.post blockquote { width:275px; margin: 10px 0 10px 50px; padding: 10px; text-align: justify; font-size:15px; color: #e1771e; background: transparent; border-left: 5px solid #e1771e; } blockquote { border-left:3px solid #CCCCCC; color:#776666; font-style:italic; padding-left:0.75em; } Fusilados de Torrellas: Franco: conspiración y asesinato. Nuevas investigaciones. http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

Franco: conspiración y asesinato. Nuevas investigaciones.

El general Amado Balmes, considerado por muchos el primer muerto de la G.C. El País

El año pasado, el historiador Ángel Viñas publicó "La Conspiración del General Franco". En este libro establece la tesis de que el comandante militar de Las Palmas, el general Amado Balmes, fue asesinado por orden de Franco, su inmediato superior.

En este blog nos hicimos eco en su momento (1) de unas investigaciones muy bien llevadas, que contestaban la versión del vuelo del Dragon Rapide contada por la historiografía franquista  y que afirmaban que la clave para los planes de Franco fue la muerte “providencial” del gobernador militar de Gran Canaria, Amado Balmes, por un disparo de su propia pistola.

A mucha gente le pareció una excentricidad que Viñas se centrara en un único asesinato y más teniendo en cuenta la posterior carrera del golpista Franco. Además, desde la publicación del libro ha sido atacado desde la derecha y la extrema derecha que no han ahorrado descalificaciones al mismo, "algunas tan absurdas como las que me piden un documento firmado por Franco con la orden para ejecutar al general Balmes”, como afirma el autor.

El general Balmes, según la versión de la historia oficial de la guerra de los vencedores, renovada hoy por los pseudohistoriadores revisionistas, habría fallecido a causa de un desgraciado accidente dos días antes de iniciarse la sublevación en Canarias, al disparársele una pistola cuando hacía prácticas de tiro y trató de desencasquillar su pistola apoyándola sobre su estómago.

Durante décadas, la muerte de Balmes, la ruta del Dragon Rapide, han alentado hipótesis desestimadas como locuras rencorosas por quienes detentaban el monopolio de la verdad oficial.

Recorrido del "Dragon Rapide", según la versión más extendida.  Comentando la actualidad
La causa accidental de su muerte ya había sido puesta en duda por algunos historiadores e incluso personajes de la época. El propio Francisco Franco Salgado-Araujo, primo y ayudante de Franco, duda en sus memorias de ese «accidente» tan oportuno y se inclina por un suicidio y hasta por un probable asesinato.

El libro de Viñas, fruto de una investigación exhaustiva en secciones recientemente desclasificadas de diversos archivos, aportaba argumentos decisivos para desmontar lo que aún es la versión canónica del 18 de julio de 1936.

El autor defendía que la muerte de Balmes fue un asesinato dentro de un complot maquinado por Franco para garantizar el triunfo de la sublevación en Las Palmas. No habría sido, pues, circunstancial la llegada desde Tenerife el 17 de julio a Las Palmas de Franco para asistir al sepelio del general fallecido. Lo que le dio, así, la oportunidad de apoyar la preparación de la sublevación en Las Palmas y de viajar a Tetuán para ponerse al mando del ejército sublevado de Marruecos en el «Dragon Rapide», el cual le esperaba en el aeródromo de Gando.

Viñas aportaba también serios indicios de que algunos servicios o, al menos, algunos servidores de la Inteligencia británica estaban al corriente, si no implicados en la conspiración.

Para curarse en salud, Viñas no señalaba con el dedo al autor material del asesinato de Balmes para no acabar en los tribunales, denunciado por algún heredero que podría exigir una orden por escrito de una operación golpista que, como no podía ser de otra manera, había sido secreta.

 El diario ABC explicó el "accidente" de Balmes, subrayando el viaje de Franco a Las Palmas. Lo que no cuenta el periódico es que el avión Dragon Rapide que llevará al general hasta Tetuán ha sido contratado por su corresponsal en Londres, Luis Antonio Bolín. Era un encargo del propio director y propietario de ABC, Juan Ignacio Luca de Tena, otro de los grandes conspiradores del golpe que derivó en guerra civil. El financiero -antes contrabandista- Juan March apoya económicamente esa operación como otras de la sublevación y la guerra civil. Imagen y pie de foto: El foro de todos
Sin embargo, recientemente ha publicado una versión ampliada sobre su teoría sobre el homicidio de Balmes, en la que  cerca al asesino con detalles claves recopilados en los archivos militares.

Esta segunda entrega se adentra en la hoja de servicios del asesino, cuyo nombre se niega a desvelar el historiador por consejo de sus asesores legales. La identidad del mismo, un oficial de la guarnición militar de Las Palmas,  se encuentra sin embargo entre las páginas de la obra. El autor afirma que es fácil deducir su filiación, la filiación del individuo  que guardó el secreto que más podía desestabilizar al "generalísimo": ordenar el sacrificio de un compañero de carrera. Y además, aún en tiempo de paz.

Entre los problemas operativos con que Franco tropezó figuraba la eventual reacción de la poderosa guarnición de Las Palmas, que comandaba Balmes, viejo conocido suyo, ante el llamado "alzamiento nacional". Franco ya había tanteado a Balmes en mayo y se había entrevistado secretamente con él a principios de julio sin lograr convencerle. Esto “obligaba” a eliminarle.

El caso es que  el encargado de hacerlo, varios días después del alzamiento viajó para encontrarse con Franco, que le encomendó misiones especiales de contacto con los levantados en el Sur de España... Siempre en deuda  con su agente especial, el dictador no dejaría de protegerle ni de encomendarle incluso responsabilidades políticas.

Entierro de Balmes en Las Palmas. Estudios Melillenses
El mayor mérito de la obra de Viñas es que desmonta la mistificación que los historiadores franquistas construyeron sobre el alzamiento del 18 de julio y su mitología de la salvación de la Patria. Siempre presentaron a Balmes como un decidido partidario de la sublevación. Incluso se le imputó la extraña costumbre de desencasquillar la pistola apoyándola en el bajo vientre.

Ambas fantasías se contradicen al conocer que su esposa, tras el fallecimiento, tocó en muchas puertas para obtener como pensión el sueldo completo que le correspondía a Amado Balmes como general. La reclamación llevó a la incoación de un expediente que obtuvo resultado denegatorio, bajo el argumento de que la muerte había tenido como único responsable al fallecido, y por tanto no tuvo lugar en acto de servicio. No será hasta 1942, seis años después del trágico final del general, cuando la administración militar acepta la reclamación.

El desprecio a la viuda del general, no sólo cuestiona la divulgada generosidad de Franco con los suyos sino que también exhibe su ansiedad por enterrar un episodio muy espinoso para él. Más bien parece la venganza contra la viuda de un militar que no se plegó a las exigencias de Franco de secundar su golpe contra la República, es decir, por ser un desafecto a la sublevación.

 Se extiende la rebelión. Las noticias de la sublevación en África han llegado a toda España. En Madrid, la prensa republicana lo cuenta como un hecho aislado. Imagen y pie de foto: El foro de todos
En cuanto a la versión oficial  del “accidente” con la pistola es risible de puro disparatada. Parte del  enigmático deseo de Balmes de ir a comprobar en solitario, con la única compañía de su chófer, el funcionamiento de varias armas. Allí, en el campo de tiro, se encasquilla una de las pistolas. Al intentar corregir la anomalía la apoya en el estómago, y se le dispara. La acción resulta mortal de necesidad. Su maniobra, absolutamente estúpida y sospechosa para un militar con su experiencia.

La auténtica verdad sobre la muerte de Balmes y los prolegómenos de la guerra civil ha estado sepultada bajo toneladas de polvo y de mentiras. Pero poco a poco va encontrando su camino para aflorar a la superficie.

Trabajos como el de Ángel Viñas, desmontando la espesa capa de equívocos que han envuelto durante décadas el “episodio germinal de la guerra civil”,  son impagables.


NOTAS

(1) Ver "Franco:conspiración y asesinato", publicado el 4 de septiembre de 2011.


Fuentes documentales

Bibliografía

RUEDA, A. Vengo a salvar a España: biografía de un Franco desconocido.  Nowtilus, Madrid, 2011.
VIÑAS, A. La conspiración del general Franco (edición revisada y ampliada). Y otras revelaciones acerca de una guerra civil desfigurada. Crítica, Barcelona, 2012. 

Revistas de Historia 

- "La trama. La muerte de Balmes. El secreto que Franco se llevó a la tumba". La Aventura de la Historia, nº 152 (2011), pp.56-61.
- "13-19 de julio de 1936. La semana más sangrienta". X. Casals. Clío: Revista de Historia, nº 117, 2011, pp. 23-33.  

Prensa digital 

- "16 julio 36: "extraño" accidente del general Balmes". A. Viñas. El País, 16-02-2012.
- "Ángel Viñas cerca al asesino de Balmes". J. Durán. La Provincia, 17-02-2012

11 comentarios:

Antonio Rodriguez dijo...

ES mucho mas creible que Franco liquidara a un militar incomodo, que éste cometiera el infantil error de desencasquillar una pistola poniéndose el cañon en el estomago.
Salud, República y Socialismo

buda dijo...

Desconocía esta historia,como tantas otras,gracias por sacarlas a la luz .

Un besico

Noelplebeyo dijo...

no sería de extrañar que un ser tan vil fuese objeto de sus semajantes

RGAlmazán dijo...

No tenía ni idea de esta historia, pero no me extraña en absoluto la versión de Viñas. Sabiendo como era el carnicero Franco y conociendo al historiador Ángel Viñas, no tengo la menor duda de que lo que dice es verdad.
Salud y República

Daalla dijo...

La profesionalidad de Viñas, unida a la reacción de la derecha ante sus libros, y concretamente ante éste, prueba que no debe ir muy desencaminado. Algún día no muy lejano se les desmontará la parafernalia mística del "glorioso alzamiento".
Gracias a todos por vuestros comentarios

severino el sordo dijo...

Supongo que no dudo en cargarselo"daños colaterales" pensaria,nos vemos.

Daalla dijo...

Seguramente ni eso, Severino...
Nos vemos

Caminante dijo...

Te comunico que hoy he publicado tu texto...

febrero 22, 2012. Héroes del exilio. Francisco Ponzán... (+ Daalla)

COPIADO de la página fusiladosdetorrellas.blogspot.com/2012/01/los-heroes-del-exilio-4-francisco.html Trabajo elaborado por Daalla, publicado en 22 de enero de 2012 (Más FOTOS y la BIBLIOGRAFÍA en el enlace)
Los héroes del exilio (4). Francisco Ponzán, el camino de la libertad (...)

Aprovecho para dejarte este enlace que acabo de recibir http://periodismohumano.com/sociedad/educacion/protestas-por-la-actuacion-policial-contra-menores-en-valencia.html

Un abrazo: PAQUITA

Daalla dijo...

Gracias, Paquita. Voy a ver tu enlace enseguida. He recibido noticias de que la policía tiene órdenes de infiltrarse para provocar incidentes y así dar motivos a los antidisturbios para intervenir y justificación al gobierno. Vergonzoso.
Un abrazo

verdial dijo...

Tampoco yo conocía esta historia, pero sabiendo como era el Caudillo, no pongo en duda la versión de Viñas. Estoy completamente segura que está en posesión de la verdad.

Cuantas historias habrá así.

Un abrazo

Daalla dijo...

Verdial, lo malo es que no hay documentos que lo prueben, como es natural, pero Viñas ha encontrado suficientes pruebas como para acusar al autor material que seguro que actuó por órdenes de Franco.
Un abrazo

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...