.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: ¡Más que nunca...con Garzón! http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

¡Más que nunca...con Garzón!



 Nunca antes las víctimas de los crímenes del franquismo habían declarado en un tribunal español. El día 1 de febrero pudieron hacerlo.No era el contexto que hubieran deseado, porque no se iba a juzgar los crímenes que sus progenitores y ellas mismas sufrieron, sino la supuesta prevaricación del juez Baltasar Garzón por haber iniciado, sin competencia legal y obviando las leyes de Amnistía y de Memoria Histórica, unas diligencias sobre esos crímenes. 

 Fue pues, a pesar de todo, un momento histórico para los derechos humanos en este país. Pudieron relatar ante un tribunal cómo se llevó a cabo la desaparición de sus familiares y su infructuosa búsqueda. Es lo más cerca que han estado de la justicia que llevan reclamando más de 70 años. 

La Memoria Viva
Ésta es una de las muchas paradojas del juicio: la derecha pro-franquista que ha sentado a Garzón en el banquillo porque considera “un atentado al honor” de aquel régimen que se abra un procedimiento legal sobre sus crímenes, ha conseguido justamente lo contrario. Que los familiares puedan al fin ventilarlos en el tribunal y en toda clase de medios, tanto en España como en el mundo. 

España aparece en la  prensa internacional como un país con un sistema legal  en entredicho que ha iniciado un linchamiento judicial contra Baltasar Garzón, su juez más conocido, por haberse atrevido a investigar los crímenes del franquismo. El juez que abrió camino en el derecho internacional con la causa contra Augusto Pinochet se sienta ahora en el banquillo precisamente por intentar aplicar esta misma doctrina en España. 

Todas las crónicas periodísticas explican el juicio porque Garzón rompió un tabú y el pacto de silencio de los partidos sobre la guerra civil y la dictadura, pero sitúan el origen de la "caza de brujas" en el sumario Gürtel, el entramado  de financiación ilegal relacionado con el Partido Popular. 

El juicio a Garzón sería sobre todo una advertencia a sus colegas, en especial a los magistrados que quieren hacer de la justicia, en nombre de la democracia, un arma contra todas las corrupciones y manipulaciones. “No luches contra los poderosos porque éstos te destruirán”. 

La Memoria Viva
El interés del juez Varela por mejorar la acusación de los ultraderechistas de “Manos Limpias” ha puesto de manifiesto su falta de imparcialidad. Aunque el sentido de este juicio es la defensa de la impunidad para los crímenes cometidos por el franquismo, se cuidan mucho de mostrarlo así y por lo tanto se centran en la artimaña jurídica sobre prevaricación que el juez instructor  aconsejó al sindicato “Manos Limpias”.  

A pesar de todas las irregularidades de este proceso, personalmente considero que el juicio a Baltasar Garzón es una oportunidad única para juzgar los crímenes de la dictadura franquista. 

El juicio demostrará que existen razones más que suficientes para investigar la desaparición de más de 113.000 españoles, tal como denunciamos los familiares de las víctimas y las asociaciones memorialistas puesto que se trata de desapariciones y ejecuciones permanentes cuyos efectos son también permanentes mientras no aparezca la víctima. 

El juicio probará también la incapacidad de este país para hacer justicia, impidiendo el derecho de las familias a la verdad, a la justicia y a la reparación. Y que las leyes de amnistía o de punto final no tienen validez ante crímenes contra la humanidad o genocidio. 

Los familiares de las víctimas han rendido testimonios escalofriantes de lo que pasó durante una guerra que aplastó a la República, un régimen democrático, y durante los negros y largos años de la dictadura.  

Público
La derecha de este país siempre quiso ocultar lo que la historia sabe, evitar que los crímenes de Franco se hicieran públicos.  

Pero ha logrado justamente lo contrario haciendo que sea juzgado en su propio país el juez que extendió la jurisdicción universal a la persecución de delitos contra la humanidad. 

Por ello hago mías las palabras de esperanza de Carlos Slepoy, abogado especializado en Derechos Humanos, que presenta con diversas organizaciones argentinas una querella para que se juzguen los crímenes de la guerra civil y la dictadura españolas: "estamos cada vez más cerca del fin de la impunidad". 

Mucho le debemos a Baltasar Garzón. Gracias a gente como él los crímenes de tantas dictaduras contra los derechos humanos no han caído ni caerán en el olvido. 

Desde aquí rindo homenaje a su probidad, a su profesionalidad, a su independencia, a su coraje… 

¡Fuerza, Garzón! ¡Estamos contigo!









18 comentarios:

Martine dijo...

Por desgracia el lema: "Spain's different", nunca fue tan acertado..por la vergüenza, la infamia de esta diferencia.

Y como nunca:¡Fuerza, Garzón! ¡Estamos contigo!

Un bisou, Daniel.
Selma.

Noelplebeyo dijo...

aún es dificil creer que en este país un reducto esté fuera de toda justicia, que el resto se guíe por la envidia, la venganza o la simple visión de olvidar para no tener que reconocer que aquello fue de vergüenza. Los países civilizados lo hacen. Aquellos paletos, y con complejos, no

severino el sordo dijo...

Tu lo sabes,yo lo se,el lo sabe ,ellos lo saben pero molesta admitirlo en esta democracia tan "consolidada" por supuesto con Garzón,nos vemos.

buda dijo...

Emocionante el testimonio de los hijos y nietos de las victimas,si esto queda impune,apaga y vamonos
Hoy y más que nunca,la memoria sigue viva.

Animo Garzón,estamos contigo

Un besico

Jesús Herrera Peña dijo...

Hola Daniel.
Ahora que sacas a relucir el juicio al juez Garzón, quiero hablarte de algo que por pereza —no te he comentado en su día—, aunque estoy seguro de que no se te escapó de ver en la televisión española.
Se trata del programa Informe Semanal de TVE del sábado 21 de enero en donde abordan la cruel paradoja del triple juicio al juez. Para ti y para todo el que quiera ver al desaparecido luchador Jesús Pueyo Maistierra y a su esposa Ana, lo podrán ver entre los minutos de ese vídeo, 24:06 y 25:45.
Nada más.
Mi saludo y mi admiración por tu valiosísima tarea.

Antonio Rodriguez dijo...

Hoy The Times dedicaba su editorial al juicio contra Garzón, arremetiendo contra el tribunal que lo está juzgando.
Salud, República y Socialismo

RGAlmazán dijo...

No tengo más que decir de lo que tú dices. Me uno al homenaje a Garzón. Hoy, todos somos Garzón.

Salud y República

Daalla dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Entre todos conseguiremos que se consume la iniquidad que pretenden.

Por Garzón y por las víctimas.

Por los familiares.

Porque es de justicia.

Salud y República

El Pinto dijo...

Queden con su fe, queden con sus cruces, queden con su repugnancia chulería, queden los suyos en los altares y los otros en las cunetas. Quede su dignidad en los confesionarios, mendigos del perdón.

Daalla dijo...

El Pinto, que así sea...

Caminante dijo...

Por Garzón, por las víctimas, sus allegados y nosotros.


Abrazos: PAQUITA

Daalla dijo...

Por todos ellos, Paquita, aunque acabo de enterarme de la condena por lo de Gurtel y no sé si sentirse indignado o avergonzado.
Un abrazo

verdial dijo...

Indignante!. Ya llevo indignada mucho tiempo, pero ésto, y a estas alturas riza el rizo. Es una vergüenza, estamos retrocediendo 50 años.

Un abrazo Daniel.

Daalla dijo...

Verdial, mucho tenemos que luchar. De lo contrario, no sólo van a robarnos el pasado sino también el futuro.
Un abrazo

Gonzalo dijo...

Me parece increíble que aun hoy en día haya por el territorio español fosas comunes llenas de cadáveres sin identificar y sin investigar de que murieron basándose en la ley de amnistía, no se que tiene que ver la ley de amnistía con el derecho a un cadáver a que se le de una identificación, un examen forense y un enterramiento digno.

En cuanto a lo de Pinochet quien yo creo que tiene que tendría que haberlo juzgado es un tribunal internacional no un tribunal de un país, una corte internacional es más equitativa y su juicio seria más contundente y aceptable por la comunidad internacional, como por ejemplo la Corte Penal Internacional aunque esta no podría haber juzgado a Pinochet porque seguramente la mayoría de sus delitos sean anteriores a la fundación de esta corte en 1998. Sinceramente creo que el papel de Garzón esta en una corte internacional no en una nacional y dependiente de el tribunal superior de un país (creo que en casi todos los países hay derecho a recurrir sentencias al correspondiente Tribunal Superior)

Daalla dijo...

Gonzalo, parece increible sí, pero hoy, 76 años después de los primeros asesinatos llevados a cabo por los franquistas, la mayoría ejecutados por sus perros de presa en zonas de la retaguardia donde nunca se pegó un tiro, las fosas comunes exhumadas son un pequeño número comparado con las que faltan. Y eso, las conocidas, ya que el número de las fosas que aún se desconoce su localización es incalculable.

Aunque como dices la ley de amnistía no debería significar la negación de la exhumación de los restos y de su digno enterramiento, ni aun eso es visto con buenos ojos por la derecha de este país. Es comprensible, pues los muertos hablan, aunque parezca un contrasentido, y lo que digan será una descarnada acusación contra los antepasados de tantos que hoy quieren torpedear la paticoja ley de Memoria Histórica.

Yo creo que cada país tendría que poder juzgar a aquellos de sus ciudadanos que, como Pinochet, Franco y tantos otros sangrientos dictadores, han cometido en él crímenes contra la humanidad. Es su derecho y también su deber. Si no es posible, para ello está el Tribunal Penal Internacional, aunque también está cuestionado en ocasiones.

Ignoro cuál debería ser o será el papel de Garzón en esta nueva etapa de su vida. Lo que sí sé es que debería de llegar hasta la última instancia posible para denunciar la injusticia que su propio país ha cometido con él y para buscar una reparación que hoy parece imposible. El futuro dirá...

Mientras tanto, insisto...¡Más que nunca, con Garzón!

Gracias por entrar a comentar.

Gonzalo dijo...

En Chile Pinochet y muchos de sus secuaces fueron juzgados aunque claro las condenas nunca fueron ejemplares seguramente por la presión que el ejercito chileno aun ejercía en la democracia chilena. Es evidente que un país debe de juzgar a sus propio criminales y genocidas pero cuando estos actúan contra ciudadanos de otras nacionalidades, que es en lo que creo que se baso Garzón para juzgar a Pinochet, yo creo que lo mejor seria que fuesen juzgados por cortes internacionales en las que estuviesen jueces de países no afectados y fiscales de los países afectados.

Daalla dijo...

Tienes razón, Gonzalo. No es nada fácil que un país reconozca los crímenes de lesa humanidad perpetrados por sus antiguos dirigentes contra sus propios compatriotas. Y más aún que se atreva a juzgarlos y condenarlos.

Pero en mi opinión, la opinión de alguien iletrado completamente en asuntos jurídicos, conviene que se haga frente a los compromisos internacionales que se suscriben, para evitar que sean papel mojado.

Mientas esto ocurre, si es que alguna vez logra cumplirse, me parece muy bien que pueda haber jueces de otro país los que abran investigaciones aunque sólo sea por el hecho de que entre los asesinados o represaliados haya personas de la nacionalidad de dicho juez. Este fue, creo recordar, uno de los papeles que jugó Garzón en el caso de Chile: investigar la "desaparición" de espñaoles en el golpe de Pinochet.

La Corte Penal Internacional sería la más adecuada quizás, como dices, para juzgar estos hechos. Pero está muy mediatizada por los esfuerzos de los norteamericanos por impedir que ciudadanos estadounidenses acusados de genocidio, crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra puedan ser entregados a la misma. Esto es consagrar la impunidad puesto que si no se puede permitir juzgar a ciudadanos norteamericanos otros países seguirán, sin duda, el mismo camino.

Así que, en la práctica, seguimos necesitando que jueces como Garzón se mojen y le echen lo que hay que echarle para conseguir, muy de cuando en cuando, la condena de alguno de los muchos criminales contra la humanidad que aún campan por sus respetos.

Saludos

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...