instituciones judiciales no se implicen en esta tarea como es su obligación, pero tambièn se lo debemos a una ambigua ley de la Memoria Histórica, con la que el PSOE no quiso comprometerse adecuadamente.
Salud, República y Socialismo

Jesús Herrera Peña dijo...

Mis felicitaciones más calurosas vayan para ti por el logro que está a punto de alcanzar.
Un abrazo emocionado para un aragonés, hoy, precisamente que todos los de izquierdas lloramos la muerte de ese aragonés irrepetible.

Salú

buda dijo...

Que mejor homenaje y reconocimiento que el que tu haces domingo a domingo,ese final cada vez esta más cerca y todas las dificultadas encontradas en este viaje van dando sus frutos,por fin podremos olvidarnos de esa triste fosa común y darles una sepultura digna,donde jamás debieron reposar ni nuestro abuelo ni sus compañeros.
Te mando un besico enorme

severino el sordo dijo...

Cada vez queda menos,sera un descanso para la familia y un poco de justicia para ellos,despues hay que procurar que no caigan en el olvido,su sacrificio tiene que servir de algo,nos vemos.

Ciberculturalia dijo...

Desde que volví de vacaciones, no había tomado aún el ritmo normal de mis visitas. Vuelvo con el interés de siempre a tu casa para leer y enterarme de todo ese oscurísimo pasado que de forma tan seria y documentada nos traes cada día.

Me alegra la entrada de hoy, tan cerca de alcanzar vuestro logro tan deseado, tan buscado y tan trabajado

Un beso agradecido

LUX AETERNA dijo...

Te felicito por todo lo que hiciste por tu querido abuelo, todos hemos seguido paso a paso la lucha que vos entablaste primero contra el olvido y segundo por la justicia.
Recuerdo muy bien tus respuesas ante los comentarios de mas de un desubicado y siempre mantuviste la calma cosa que no cualquiera podría.
Estoy seguro que van a poder realizar los análisis correspondientes y aguardo con mucha esperanza el día que publiques un post contando que finalmente lo han ubicado y su posterior entierro como corresponde.
Te mando un abrazo querido amigo y te felicito estoy seguro que tu abuelo estaría orgulloso de vos.

Daalla dijo...

"De vez en cuando la vida
toma conmigo café
y está tan bonita que
da gusto verla".

Queridos amigos, estas líneas de Serrat describen bastante bien cómo me siento. Gracias a todos por vuestros parabienes y felicitaciones, que serán transmitidos a todos cuantos formamos parte de los familiares de los Fusilados de Torrellas y a quienes con su trabajo y su esfuerzo nos han ayudado y nos siguen ayudando en la tarea.
Vuestro apoyo significa mucho para mi, más aún cuando éste parece ser el fin de una etapa pero no el final de un camino que aún será largo. Aún queda mucho para lograr Memoria, Justicia y Reparación para los nuestros y, por ende, para todos los miles de víctimas del franquismo. Y son muchos los frentes de lucha.
No dejéis de estar ahí.
Un abrazo

verdial dijo...

Bien orgulloso que estará tu abuelo de ti, por tu labor, tu tezón y tu paciencia.
No sabes la alegría que se sentido al saber que este próximo otoño se verán realizados vuestros deseos, que tantos desvelos os han causado.
Como bien dices, siempre (o casi siempre) hay una luz al final del túnel.

Un fuerte abrazo

nexus. dijo...

Gracias a ti por regalarnos tan interesantes informaciones.
Muchos de nosotros somos conscientes de la enorme trascendencia de la lucha que se mantiene para eliminar la vergüenza que supone el silencio con que la sociedad española ningunea a miles de víctimas de una dictadura sangrante y cruel.
Muchos de nostros apoyamos la importante labor que muchas personas, entre las que te incluyo amigo Daniel, estais realizando, es justo y es necesario, pero de verdad.
Ojalá la justicia argentina pueda llevar a los tribunales a los criminales y comenzar a cerrar de verdad, " de dentro hacia a fuera" esta herida vergonzosa e inhumana que ha quebrado la sociedad española durante décadas.
ojalá sea de verdad el principio de fin de ese largo trayecto.
Cuentas con mi apoyo, mi admiración y mi respeto.
Un abrazo.
Salud y República!!
Nexus.

Daalla dijo...

Gracias, Verdial. Me gusta compartir con vosotros mi alegría, pues siguiendo con la metáfora del túnel, cuesta mucho pasar los momentos de oscuridad y de incertidumbre, pero se pasan mejor si te apoyan.
Un abrazo

Nexus, hay mucha gente en nuestro país que apoya, como tú, la causa republicana y con ella la lucha por la justicia con las víctimas del franquismo. Es vital no desfallecer ya que el tiempo, el gran enemigo, no perdona. Y tanto unos como otros buscan que unos desaparezcan por la lógica implacable de la edad y los demás nos desmovilicemos por hartazgo. Eso no podemos consentirlo.
Salud y República

mimi dijo...

Resulta raro pensar que este año ya no va a ser necesario tener que ir a ese apartado y triste rincon del cementerio para dejar unas flores y maldecir una vez mas a un puñado de personas por llamarlas de alguna manera.el final del tunel ya se ve muy cerca.un beso.

Daalla dijo...

Sí, Mimi. Yo creo que Ágreda siempre será algo importante para nosotros, incluso puede que al principio tengamos algo de síndrome de Estocolmo. Pero ya es hora de salir de este túnel y encarar nuevas etapas del viaje.
Un beso

Selma dijo...

Daniel, con todo detenimiento este fínde voy a leerte y guardar..Te sigo, y te consta..
¡Cuánto se anhelan estas luces al final de un túnel!

Bisous, Daniel..

Daalla dijo...

Selma, ya estamos cerca, muy cerca... Casi podemos ver los primeros destellos.
Mille bisous

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...