.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: Objetivo: Matar a Franco (2). Juego de espías. http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

Objetivo: Matar a Franco (2). Juego de espías.


Cartel de la película "Kim". La admiración de su padre por el personaje hizo que Philby fuera motejado con su nombre durante el resto de su vida. Fuente: Fotos.org

Gibraltar, abril de 1937. Dos amigos, antiguos compañeros de estudios en Cambridge, están tomando una copa y charlando en la terraza del hotel “The Rock”.

Parece una noche como otra cualquiera pero esa noche en particular puede cambiar la historia de España, tal vez la de Europa. Ambos personajes, británicos que trabajan como espías al servicio de Stalin, se han citado en el Peñón para hablar de un peligroso encargo: matar a Franco para detener así al fascismo español.

Se trata de dos jóvenes aristócratas, “la flor y nata del Imperio”, a quienes la tibieza de su gobierno con el fascismo les ha llevado a “pasarse al enemigo”, es decir, al comunismo.

También comparten una tapadera similar. El que ha traído el encargo, Guy Burgess, se hace pasar por periodista de la BBC. El que debe encargarse de ejecutar la orden de Stalin lleva ya tiempo pasando información comprometida a la U.R.S.S. sobre el cuartel general de
Franco aprovechándose de su trabajo como corresponsal en España para el Times de Londres.


Imagen del Peñón de Gilbraltar en la época de la Guerra Civil. Fuente: Mis Cosas
Su verdadero nombre es Harold Adrian Russell Philby aunque sus amigos le conocen por Kim, un apodo que le puso su padre, admirador de Rudyard Kipling y de su personaje Kim de la India, el lugar donde Philby nació.

Kim era un joven indoirlandés que espiaba para el gobierno de Inglaterra en la India del siglo XIX, un dato crucial para entender cómo un mote puede forjar un destino.

Antony Blunt, Donald McLean, Kim Philby y Guy Burgess. Los cuatro formaban parte del Círculo de Espías de Cambridge, donde fueron reclutados por el servicio secreto soviético durante su juventud de estudiantes. Fuente: AnaTheImp
Al comenzar la Guerra Civil los rusos tienen necesidad de información de primera mano. A Stalin le interesaban particularmente los movimientos que tanto alemanes como italianos estaban realizando en España así como la ayuda militar que prestaban al futuro dictador.

Philby, que siguiendo la tradición familiar había ingresado en Cambridge, militó en el partido comunista mientras estudiaba. Pero sagazmente recomendado por su controlador soviético, abandonó cualquier idea progresista para abrazar públicamente el fascismo.

Al abrigo de esas falsas simpatías, consiguió que su padre le recomendara ante el embajador español en Inglaterra, entonces el duque de Alba, para conseguir cubrir para el Times la Guerra Civil Española.

Philby había mamado, por así decirlo, de la intriga. No en vano su padre, el explorador John Philby, había sido diplomático británico en Arabia, espía y consejero del Rey Faud. Fuente: La I y la II Guerra Mundial
Así comenzó una vida de auténtica esquizofrenia de periodista inglés con inclinaciones fascistas, que era técnicamente un espía ruso. Los artículos de Philby en The Times eran percibidos como los más profranquistas de la prensa inglesa.

Su estancia en
España no estuvo exenta de momentos peligrosos para Philby de los que salió airoso gracias a su inteligencia pero también al puro azar.

En primer lugar fue arrestado como
extranjero sospechoso, mientras asistía a una corrida de toros en Córdoba. Tenía en uno de los bolsillos de la chaqueta las instrucciones para usar el código del servicio secreto ruso por lo que, cuando iba a ser registrado por la Guardia Civil, sacó la cartera e hizo que se le cayera, intencionadamente, al suelo. Aprovechando ese instante en que la atención de los guardias estaba en la cartera, sacó el papel del bolsillo y se lo tragó.

Cartel taurino de la plaza de toros de Córdoba, 1937. En una corrida como ésta estuvo a punto Philby de ser desenmascarado. Fuente: ventadeantigüedades
Otras versiones afirman que no era un solo papel sino una libreta de códigos de la que se había librado antes, en previsión de que pudiesen descubrirla la policía o los servicios de seguridad de Franco.

Entre las actividades de espionaje de Philby para los soviéticos se encontraba la de la escritura de falsas cartas de amor entremezcladas con palabras en código, dirigidas a una ficticia muchacha parisina que supuestamente vivía en el 78 de la rue Grenelle. Unos años más tarde, Philby se enteraría, para su asombro y furia, de que esa era nada menos que la dirección real de la embajada soviética en París, por lo que había podido haber sido descubierto o desenmascarado.

El espionaje obsesionaba a ambos bandos. En la imagen un cartel republicano alusivo a la necesidad de ser discretos. Fuente: ElCantodelBuho
Pero el episodio que estuvo a punto de costarle verdaderamente la vida fue el que, paradójicamente, le aseguraría la confianza de los franquistas y la mejor ocasión de acabar con el general golpista, cumpliendo así las órdenes recibidas.

En diciembre de 1937, en las cercanías de Teruel, una bomba explotó frente al automóvil en el que estaba viajando Philby junto a los corresponsales de Associated Press, de Newsweek, y de la agencia Reuters. El segundo murió en el acto, en tanto que los otros dos pronto fallecerían a causa de sus respectivas heridas. No obstante, el afortunado Philby sólo sufriría una herida menor en la cabeza.

Philby (dcha.), aparatosamente vendado en la cabeza, charla con otros compañeros periodistas en Caudé (Teruel) tras haber salido vivo de un ataque de la artillería republicana. Fuente: CorbisImages
Este hecho, unido a que los informes de Philby aparentaban ser tan favorables a la causa franquista, hicieron que el 2 de marzo de 1938 recibiera personalmente la "Cruz Roja al Mérito Militar", de manos del propio general Franco. Algunas versiones sostienen que no fueron sus encendidos artículos sino sólo el opinable mérito de no haber muerto con el disparo, casualmente además de un cañón del 12,40 ruso -el famoso «chis-pun»-, lo que movió a Franco a condecorarle.

Sin embargo, ni en esta ocasión ni en otra posterior en la que Franco concedió a Philby una entrevista, pudo intentar el doble espía atentar contra él. Hay que reconocer que la misión, a causa del temible sistema de seguridad del militar, equivalía al suicidio. La escolta personal del “Generalísimo” estuvo durante toda la guerra, y después de ella, compuesta por requetés navarros procedentes en su mayoría de los Tercios de Lácor, Montejurra, y María de las Nieves, que garantizaban la seguridad en los alojamientos y en el cuartel general. El entorno exterior lo vigilaban guardias civiles y legionarios, a los que se añadían un batallón de escolta y la Guardia Mora.

Uniformes de la Guardia Mora de Franco que, amén de la protección que le ofrecía al dictador, le aportaba también una imagen de pompa y boato. Fuente: Por TierraMaryAire
Además, y sin que se hayan podido conocer los motivos, según recogen documentos recientemente desclasificados por los británicos y los rusos, Philby recibió notificación de Moscú para que se abortara el plan de asesinato.

En
noviembre de 2001, en esa desclasificación de documentos del KGB apareció uno donde se explica cómo un intermediario británico, siguiendo órdenes de Nicolai Lejov, jefe de la policía secreta soviética, entró en contacto y posteriormente envió a España a un joven inglés "periodista, de buena familia, idealista y fanático antinazi", disfrazado de corresponsal, con la misión de asesinar al general Franco; al lado de la descripción del "joven inglés" hay una anotación a mano: "prob. Philby" (probablemente Philby).

En todo caso, no existe hoy documentación alguna que revele cuándo fue
retirado o archivado el proyecto ruso de magnicidio. Algunas fuentes afirman que Philby nunca hubiera tenido agallas para cometer un crímen que, a buen seguro, hubiera cambiado el desarrollo de la Guerra Civil.

Las cenizas de Philby reposan en el cementerio moscovita de Kuntsevo, reservado a Héroes de la Unión Soviética. Fuente: PassportMoscow
Sin embargo, los soviéticos no concedían a ningún cobarde la Orden de Lenin con la que fue condecorado. Ni tampoco se la otorgaron por servicios intrascendentes. Fue uno de los mejores agentes dobles de la historia, cuyo engaño hizo un daño terrible al servicio secreto inglés, del que tardaría años en recuperarse.

Philby
murió apaciblemente una madrugada de mayo de 1988. Moscú lo despidió como a un héroe y en Occidente la repercusión alcanzó niveles insospechados.

En su
lápida luce aún hoy una estrella dorada, toda una alegoría ya que siempre se consideró un hombre afortunado.

La misma fortuna que acompañó durante toda su vida a un sanguinario criminal que, una vez más, se había librado, para desgracia de millones de sus compatriotas, de ser asesinado.






Fuentes documentales


Bibliografía


- Basset, R.
El enigma del almirante Canaris: historia del jefe de los espías de Hitler. Crítica, Barcelona, 2006.
- Martínez, J. La Batalla del Ebro. Crítica, Barcelona, 2006.
- Ros, M. La guerra secreta de Franco
(1939-1945). Crítica, Barcelona, 2002.
- Waller, J. The unseen war in Europe. espìonage and conspiracy in the Second World War. Random House, New York, 1996.


Revistas digitales

- Kim Philby: Living a lie. B. Volodarsky. HistoryToday, 01-08-2010.

Prensa digital


-
Kim Philby 'was ordered by Stalin to kill Franco'.C. Milmo. The Independent UK, 14-11-2001.
- Stalin planeó asesinar a Franco. BBC Mundo, 14-11-2001.
-
Trabajando para el enemigo. J. Reverte. El País, 18-03-2007.
- La Guerra Civil Española fue la "universidad del espionaje" para Kim Philby. El País, 13-08-1980.
- La pasión de un doble agente. A.C. Clarín, 01-04-2006.
-
La vida loca de un espía múltiple. J. Soler. El País, 19-10-2008.

Webgrafía

-
Con licencia para matar...a Franco. Fuente: El Gran Capitán

Material audiovidual

- "Los que quisieron matar a Franco", documental realizado con la colaboración de TVE, Televisió de Catalunya y el Ministerio de Cultura. Fuente: YouTube
- Spy web: Cambridge Stories. Fuente: YouTube
-
Kim Philby 1955. Fuente: YouTube

19 comentarios:

buda dijo...

Es increible que con tantos intentos se fallaran todos,lo que esta claro que este asesino tenia mucha suerte o muy buena estrella.

Un besico

Jesús Herrera Peña dijo...

Un relato apasionante, Daniel. Algo oí en la radio o en la tele sobre ese espía doble Philby; peo aquí nos lo desmenuzas bastante bien documentado.
Palante

Noelplebeyo dijo...

cuantas crónicas pueden escribirse por las maniobras siniestras de los regímenes totalitarios...

Felipe dijo...

Un gran documento histórico.Y como siempre una entrada excelentemente elaborada.

Saludos y gracias por tu aportación a nuestra Memoria Roja

Antonio Rodriguez dijo...

Interesante historia la del espia. Conocia su historia como espia doble pero no que hubiera estado a punto de atentar contra el dictador.
Salud, República y Socialismo

Martine dijo...

Apasionante Entrada, Daniel. Y espléndidamente documentada, comme d'habitude.
Mille bisous de.. Selma.

RGAlmazán dijo...

Ese magnicidio hubiera cambiado la historia de España. Lástima que no se cometiera.
La función de doble espía ha sido de las más importantes en las guerras del s.XX.
Como siempre aprendo leyéndote.

Salud y República

severino el sordo dijo...

Todo un heroe de la Union Sovietica en la corte de Franco y encima le condecora,lastima un pelin mas de decision,asombrado me quedo,desconocia por completo el asunto,nos vemos.

Daalla dijo...

Buda, fue mucha suerte y el miedo que les daba a quienes querían intentar eliminarle. El miedo les hacía desistir o fallar. Una lástima.
Besos

Jesús, las buenas historias de espías son siempre reales.
Un abrazo

Noel, no hacen más que salir y salir historias. Y es que una dictadura tan larga dio para muchas.
Un abrazo

Gracias, Felipe. Es una lástima que el final no hubiera sido otro.
Saludos

Antonio, la biografía de Philby es apasionante y seguro que no cuenta ni la mitad de lo que hizo.
Salud y República

Gracias, Selma. Et comme d'habitude...mille bisous.

Rafael, ese comentario me gusta porque pretendo eso justamente, que aprendan conmigo que soy el que más aprende gracias a vosotros.
Salud y República

Severino, fue condecorado por tres regímenes de lo más dispar: el franquista, el britanico y el de la URSS. ¿Quién da más?
Nos vemos

mimi dijo...

Ya fueran espias dobles o no,esta claro que a la hora de la verdad ninguno tenia el valor suficiente de atentar contra el dictador ,esta claro quien tenia siempre tanta suerte.Un beso.

Daalla dijo...

Pues sí, Mimi. Lástima que los kamikazes se inventaran pocos años más tarde.
Besicos

nexus. dijo...

lo que son las cosas amigo daniel, yo siempre creía que Philby era tan sólo un producto de la imaginación de algun novelista, un personaje ficticio pues para mi, un anonimo ciudadano de a pie, o como me gusta decir, de turismo de gama media, es casi inconcebible una vida así.
me sorprende que existieran personas asi.
Gracias, además de interesante tu blog es siempre didactico, una gran iniciativa para dar a conocer nuestra historia reciente mas oscura.
Un abrazo.
salud y república!!
Nexus.

Daalla dijo...

Pues ya ves, nexus, que la realidad supera muchas veces a la ficción. Personajes así deben existir aunque a gente como nosotros nos resulte difícil de concebir.
Gracias por tus palabras y un abrazo.
Salud y República

verdial dijo...

Interesantísima historia, me ha parecido estar leyendo una novela de ésas que no puedes dejar de leer.

Indudablemente el dictador tenía suerte, bien porque hubiera nacido con esa estrella o bien por la guardia que lo custidiaba, el caso es que no pudieron acabar con él. Hasta para morirse de viejo fue duro.

Desconocía por completo la historia de este agente doble, que no tuvo la suerte de llevar a cabo su misión.

Un abrazo

Daalla dijo...

Verdial, es verdad que fue duro hasta para morirse de viejo. ¿Cuál hubiera sido la historia de nuestro país si Philby hubiera conseguido su objetivo? Nunca lo sabremos, lamentablemente.
Un abrazo

Caminante dijo...

Para tu conocimiento, hoy he publicado tu texto...

* abril 02, 2011. Los aragoneses de Mauthausen... (+ Daalla)

Publicado por Daalla en 20 feb 2011 fusiladosdetorrellas.blogspot.com/2011/02/republicanos-espanoles-en-los-campos-de_20.html Republicanos españoles en los campos de exterminio nazis (y 4) Bibliografía en su página (...)

... Un abrazo y hasta otro día.
Acabo de venir de excursión y no doy más de sí. PAQUITA

Daalla dijo...

Gracias, Paquita. Y a descansar...
Un abrazo

Anónimo dijo...

MUCHAS GRACIAS ME AYUDÓ MUCHO TU TRABAJO, GRACIAS

Daalla dijo...

Me alegra saberlo, anónimo. Aunque sería más satisfactorio si me dieras algún detalle más.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...