.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: ¡Que no quede nadie vivo! La Columna de los 8000. http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

¡Que no quede nadie vivo! La Columna de los 8000.

Cartel del estupendo documental de Producciones Morrimer sobre la Columna de los 8000, con los testimonios de varios supervivientes

“Aunque el otoño de la Historia cubra vuestras tumbas con el aparente polvo del olvido, jamás renunciaremos ni al más viejo de vuestros sueños”.
Miguel Hernández.

Sólo 15 días después del alzamiento fascista de julio de 1936, salen desde Sevilla hacia Madrid las columnas del comandante Castejón y del teniente coronel Asensio. Atraviesan Extremadura utilizando la carretera que sigue la antiquísima Vía de la Plata. Deben conquistar Badajoz y unir los territorios controlados por los golpistas tanto al sur como al norte de España.


Van tomando, como frutas maduras, todas las poblaciones atravesadas por la Vía de la Plata. Tienen la orden de ejecutar sistemáticamente, en cada pueblo, a todos quienes tengan algo que ver con la República, con partidos, sindicatos o cualquier otra organización de izquierdas.


Detención de republicanos en un pueblo andaluz o extremeño. Foto tomada de la web "Todos los rostros".
Este proceder, unido a la sangrienta toma de Badajoz y a las prácticas represivas tomadas allí, generan el éxodo de miles de republicanos que intentan escapar del horror y de la muerte huyendo hacia el último territorio de la provincia de Badajoz bajo control del gobierno de la República.


A finales de agosto la bolsa republicana se limita solamente a las comarcas de Jerez de los Caballeros y Fregenal de la Sierra. Todos los pueblos cercados se ven desbordados ante la llegada de miles de personas en desbandada. Alojar y alimentar a tantísima gente es un problema sin solución.


Todos saben que, aunque por el momento han huido de una muerte segura, en cuestión de poco tiempo esa zona también será conquistada, así que organizan como pueden una huida.


Como hemos visto, algunos optan por pasar la Raya e internarse en Portugal, arriesgándose a ser detenidos por la PIDE portuguesa y devueltos a los soldados franquistas, que los fusilarán de inmediato, o a los grupos paramilitares falangistas, que les pegarán un tiro en cualquier lugar, dejándolos allí abandonados. Un grupo de unas 1400 personas se salvan gracias a la solidaridad del pueblo portugués de Barrancos y a la valentía y humanidad del teniente Seixas. Muchos otros no tendrán tanta suerte.


Estación de ferrocarril de Fregenal de la Sierra, 1918. Foto tomada de "Rincones Extremeños", página web de la Diputación de Cáceres, archivo y Biblioteca.
Miles de personas acaban acampadas en la estación de ferrocarril de Fregenal de la Sierra, ocasionando una situación caótica en una población que casi triplica su población normal.
El 15 de septiembre están ya desesperados por salir de esta ratonera, así que deciden intentar llega hasta Azuaga, en poder de los republicanos, utilizando vías de comunicación secundarias para intentar pasar inadvertidos, recorriendo unos 100 km de caminos. En Azuaga, dicen, estarán seguros y tendrán el camino abierto hacia Madrid.

Una columna compacta de alrededor de 8000 personas sale desde la estación de tren de Fregenal, guiada por algunas personas conocedoras de los caminos. Este número es el que da nombre a la expedición. La mayoría de sus miembros son personas sencillas, que huyeron de sus pueblos por miedo o por sus ideas políticas. También mujeres y niños. Familias enteras que llevan en bestias de carga los pocos enseres a los que no han querido renunciar. Hay también un buen número de personas muy significadas en el organigrama republicano de sus respectivas poblaciones.

La más conocida fotografía de la Columna de los Ocho Mil, procedente del documental aludido.
Tras pasar Segura de León, la columna se interna en la Cañada Real Leonesa Occidental, en dirección a Fuente de Cantos. Pero deben de pasar un momento peligroso: cruzar la Vía de la Plata. La cruzan de noche para evitar posibles refriegas con los sublevados.


Miles de personas atraviesan un paisaje de dehesas. Lo primero que se ve de la columna es una gran nube de polvo provocada por la sequedad del terreno en época estival. Todos padecen por la falta de agua. Ha sido un verano caluroso y los arroyos y charcas están secos. Cada familia lleva sus propias provisiones.


A pesar de las dificultades, se avanza a marchas forzadas. Saben el peligro que corren. Para hacer frente a posibles ataques, la vanguardia está compuesta por milicianos armados con escopetas de caza, fusiles y alguna bomba de mano de fabricación casera. Una mujer a caballo va continuamente arengando y animando a los miembros de la columna para que continúen avanzando.


Detalle de la fotografía anterior.
Pero Queipo de Llano en Sevilla conoce todos sus movimientos gracias a los
informadores que tiene en la zona, y a un avión de reconocimiento. Sabe que se trata de una columna de fugitivos formada prácticamente sólo con civiles, pero decide atacarla como si se tratase de un ejército regular. Sólo espera el momento y el lugar oportunos.

Del ataque se encarga un contingente de soldados, guardias civiles y falangistas al mando del comandante de Llerena, Gómez Cobián.


Al atardecer del 17 de septiembre la columna está ya cerca de la zona republicana y de la libertad. Pero los fascistas les esperan en el Cerro de la Alcornocosa, donde han montado estratégicamente varias ametralladoras.


El "peligro" que suponía para el ejército franquista la Columna de los 8000 queda reflejado en esta fotografía, tomada del blog "Matacucarachas de Navegante Rojo"
La columna ya está a tiro. Desde su privilegiada posición las tropas de Gómez Cobián masacran a todos, hombres, mujeres y niños, muy superiores en número pero prácticamente desarmados.


Confusión, gritos, horror…Unos pueden pasar, otros retroceden. Todos salen huyendo en desbandada. Familias que se separan no saben aún que no volverán ya jamás a encontrarse.


Nunca se sabrá el número exacto de víctimas. Muchos de los que sobreviven se dirigen a las vías del tren situadas a unos tres kilómetros. Atravesarlas significa la salvación, pues al otro lado se encuentra la zona republicana. Pero cuando llegan, los fascistas les tienen reservada la sorpresa final: desde una máquina de tren con dos vagones emplazados en la vía, disparan a todo aquel que intenta pasar.


Sin embargo, un goteo constante de sobrevivientes consigue pasar durante la noche y llegar, heridos y agotados, a Azuaga. Desde allí saldrán hacia Madrid donde, tiempo después, formarán el Batallón de los Castúos, formado casi enteramente por milicianos extremeños.


Grupo de milicianos extremeños. La foto está tomada del blog mencionado en la anterior.
Los que retroceden tienen que internarse en la sierra, donde no saben qué camino tomar. Saben que no pueden volver a sus pueblos, porque en ellos les espera la muerte. Van a estar meses vagando sin rumbo, caminando por la noche y escondiéndose de día, acosados por soldados y guardias civiles que les van haciendo prisioneros o matando poco a poco. Nunca sabremos el número de fosas comunes en los que fueron inhumados, a menudo excavadas en el lugar mismo donde fueron abatidos.


Unas 2000 personas son capturadas, sin utilizar medios violentos, por un reducido grupo de soldados y falangistas al mando del capitán Tassara el cual, disfrazado de miliciano, utiliza una bandera republicana y un megáfono consiguiendo engañarles, desarmarles con la promesa de darles mejores armas y conducirles hasta Fuente del Arco.


Llegados a esta población, descubren el engaño, son rodeados en la plaza por tropas de regulares. Y allí mismo, en un rincón, comienzan a ejecutar a muchas personas. Los republicanos, desesperados, intentar escapar por las azoteas de las casas. Pero son detenidos y ejecutados. Los que quedan son transportados en tren hasta Llerena.

Mapa que recoge parte de las provincias de Badajoz y de Sevilla, con Fregenal de la Sierra como centro, y las diversas poblaciones por las que pasó la Columna de los Ocho Mil.
Una vez en Llerena, confinados y separados por sexos, los prisioneros son identificados. Se piden informes a los ayuntamientos de origen. La vida o la muerte de los prisioneros depende de lo que quieran contar sobre ellos sus propios paisanos. Muchos alcaldes y “gentes de orden” del nuevo régimen se desplazan a Llerena con el fin de liberar a unos y acusar a otros.

Algunos son trasladados a sus pueblos de origen donde les dan muerte, como en Zafra. Otros presos andaluces y algunos considerados de especial relevancia son confinados en el barco-prisión Cabo Carboeiro, anclado en el puerto de Sevilla.


Barco-prisión Cabo Carboeiro. Anclado en el puerto de Sevilla, se vieron entrar a muchos, pero pocos volvían a salir.
En Llerena, mientras tanto, un camión lleno de presos se traslada cada madrugada al cementerio. Los vecinos escuchan sus lamentos. Saben que les espera la muerte.


Fusilados en Llerena, en la misma calle. La foto está tomada de la web "Todos los Rostros", y quizás pueda ser atribuída al periodista portugués Mario Neves.
Allí son obligados a cavar sus propias tumbas y un soldado al que se le escucha
vanagloriarse por lo que hace los fusila con una ametralladora. Los disparos se escuchan en todo el pueblo. Y así, durante un mes. Nunca se sabrá el número de asesinados, pues muchos cadáveres fueron quemados al no caber ya en las fosas.

Fusilamiento de jornaleros en Llerena. Foto tomada de la web mencionada en la anterior.
Curiosamente estos hechos, que después de la matanza de Badajoz pueden ser el suceso represivo más importante de toda la Guerra Civil en Extremadura, tan trágicos o más que el Bombardeo de Guernika o los asesinatos
de la Carretera de Málaga a Almeria, no aparecen en los libros de historia.

El
responsable primero de los hechos es el jefe militar de Llerena, Gómez Cobian. En un escala inferior están el teniente Miranda y el capitán Tassara, que recibió la medalla al mérito militar por tan “honorable” acción de guerra. Además las autoridades locales, curas, falangistas, guardia civil…Pero todos tenían órdenes superiores de Sevilla. Éstas y otras acciones represivas estaban perfectamente planificadas por los militares golpistas, a cuyo frente estaba un viejo conocido, el carnicero, el criminal contra la humanidad Juan Yagüe.

Este
criminal, que sembró Andalucía y Extremadura de fosas comunes es el culpable de que a día de hoy, 73 años después, miles de familias de ambas comunidades sigan sin saber qué pasó con sus abuelos y dónde están enterrados.

Abril de 2007. Acto en el cementerio de Llerena para enterrar los restos de 36 republicanos asesinados en 1936 y hallados en fosas comunes en 2005. Foto tomada del diario El Periódico, edición de Extremadura.
Este criminal, que no escatimó esfuerzos en hacerse ver en misa, defendiendo iglesias o rezando ante imágenes, mientras amedrentaba al pueblo en la radio o firmaba sentencias de muerte, “descansa” enterrado con todos los honores en la Macarena de Sevilla, cuya imagen luce la madrugada de cada Viernes Santo el fajín del general.


La Macarena luciendo el fajín de gala del sanguinario Queipo de Llano. La iglesia católica hace ímprobos esfuerzos para limpiar, desde su emisora de radio, la imagen del miserable general.

Dedicado a mi amigo José, alias Navegante Rojo, ferviente y apasionado republicano, que me ha ayudado con sus fotografías y sugerencias a realizar esta entrada. Deseo que pase pronto y felizmente la mala época que tiene por delante. Muchas personas pensamos en ti, Navegante, y te mandamos nuestra fuerza y nuestro cariño.




Esta entrada ha sido realizada a partir del artículo de Ángel Hernández García, publicado en el nº 8 de a revista Trasversales, versión electrónica, de otoño de 2007. Ángel Hernández es además, co-autor del documental La columna de los ocho mil.
Otras webs y blogs consultados han sido: Info Alternativa Extremadura, y “La columna de los 0cho Mil” de Jon Kepa.


Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

17 comentarios:

LUX AETERNA dijo...

Querido Daniel: No me canso de agradecerte por toda la información que subís, sobre hechos tan importantes para la memoria y que en realidad desconocía por completo.
Todo fue mucho mas salvaje de lo que me imaginaba, sabía de casos en general pero no de estos en particular.
Respecto al fafín que luce la Macarena, no me extraña ya que han sido a través de la historia muchos los dioses a los que se les han ofrecido tributos de sangre y sacrificios humanos.
Estoy contigo respecto al trance del Navegante y no dudo que va a poder capear la tormenta, y estoy seguro que de alguna manera todas las palabras y pensamientos que le enviamos van a ayudarlo para darle las fuerzas necesarias.

Te mando un abrazo

Felipe Medina Santos dijo...

Querido Daniel
Te aseguro que espero impaciente cada domingo para ver tu nueva entrada.
Cada domingo nos traes a nuestros hogares un retazo de una infernal historia que vivió nuestro país.Un infernal historia que se llevó consigo a tantos hombres y mujeres que lo único que tuvieron fue el coraje y la valentía de combatir a los carniceros del fascismo.Hombres y mujeres que defendieron la legalidad republicana con su propia vida.
Todos ellos merecen nuestro recuerdo imperecedero.
Gracias en mi nombre y en el de mis seres más queridos por mantener la llama viva de su dolor.
Un fuerte arazo

Noelplebeyo dijo...

Vuelvo a agradecerte la luz que das sobre los episodios enterrados de la Guerra Civil, y de la barbarie que protagonizaron los golpistas. Lo de la macarena, no me extraña, las altas esferas eclesiasticas, virgen incluida, siempre tuvieron claro que había que bendecir estos y los demás atropechos...en ellos descansan sus actuales y de siempre privilegios.

Un saludo

severino el sordo dijo...

Esta es la historia moderna de nuestro pais,que gran desconocimiento tenemos de todos estos hechosque estan al nivel de cualquier genocidio y que aqui aun los seguimos escondiendo,sigue por este camino de mostrarnos la barbarie del fascismo en este pais,que no consigan esconderlo,un saludo.

Carmen dijo...

Un domingo más esperando esta hora, en la que me quedo más tranquila, para leer con detenimiento y con la máxima atención tu nueva entrada. Lo que cuentas de la Columna de los 8000 es escalofriante. Cuanta penuria y sufrimiento tuvieron que pasar y despues de tanto dolor y miedo, pocos salieron con vida. Terrible como les obligan a cavar sus propias tumbas. Es crueldad, es inhumanidad, es ensañamiento. Que horror de verdad!
Un beso y gracias por el esfuerzo que haces y por que sepamos esas historias oscuras de la España más negray sangrienta y que muchas permanecen ocultas y silenciadas.
Un beso, querido Daniel

buda dijo...

Te aseguro,que yo tambien espero con impaciencia,todos los domingos tus entradas,y me quedo horrorizada de ver lo que hicieron estos asesinos.Sigo pensando,que nosotros tenemos la suerte,entre comillas de saber donde estan enterrados los nuestros,despues de ssaber que hay tantas familias que desconocen donde estan los suyos.Desde aquí tambien deseo darle muchos animos a Navegante y que nuestros pensamientos estan con él.Y tú recibe un fuerte abrazo.

verdial dijo...

Conforme iba leyendo la historia mi indignacion iba in crescendo, a pesar de que ya conocemos de lo que eran capaces y de hasta donde llegaban. Y además cobardes, porque todas sus matanzas eran practicadas desde la cobardía, como se suele decir "a sangre fría".Que horroroso tiene que ser ver a tu ser querido muerto a tu lado y tener que abandonarlo por salvarte tú, y que doloroso las separaciones sin saber que ha sido de los tuyos. No entiendo como el hecho no aparece en la historia. Pienso que seguramente habrá muchos como éste, escondido todavía a la mayoría del mundo.

Y desde luego lo que no sabía y me ha dejado alucinando es que el canalla esté enterrado enla basílica de la Macarena, y lo que es peor aún, que ella, supuestamente la tierna madre que vela por todos sus hijos, lleve puesto su fajín. Entiendo que en aquella época, igual no tenían más remedio que ponerselo, ya sabemos como eran las cosas, pero ahora, en una "democracia", y sabiendo lo que sabemos.... vamos por dios, como se puede hacer éso.

Te lo juro Daalla, casi no ha amanecido aún y ya tengo una mala leche que me va durar todo el día.
Yo no soy ni capillita, ni religiosa, y la fe la perdí hace tiempo, pero me gusta y me emociona ver las imágenes prosecionar por mi Sevilla. Estoy segura que a partir de ahora a la Macarena la veré de otra manera.

daalla dijo...

Lux, muy bueno tu comentario sobre el fajín de Queipo como ofrenda a los dioses de la guerra. ¡Qué pena que no lo fulminaran con un rayo antes de que cometiera tantos crímenes contra la humanidad!
Un abrazo.

Felipe, por ellos lo hago, por tantos que cayeron defendiendo sus ideas, por tantos que fueron muertos sólo por simpatizar con la izquierda, por tantos que quisieron cambiar siglos de opresión por un futuro más justo... Cuesta poco hacerlo por quienes todo lo dieron por la República, por la Justicia, por la Libertad.
Un abrazo.

Sí, Noel, el dicho "Dios los cría y ellos se juntan" es totalmente cierto en este sentido. La simbiosis entre la derecha cerril y oligárquica de entonces, la oscurantista iglesia de entonces, y los esbirros y perros de presa que eran el ejército y las abundantes organizaciones paramilitares de entonces...sigue siendo un hecho todavía. Entonces y ahora siguen unidos como una piña.
Un abrazo.

Severino, hace muy pocos años que esto y otras cosas se saben. El miedo campea todavía por Extremadura, por Andalucía...Uno de los supervivientes entrevistados en el documental mencionado en la entrada, que tuvo que quitarse una mascarilla de oxígeno para poder hablar con los autores les dijo: "¡Me habéis dado la vida! ¡Cuántas ganas tenía de contar la verdad!". Y es que aquello de "atado y bien atado" no eran meras palabras.
Un abrazo.

Carmen, créeme si te digo que yo soy el primer sorprendido por tantas historias de horror que van saliendo a la luz y que no se saben o sólo se saben en círculos muy reducidos. Por eso esto de Internet es una bendición, porque extiende, da a conocer, amplifica y hace que las cosas no se puedan ocultar tan fácilmente como quisieran los criminales.
Un abrazo.

Buda, queda muy fuerte el decirlo pero es la pura verdad: los fascistas convirtieron España en una inmensa fosa común. No tienes más que darle al enlace que hay debajo de la llama eterna en este blog. El mapa de la Memoria, que recoge las fosas comunes conocidas es enorme. Y no para de crecer día a día conforme se va sabiendo de otras.
Un besico.

Cada cual tiene su fe, Verdial, o no tiene ninguna. Entiendo lo que puede significar la Macarena para los sevillanos. Es algo similar a lo que se siente en Zaragoza y en Aragón por la virgen del Pilar. Pero muchos mirarían a esas y a otras vírgenes de otra forma si supieran la cantidad de crímenes que cometieron los fascistas y la iglesia, su cómplice, en sus nombres.
Un abrazo.

severino el sordo dijo...

Por cierto en este enlace se puede ver el documental
http://picapiedra.nireblog.com/post/2008/02/04/documental-la-columna-de-los-ocho-mil-imagenes-contra-el-olvido
Tambien hay fuentes en emule,un saludo.

daalla dijo...

Juan josé, he visto tu comentario pero ha debido borrarse. No sé qué pasa últimamente, no es la primera vez.
Gracias por tus palabras. Yo soy el primero que aprende, y mucho, a la par que realizo las entradas del blog.
Me alegro que estuvieras en ese homenaje. Hacerlo allí, es como hacerlo en Torrellas, en Badajoz o en Alicante. Todos merecen nuestro recuerdo, nuestro reconocimiento y nuestra denuncia por lo que les hicieron.
Por último, precioso poema. Y aún lo sería más leído allí, con la emoción de todos.
Un abrazo.

daalla dijo...

Gracias por el enlace, Severino. Yo puse otro de youtube justo debajo del cartel del documental, al principio de la entrada.
Un abrazo.

hijodelatierra/earthman dijo...

Gracias de nuevo tu trabajo es impresionante Daniel, leo con especial atención estos últimos trabajos tuyos, ya que, como ya te comenté la semana pasada, Extremadura es mi tierra y me toca especialmente. Gracias. Un abrazo.

daalla dijo...

Earthman, con esta entrada termino de hablar de tu tierra. No porque esté ya todo dicho, ni mucho menos, porque estoy convencido de que podría seguir y no acabar. La lista de los horrores que los fascistas cometieron en Extemadura es muy larga. Y eso de los sucesos conocidos.Debe de haber muchos más esperando ver la luz.
Pero quiero seguir recorriendo España y contar otros muchos horrores, pues todo nuestro país fue convertido en una gran fosa común, en una inmensa prisión, en un extenso campo de concentración...
Ya lo verás en próximas entradas.
Un abrazo.

Loc@ dijo...

En este texto hablas de la tierra de mi madre, especial para mí por eso, por lo que de ella he visto y por muchas de sus gentes conocidas y/o amigas mías. Sabía lo de Badajoz, para nada lo de Fregenal, por donde estuve hace unos 4 años, en primavera, la mejor época para visitar Extremadura. Esto te lo recomendarán los propios extremeños.
Si no tienes inconveniente copio el texto y lo publicaré... creo que buena fecha sería el 17 de septiembre en Homenaje a ellos, la columna de los 8 mil. Mencionaré tu autoría, como siempre.
Besos (suelo verte en la página de naveganterojo. Jose para los iniciados)
PAQUITA

daalla dijo...

La tierra de tu madre fue especialmente "tratada" por los fascistas, Loc@. Extremadura fue una de las zonas donde triunfó la reforma agraria y, los oligarcas, los dueños de las tierras, se vengaron con una represión brutal.
Ya me avisarás cuando lo publiques. Seguimos viéndonos en la página de Navegante.
Saludos.

Rafa dijo...

Vamos... Que en rápido resumen, de los ocho mil, a lo mejor sobrevivieron dos mil "y gracias", ¿no...?

Daalla dijo...

Puede que ni siquiera tantos, Rafa. Nunca se sabrá el número exacto de los asesinados en un primer momento y de los que lo fueron después, una vez capturados.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...