.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: Los héroes del exilio (4). Francisco Ponzán, el camino de la libertad. http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

Los héroes del exilio (4). Francisco Ponzán, el camino de la libertad.


Cartel de homenaje a los "passeurs" del Pirineo, situado en la muga del Col de la Cuarde entre Aragón y el valle francés de Aspe. Pirineo de Luis
Tenía treinta y tres años. Aragonés, hijo de ferroviario, maestro… afiliado a la CNT desde muy joven, había combatido en el bando republicano como oficial y especialista en espionaje.

Como todos los miembros de los servicios secretos, era conocido por muchos nombres. "Paco", "Gurriato", "El gafas". Mi preferido, sin embargo, es “el maestro de Huesca”. Era Francisco Ponzán Vidal, uno de los más legendarios resistentes españoles que, durante la Segunda Guerra Mundial, organizaron desde Francia redes de evasión a España a través de los Pirineos.

Francisco Ponzán Vidal. Nacido en Oviedo en 1911, él siempre se consideró aragonés.Christie Books
Estas redes permitieron a miles de personas escapar del horror nazi y evitar así la deportación y la muerte. Pero como casi siempre, Ponzán es un desconocido en su propio país.

Al acabar la Guerra Civil pasó a Francia, estuvo unos meses en el campo de concentración de Vernet d’Ariège, de donde se escapó, y después se instaló en Toulouse. Desde ese mismo instante, empezó a tejer una organización de guías y pasadores que sacaba personas de España por el Pirineo. También ayudo a huir del país vecino a centenares de personas a cambio de dinero y armas con las que continuar la lucha contra Franco.

Cuando los alemanes ocuparon la Francia libre se establecieron a lo largo de toda la frontera con España. Inmediatamente ordenaron el despliegue de aduaneros y militares a fin de impermeabilizar los pasos fronterizos.

Cruzar la frontera nunca había estado exento de problemas. Desde aquel momento, a  la dificultad derivada de la orografía de la propia cordillera y de  las inclemencias meteorológicas, se unía la siempre temida delación seguida de la detención y la posterior repatriación al país de salida.

 Control alemán en la frontera de Le Perthus. Foro SGM
La estancia en el sur de Francia se convirtió en arriesgada y peligrosa, y los guías tuvieron que adoptar las máximas precauciones. Sortear la vigilancia se convirtió en su principal objetivo, por lo que se estudiaba hasta el último detalle de cada expedición y se abandonaban algunos itinerarios para pasar por otros menos vigilados.

Poco después del inicio de la Segunda Guerra Mundial, Ponzán entró en contacto con los servicios de inteligencia británicos y empezó a organizar, desde Toulouse y junto a su hermana Pilar, la más importante de las redes que facilitaban el paso de evadidos de Francia a España.

Se trataba de una amplia tela de araña que comenzaba en Bruselas y terminaba en Lisboa, tenía como centro Toulouse y se ramificaba hacia los Pirineos franceses y Andorra y, en la costa mediterránea, llegaba hasta Banyuls, muy cerca ya de la frontera española.

Croquis de los pasos terrestres y marítimos utilizados por el Grupo PonzánForo  SGM
Ponzán contó con la colaboración de sus contactos anarquistas españoles y sus hombres guiaban a los evadidos hasta los consulados del Reino Unido, Bélgica o Estados Unidos en Barcelona y Madrid, desde donde se les facilitaba el viaje hasta Lisboa o Gibraltar y la salida de la península hacia sus nuevos destinos.

El “Grupo Ponzán” era el último eslabón de la cadena Pat O'Leary, la más amplia e importante red de evasión, información y correo al servicio de la resistencia y los aliados entre 1940 y 1944. La red O'Leary tomó el nombre del pseudónimo por el que se conocía en los medios de la resistencia a Albert Guérisse, general de división y médico del ejército belga.

La labor del Grupo Ponzán dentro de la organización Pat O’Leary se centró mayoritariamente en recoger aviadores aliados que caían en suelo francés, ocultarlos y facilitarles una residencia, procurarles ropa, comida, asistencia médica y documentación falsa, para que después de cruzar los Pirineos pudieran regresar a territorio aliado vía Portugal y Gibraltar.

Además de ayudarlos a salir de Francia, el Grupo Ponzán facilitaba a los evadidos una impecable documentación falsa. En su casa de Toulouse había abundante material para realizar falsificaciones: matrices metálicas, sellos de administraciones, pasaportes, certificados de casamiento británicos, documentos oficiales, etc.

Piso franco alquilado por la Red Ponzán en Toulouse,  concretamente en el nº 42 de la Rue Limayrac, esquina con la Rue du Beau Soleil. Foro SGM
Todos los que le conocieron destacan  la enorme inteligencia y capacidad que demostró Francisco Ponzán en los años que estuvo al frente de esa extensa organización clandestina. Destacable fue también su tolerancia política y su convencimiento de que ayudando a los aliados éstos precipitarían después la caída del régimen de Franco.

Aquella Francia resistente era un mundo de sospechas y traiciones, de calumnias, de agentes dobles y de confidentes. Un complicado juego de estrategia en el que Ponzán, un hombre inteligente y calculador, se desenvolvía con increíble soltura.

Una de aquellas traiciones fue la causa de la detención de Ponzán en Toulouse en abril de 1943. El ir siempre desarmado le impidió hacer frente a la policía y tratar de escapar.

Documento firmado por el general Eisenhower, como comandante en jefe de las fuerzas norteamericanas en Europa,  por el que agradece a Francisco Ponzán su ayuda a los aliados. Tiempo de Historia

Nunca conoceremos los horrores que tuvo que soportar a manos de la policía política francesa primero y de la GESTAPO después durante quince meses de detención y de interrogatorios.

Sólo se sabe que el 17 de agosto de 1944, cuando ya se combatía en las calles de Toulouse por la liberación, los alemanes seleccionaron a medio centenar de rehenes de la prisión y los condujeron al bosque de Buzet-sur-Tarn, a unos 30 km al noreste de la ciudad.

Nadie sabe qué pasó en aquel bosque. Nadie sabe si cuando fueron arrojados a las hogueras encendidas por los alemanes ya habían sido fusilados o si fueron quemados vivos.

Sus cenizas fueron inhumadas en el cementerio de Buzet, donde un monumento perpetúa el recuerdo de Ponzán y de sus compañeros de infortunio.

"A nuestro hermano Francisco Ponzán Vidal, exiliado político español. Gran resistente, muerto por Francia el 17 de agosto de 1944 a la edad de 33 años". Placa en el cementerio de Buzet (Francia). Foro SGM
Francisco Ponzán recibió a título póstumo las más altas consideraciones por parte de los gobiernos aliados. La distinción de Su Majestad británica por "su valiente conducta y el servicio prestado" con el emblema de la Hoja de Laurel de la Corona y la "Medalla por la libertad" del Reino Unido, el grado de capitán de las Fuerzas Francesas, la Medalla de la Resistencia, la Cruz de Guerra y el "reconocimiento y la admiración de las naciones aliadas". Además del Certificado de Gratitud firmado por el presidente de Estados Unidos Dwight D. Eisenhower, que también recibió su hermana Pilar.

Este reconocimiento nunca le ha llegado de España.

 Uno de los cuadernos de Ponzán. Militares, científicos, políticos, gente de toda condición... salvó la vida gracias al trabajo de su Grupo. Foro SGM
De los cuadernos de Ponzán recuperados tras su muerte es posible conocer la identidad, y a veces incluso la fotografía, de 311 personas evadidas por su grupo, entre las que se encuentran militares de alta graduación y políticos, personalidades científicas, muchas familias judías y  perseguidos de toda condición social.

La bibliografía referida a la época sitúa la cifra de evadidos por el Grupo Ponzán en torno a las 3.000 personas. Es incontable el número de servicios de correo realizados por sus miembros, de los que cerca de un centenar fueron detenidos por la GESTAPO.

El Ayuntamiento de Toulouse le dedicó un paseo en su honor.

Homenaje de Toulouse a uno de sus héroes. Heraldo de Aragón

No se pudo, sin embargo, cumplir su deseo expresado en su testamento:

…Deseo que mis restos sean trasladados un día a tierra española y enterrados en Huesca, al lado de mi maestro, el profesor Ramón Acín, y de mi amigo Evaristo Viñuales...

Que su recuerdo sea una manera de devolver a Francisco Ponzán, el maestro de Huesca,  a su tierra…



Fuentes documentales 

Bibliografía 
ARA, J.C. Y GIL, F. (editores). La España exiliada de 1939. Actas del Congreso «Sesenta años después» (Huesca, 26-29 de octubre de 1999). Editado por IEA-IFC-Gobierno de Aragón, 2001.
PONS PRADES, E. Republicanos españoles en la Segunda Guerra Mundial. La Esfera de los libros, Madrid, 2003.
PONZÁN, P. Francisco Ponzán Vidal y la Red de Evasión Pat O'Leary. Tot Editorial, Barcelona, 1996.
TÉLLEZ, A. La Red de Evasión del Grupo Ponzán. Anarquistas en la guerra secreta contra el franquismo y el nazismo (1936-1944), Editorial Virus, Barcelona, 1996.  


Revistas  
- Cadenas de evasión españolas en la II Guerra Mundial. Tiempo de Historia, nº 24, 01-11-1976, pp. 27-37
 - Paco Ponzán o el beso del olvido. V.M. Juan Borroy, Qriterio Aragonés, nº 11, 06-08-2004.  

Prensa digital 
- Un oscense con calle en Toulouse. I. García. Heraldo de Aragón, 14-03-2011.
- Un héroe desconocido: Francisco Ponzán, “el maestro de Huesca”. C. Bravo. Diario del Alto Aragón, 27-11-2005.
- El muro de los Pirineos. J. Calvet, El País, 14-02-2010. 


Webgrafía 
- Le chemin de la liberté -route d'évasion en Espagne de la 2eme guerre mondiale. Ariège.com
- Militant, combattant, résistant… La tragique destinée d’un Républicain espagnol (parmi d’autres). La feuille Charbinoise   


Material audiovisual 
- Francisco Ponzán, el resistente olvidado. YouTube

12 comentarios:

buda dijo...

Desde luego que muchos no lo podrán olvidar,es asombroso lo que hizo este hombre y ya que aquí no se le ha dado el reconocimiento que se merece,debemos escribir su nombre para que el recuerdo,sea una manera de devolverlo a su tierra y que mejor forma que tu lo saques del olvido.

Un besico

RGAlmazán dijo...

Increible que gente como este héroe sean unos desconocidos en nuestro país. Así nos va. Una vergüenza más de esa Memoria Histórica hoy tan muerta como ayer, donde los protagonistas hasn sido olvidados para que nos olvidemos de la verdadera historia.

Salud y República

Caminante dijo...

Hacía bastante que no me pasaba por aquí. He leído tu historia sobre Ponzán, otro héroe del que nada sabía. Gracias por tu labor. Copio y enlazo a tu página. Te deseo lo mejor.
PAQUITA

Daalla dijo...

Queridos amigos, gracias por vuestros comentarios. Ponzán, como muchos otros, son desconocidos en su propio país. Si hubieran sido americanos, incluso ingleses, habría libros , películas y toda clase de documentos laudatorios para ellos, bien merecidos por otra parte.
Pero eran españoles, y encima republicanos...
Un abrazo a todos

Martine dijo...

Llego tarde y lo siento, pero en un país donde se juzga-para asombro del mundo entero- a un juez por querer hacer justicia, ya nada nos puede extrañar.
Je suis révoltée,outrée, Daniel.

Bisous de Selma

Daalla dijo...

Moi aussi, Martine. Nous tenons à manifester notre gratitude au Juge Baltasar Garzón, pour avoir agi en faveur du droit des
victimes à la vérité, à la justice et à la réparation, et ce non seulement en Espagne mais aussi au-delà des frontières.
Il est ainsi devenu un important promoteur du droit pénal international au cours de ces dernières années, raison pour
laquelle il jouit aujourd'hui d'une reconnaissance internationale.
C'est pour ça que tous ont fait part de leur perplexité.
Tous devons nous mobiliser pour le soutenir et dénonçer le “lynchage” judiciaire.
Bisous, Selma

severino el sordo dijo...

Traer la memoria de estas gentes es memoria historica y no los hechos que estamos viendo ultimamente,desgraciadamente,nos vemos.

Daalla dijo...

Lo que últimamente vemos, Severino, es una farsa. Hay que denunciarla en todos los foros posibles.
Nos vemos

verdial dijo...

Indudablemente tuvo que ser un hombre muy inteligente para llevar a cabo esa trama tan bien organizada. Es una pena que sus últimos meses fueran de tanta violencia y su final tan trágico, y sobre todo, que no pueda descansar donde deseaba, pero estoy segura de que en el corazón de todos los que lo conocieron (y los que no, como yo),sienten que desde allá donde esté se siente satisfecho con su quehacer.

Un abrazo

Daalla dijo...

Verdial, los que le conocieron hablan de su gran inteligencia y de lo gran persona que era, siempre tratando de unir y no de separar. Eso le valió la incomprensión de algunos.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Saludos, se olvidarán si no los recordamos y mantenemos vivos su memoria y sus valores.

Pepe

http://www.rojoynegro.info/articulo/memoria/memoria-francisco-ponz%C3%A1n

Daalla dijo...

Pepe, gracias por el comentario y por el artículo que aportas. Cosas así hacen falta para mantener vivo el recuerdo de gente como Ponzán.
Saludos.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...