.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: Republicanos españoles en los campos de exterminio nazis (y 4). Los aragoneses de Mauthausen. http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

Republicanos españoles en los campos de exterminio nazis (y 4). Los aragoneses de Mauthausen.

Mariano Constante, fotografiado con el uniforme y su número de interno en Mauthausen. Fuente: DHistoria
Gracias, compañero, gracias
por el ejemplo. Gracias por que me dices

que el hombre es noble.

Nada importa que tan pocos lo sean:

Uno, uno tan sólo basta

como testigo irrefutable

de toda la nobleza humana.


Luis Cernuda "!936"



Había tenido más vidas que un gato pero su viejo y cansado corazón dijo basta cuando le faltaban unos meses para cumplir 90 años. Sobrevivió al campo de exterminio de Mauthausen donde entró en abril de 1941, cuando le faltaban tan sólo unos días para cumplir los 21 años.

Su experiencia, desde los 17 años, había sido muy dura. Comenzó en el campo de batalla para defender el gobierno legítimo de la República, como miembro de la 43 División batallando primero por tierras de Aragón y, posteriormente, sufriendo el avance imparable de los fascistas sublevados por tierras catalanas.


Siguió el exilio, los campos franceses, la lucha contra los nazis y su detención por los alemanes. Casi un año rondando por diferentes campos de prisioneros de guerra para ser deportado –al igual que miles de españoles- al campo de Mauthausen, donde permaneció algo más de cuatro larguísimos años asistiendo al asesinato, el desfallecimiento y la muerte de tantos y tantos compañeros de infortunio.


Mauthausen: la cantera Wienergraben. Enrique Martín Hernández. La imagen forma parte de la exposición "Supervivencia, Testimonio y Arte. Españoles en los Campos Nazis", que reúne pinturas, maquetas, grabados y esculturas realizadas por supervivientes españoles del campo nazi de Mauthausen. Fuente: Holocausto en Español
Organizó una red clandestina de resistencia y participó de forma activa en la ayuda a otros presos, en la coordinación política y muy especialmente en la obtención de información sobre el funcionamiento del campo. Precisamente, información facilitada por la organización clandestina española a la que pertenecía sirvió de prueba acusatoria contra determinados mandos del III Reich durante el proceso de Nuremberg.

Tras la liberación, vino la lenta recuperación de la maltrecha salud y la posibilidad de rehacer una vida familiar y laboral en Francia que se hacía imposible en su Aragón natal por tener una condena de muerte pendiente en España.


Diferentes trabajos, penurias y escasez de medios corrieron parejos a la actividad para hacer prevalecer la memoria de quienes no pudieron regresar de los campos de la muerte.


El teniente Bruckner, de las SS, para quien trabajaba Mariano Constante como ordenanza. Solía pasearse por el campo para humillar y maltratar a los presos. Intentó sin éxito que sus superiores mataran a Constante. Fuente: TheHouseOfBlogs
Él y sus compañeros, también tuvieron que luchar contra los fantasmas ideológicos que cuestionaban su comportamiento en los campos. Fue condenado a muerte por el Buró Político del PCUS acusado de colaborar con los alemanes: ¿acaso tenían que sentirse culpables por haber sobrevivido a la deportación?

Para él comenzaba una dura labor por dignificar al colectivo republicano de Mauthausen. Muchos le apoyaron y le animaron a recopilar información y relatar la experiencia de los españoles en el campo nazi.


Ese fue su trabajo durante décadas, aconsejar y dar testimonio en un esfuerzo tan permanente que hizo honor a su apellido.


Se llamaba Mariano Constante.


Mariano Constante (dcha.) junto a otros deportados españoles en el subcampo de Gusen, en mayo de 1970. Fuente: Ceibm
Como él, otros 1.000 aragoneses y aragonesas fueron deportados a los campos de exterminio nazis, 841 de ellos al de Mauthausen. La cifra es válida a día de hoy, pero mañana puede ser mayor, ya que los listados que se poseen son incompletos y poco a poco se van conociendo nombres y casos por muy diferentes vías.

Un documental de la Televisión Aragonesa localizó en Francia y en Venezuela a varios supervivientes aragoneses de Mauthausen, todos con cerca de 90 años. Algunos de ellos, como Miguel Aznar, Elías González y Domingo Félez, no habían hablado nunca del terror nazi ante una cámara.


"Adiós a la vida" desvela que el preso Manuel Rifaterra, natural de Alcorisa (Teruel), se encargó de dirigir la construcción del mismo campo donde murieron miles de españoles, aunque su puesto como jefe de obra sirvió a muchos de ellos para sobrevivir.



Tarjeta de interno en Mauthausen de Jesús Tello. Fuente: Equipo Nizkor
Jesús Tello, José Alcubierre y Elías González, tres supervivientes del convoy de los 927 de Angoulême entrevistados en varias localidades de Francia, detallan la amarga experiencia de haber vivido la muerte de sus respectivos padres a golpes en el subcampo de Gusen, donde fallecieron la mayor parte de los españoles entre 1940 y 1941. Los tres pertenecieron al famoso Comando Poschacher, del que ya hemos hablado en la entrada anterior.

Jesús Tello y Ramiro Santiesteban, los dos presos que han declarado en la Audiencia Nacional en el proceso contra dos guardias nazis, aportan sus testimonios judiciales. Los acusados serán entregados por Estados Unidos a España para ser juzgados por un delito contra la humanidad en el primer juicio de estas características que se celebrará en nuestro país.


"Dime si tienes miedo a morir. ¡Dímelo! Te ordeno que me lo digas, ¡desgraciado!". Santiesteban recuerda cómo le gritaba un sargento de las SS hace más de seis décadas. Dice que ha perdonado, pero que es incapaz de olvidar.Fuente: CCVF
Diversas investigaciones y publicaciones sacan continuamente a la luz el testimonio de otros aragoneses supervivientes de aquel infierno. Como el de José Magallón, de Blesa (Teruel), que fue hecho prisionero por los alemanes en el desastre de Dunkerke y no se podía imaginar lo que iba a pasar en los cinco años que permaneció en los campos de exterminio de Mauthausen y de Ebensée.

Hasta el momento de su muerte, en 1997, Magallón no se cansaba nunca de contar sus experiencias durante el cautiverio y de advertir sobre los jóvenes que intentan resucitar el nazismo. “No saben lo que hacen”, solía decir…


José Magallón recuerda que en Mauthausen tenían un dicho: "Heute gut, Morgen kaputt", "hoy bien, mañana muerto". Tenían muy claro que si los aliados no los liberaban no lo iban a poder contar. Fuente: Albayar
José Egea, aragonés de adopción, rememoraba en Villamayor (Zaragoza) que su peor experiencia en el campo fue la muerte de su padre en las navidades de 1942, pues como tantos otros, no logró sobrevivir a las duras condiciones a las que estaban sometidos.

Egea describía el tiempo que estuvo en Mauthausen como un "verdadero infierno" y afirmaba que la experiencia de vivir en un campo de concentración no se supera nunca. Aseguraba que tras ser liberado, no podía soportar ver las condiciones en las que vivían en algunos países, ni contemplar situaciones de maltrato.



José Egea recuerda que en Mauthausen "les maltrataron salvajemente". Fuente: El Periódico de Aragón
Cuando volvió a España, vivió en la clandestinidad, ya que no tenía papeles. Durante años tuvo que esquivar a la policía y "sacrificar parte de su vida" hasta que murió Franco. José Egea se lamentaba de que la gente joven había olvidado estos episodios de la historia, no soportaba escuchar en boca de las nuevas generaciones que "pasaban de la política" y reclamaba que eran precisamente ellos los que debían cambiar la realidad del país. Falleció el año pasado…

El tesón de los nietos ha sacado también a la luz la historia de Fernando Sancho. Alcalde republicano de Almonacid de la Cuba (Zaragoza), tuvo que exilarse a Francia donde vivió las durísimas condiciones de los campos de internamiento. Su familia no supo si estaba vivo o muerto hasta 1959, 21 años después de despedirse de él en las afueras del pueblo. El 27 de enero de 1941 le tatuaron el número 6.538 en Mauthausen. Sólo sobrevivió ocho meses…


Fernando Sancho, primer edil de Almonacid de la Cuba durante la República, falleció en el campo de exterminio de Gusen en 1941. Fuente: Memoria de las Migraciones de Aragón.
Aún son más olvidadas las mujeres que fueron deportadas. Alrededor de una veintena de aragonesas estuvieron en Mauthausen. Una de ellas, Alfonsina Bueno, de la comarca de Calatayud, acabó siendo trasladada a este campo, donde coincidió con su compañero, José Ester. Milagrosamente, ambos sobrevivieron.

No quisiera terminar esta entrada, necesariamente limitada, sin recordar a los supervivientes de Mauthausen Jesús Grau y Raimundo Suñer, ambos de Calaceite (Teruel).


Ya vimos en la entrada anterior que el español Francisco Boix, que trabajó como fotógrafo en el servicio de identificación de Mauthausen, jugó un papel decisivo en la condena de algunos jerarcas nazis en el juicio de Núremberg al aportar los negativos de las fotos que incriminaban a algunos de los acusados.



Francisco Boix en Nuremberg. Fuente: Intrínseco y Expectorante
Sin embargo, la aportación de Boix a la Justicia no hubiera sido posible sin la colaboración del calaicetano Jesús Grau, que se encargó de sacar los clichés escondidos en sus zapatos, en la comida o donde el ingenio le dictaba para ocultarlos en la casa de una familia austriaca contraria al régimen nazi.

Jesús Grau formaba parte del grupo de jóvenes españoles del Comando Poschacher. Según cuenta Raimundo Suñer, otro calaceitano preso en el campo de concentración austriaco, en sus memorias, Jesús Grau fue "el más destacado" en la tarea de ocultar los negativos.


Jesús Grau (izda.) con Raimundo Suñer. Fotografía de Francisco Boix. Fuente: Heraldo de Aragón
Hace ya muchos años tuve el inmenso honor de conocer en persona a Mariano Constante. El “notario de Mauthausen” como era conocido por el valioso testimonio de sus libros y de sus proyectos audiovisuales, acudió a contar, una vez más, su experiencia en el infierno de Mauthausen. Esta vez al colegio donde yo trabajaba por aquel entonces.

Hijo de un maestro de Riglos (Huesca), su obsesión era difundir su experiencia entre los jóvenes para que aquello no volviera a ocurrir.


Recuerdo aún su voz, de marcado acento aragonés trufado con algunas palabras del francés. "A veces me dicen si es preciso que siga contando lo que pasó. Pues sí".


Y así lo hizo siempre. Constante se dedicó a dar fe de lo que había vivido, a refutar a los negacionistas y a desenmascarar a los falsos héroes
.

Mariano Constante, fotografiado hace unos años. Fuente: Heraldo de Aragón
Con él, y con su nombre recordando a todas las víctimas del nazismo -a los aragoneses, a los españoles y a los de cualquier otra nacionalidad- es más necesario que nunca gritar bien alto aquel ¡Nunca más! que los supervivientes de todos los campos se comprometieron a defender en el juramento que realizaron, tras su liberación, en la ya lejana primavera de 1945.

Una lección para la humanidad y para que cada uno de nosotros sepa reconocer el destino que nos deparan los que proclaman las espurias purezas raciales, religiosas o políticas.





Fuentes documentales


Bibliografía


- Constante, M.

  • Republicanos aragoneses en los campos nazis: Mauthausen. Pirineo, Zaragoza, 2000.
  • Los años rojos. Españoles en los campos nazis. Círculo de Lectores, Barcelona, 2005.
  • Yo fui ordenanza de los SS. Pirineo, Zaragoza, 2000.
  • Tras Mauthausen. Galaxia Gutenberg, Barcelona,2007.
  • Triángulo azul. Los republicanos españoles en Mauthausen. (Con Manuel Razola y la colaboración de Patricio Serrano). Gobierno de Aragón, Colección Amarga Memoria, Zaragoza, 2008.
  • Los cerdos del comandante. (Con Eduardo Pons Prades). Argos-Vergara, Barcelona, 1978.
- Suñer, R. De Calaceite a Mauthausen. Memorias de Raimundo Suñer. Centro de Estudios Bajoaragoneses, Alcañiz, 2006.

Revistas digitales


-
Alumnos de Monzón reciben una lección magistral de Historia y dignidad en el campo de exterminio nazi de Mauthausen. Ronda: Revista digital del Somontano de Barbastro, 20-05-2010.

-
Homenaje a Mariano Constante. C. Monegros. Saridigital, 19-04-2010.

-
Cincovilleses en elos campos de concentración nazis. EjeaDigital.


Prensa digital


-
El alcalde aragonés que fue víctima de los nazis. S. del Molino. Heraldo de Aragón, 30-03-2009.

-
Adiós al notario de Mauthausen. Ramón J. Campo. Heraldo de Aragón, 03-02-2010.
- Mariano Constante, una de las mayores conciencias morales de nuestro tiempo, nos ha dejado. J. Inglada. Diario del Alto Aragón, 05-02-2010.

- Fallece el superviviente de Mauthausen José Egea. P. Peiró. El Periódico de Aragón, 10-10-2010.


Webgrafía


- En recuerdo del republicano aragonés Mariano Constante. Juan M. Calvo. Andalán, 06-02-2010.

- Fernando Sancho Gracia. Retrato del
primer edil de Almonacid de la Cuba durante la República, fallecido en el campo de exterminio de Gusen en 1941. Memoria de las Migraciones de Aragón.

Material audiovisual


- Adiós a la Vida.
Documental de Aragón Televisión. Fuente: YouTube
- Mauthausen. Documental de Aragón Televisión. Fuente: YouTube
-
Mauthausen, una mirada española. Documental de 83 minutos sobre Mauthausen, a través del testimonio de Mariano Constante y de sus vivencias en este campo nazi. Fuente: YouTube

17 comentarios:

buda dijo...

Es tremendo lo que vivieron estos hombres y mujeres, ya no solo aragoneses si no de todas nacionalidades,solo ellos saben muy bien lo que pasaron y por ello es algo que no podemos dejar pasar y mucho menos de que se olvide.
Una vez más, darte las gracias por tan estupenda labor que realizas.
Un besico enorme

Noelplebeyo dijo...

de que pasta estan hechos estos hombres y mujeres ??

verdaderos héroes de principios

felicidades, como siempre por esta entrada

Martine dijo...

Entradas como las tuyas, Daniel, son las que pueden hacer que todos los horrores que vivieron esos Hombres no hayan sido en vano y puedan seguir en nuestra memoria, que se transmitan a las generaciones venideras y que NUNCA MÁS, NUNCA MÁS ideologias tan abyectas como esas vuelvan a predominar..
Un beso agradecido y emocionado de Selma..MERCI DANIEL

RGAlmazán dijo...

Espantoso. Gente ejemplar que se vio inmersa en las mayores atrocidades, por el simple hecho de defender la legalidad. Héroes anónimos o poco conocidos a los que sólo se les puede dar un reconocimiento y honores, recordándoles. Haciendo que existan en la Historia, que no se les esconda. Una labor que tu persigues con tino.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Ejemplos de vida que siempre debemos tener presente. Gente entregada, coherente, soldaria... cuántos valores hoy día semiocultados, verdad?
Como siempre, espléndida entrada
Un abrazo

severino el sordo dijo...

Nombres y apellidos de heroes que deben de quedar ghrabados en la historia,todavia tengo pendiente de leer la biografia de Mariano Constante haber si la pillo pronto,nos vemos.

verdial dijo...

José Egea se lamentaba con toda la razón de que las nuevas generaciones se hubieran olvidado de esa terrorífica parte de la historia. Eso no debería pasar nunca. Gracias a él y otros tantos como él podemos conocer lo que realmente ocurrió. Gracias por tanto a esos hombres y mujeres que nos dejaron su testimonio, y gracias también a que aunque resulte fuera de lo común, ellos sobrevivieron.

Un abrazo

mimi dijo...

Desde luego han demostrado con creces su valentia,por un lado por sobrevivir a todos aquellos horrores vividos y que todavia les quedaran fuerzas para recordarlo y contarlo.Un beso.

Daalla dijo...

Es cierto, Buda, aunque dicen que los aragoneses eran el segundo mayor colectivo de españoles detrás de los catalanes.
Besicos

Gracias, Noel. Esa pasta creo que sólo se fabrica en situaciones muy excepcionales. En lo cotidiano, por desgracia, brilla por su ausencia.
Un abrazo

Selma, lo menos que se puede hacer es honrar su memoria y difundir por todos los medios posibles su ejemplo y su sacrificio.
Mille bisous

Gracias, Rafael. Fueron héroes de verdad, no como los que nos han transmitido las películas americanas. Por cierto que no fueron ellos los que liberaron Mauthausen. Ya lo habían hecho los españoles días antes junto con otros prisioneros de distintas nacionalidades.
Salud y República

Carmen, si hubieran sido americanos, o tan sólo ingleses, el mundo estaría harto de conocer su historia porque la habrían explotado hasta la saciedad. Pero eran españoles...y encima perdedores de una guerra.
Un abrazo

Severino, no dejes de leerla. Gracias a gente como él podemos conocer lo que pasó.
Nos vemos

Verdial, muchos jóvenes y no tan jóvenes se declaran hartos de la Guerra civil y de las consecuencias posteriores. Y eso que no se han preocupado de conocer nada. Esa es la actitud que desesperaba a José Egea y la que hay que combatir como sea.
Un abrazo

Mimi, eso es "valor de ley". Muchos volvieron más de una vez al escenario de los horrores a contar a todo aquel que quisiera escuchar lo que habían pasado allí. Y durante décadas se han prodigado en cuantos lugares donde les han llamado para difundir su mensaje "¡Nunca más!"
Un beso

Antonio Rodriguez dijo...

LLeva razón Constante, hay que seguir contando
estas historias para que el recuerdo de ellas eviten que se vuelvan a producir.
La juventud debe saber que la sociedad que hoy disfrutan, con sus defectos y virtudes es herencia de la lucha de personas como las que tu nos cuentas.
Salud, República y Socialismo

Daalla dijo...

Antonio, el mayor homenaje que les podemos tributar es hacer de cronistas de lo que pasó en la medida de lo posible y no desfallecer en el intento, tal como ellos hicieron.
Salud y República

Caminante dijo...

Para que no se olvide. Gracias por tu labor recopilatoria y divulgativa.
Te lo copio, no podía ser de otra manera tratando, además, de aragoneses.
Ahora mismo, mi hija está en la sede del club de montaña J.O. de Zaragoza, del que soy socia (se reunen los jueves).
En Riglos estuve a principios de diciembre pasado, fiesta de la Constitución.
Pues eso, que es un placer pasar a verte
Un abrazo virtual: PAQUITA

Daalla dijo...

Paquita, ya me imaginaba yo que esta entrada la leerías con especial cariño. Gracias por copiarla y divulgarla en tu blog.
Un abrazo

Isabel Romana dijo...

Magnífico trabajo, daalla, el de todas estas personas que, pese a lo sufrido, han dado testimonio de horrores de los que muchos ni siquiera pueden hablar. Ante personas como éstas deberíamos inclinarnos, homenajearlas, hacerles sentir lo mucho que los respetamos y la importancia de que los jóvenes conozcan lo que ocurrió en realidad, para evitar que pueda volver a ocurrir algún día.
Disculpa que te visite ahora un poco menos, estoy enzarzada con una nueva novela en mi blog y eso es un auténtico trabajazo... Un abrazo muy fuerte y mi admiración también por tu trabajo y tu constancia.

Daalla dijo...

Gracias por los elogios, Isabel. Tienes razón en cuanto a lo del respeto debido a todas esas personas que nos dieron (pocas quedan ya que puedan contarlo) ese testimonio de dignidad y entereza. Ánimo con esa nueva novela, la cual yo también voy leyendo cuando puedo. El tiempo es cada vez más un lujo difícil de alcanzar.
Un abrazo

Conchita dijo...

En nombre del hermano mayor de mi padre, José López Ruiz, de Benejúzar (Alicante), muerto hace tres años y superviviente de Mauthausen; gracias.

Daalla dijo...

Muy honrado,Conchita. Gracias a ti y sobre todo a tu tío José. Es tan grande la laguna del desconocimiento sobre ellos, de su lucha y de su dignidad, que todo lo que hagamos por dar a conocer su historia es una gota en el océano. Pero hay que hacerlo y yo estoy muy orgulloso de aportar algo.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...